Home

Nación

Artículo

Junior vs Libertad / Copa Sudamericana
Junior vs Libertad / Copa Sudamericana - Foto: Conmebol

judicial

Ídolo del Junior de Barranquilla ganó batalla jurídica por tener su pensión

El equipo tiburón no aportó a pensión durante diez años al exfutbolista Fernando Fiorillo de la Rosa.

Tras un largo proceso, la Sala Laboral del Tribunal Superior de Barranquilla le ordenó al Club Deportivo Popular Junior F.C.S.A. de Barranquilla pagarle la pensión a Fernando Fiorillo de la Rosa, uno de los jugadores destacados del cuadro tiburón entre 1976 y 1986, logrando los campeonatos nacionales de 1977 y 1980.

En la acción judicial, el exjugador reseñó que cuando empezó el respectivo trámite para obtener su pensión de vejez, la entidad encargada le manifestó que el Junior no había hecho los respectivos aportes. Sorprendido por ese dato, el exfutbolista le preguntó directamente al club, pero la respuesta lo dejó más impactado.

En respuesta al derecho de petición se indicó que los archivos de esa época se habían quemado, así sin más, sin darle fechas exactas o el momento en el que se presentó el suceso. Frente a esto, presentó una demanda con el fin de reclamar sus derechos y que se le reconociera su pensión.

En 2018, el exfutbolista aseguró que, pese a estar afiliado a un fondo privado de pensiones, el monto de la misma dependía del capital ahorrado, hecho por el cual los diez años que no aportó Junior se iban a ver claramente reflejados.

Tras no llegar a una conciliación con el club en 2018, el proceso continuó su respectivo trámite. El juzgado quinto laboral del circuito de Barranquilla le dio la razón y avaló sus pretensiones, sin embargo, el club barranquillero apeló por lo que pasó a conocimiento del Tribunal.

Después de revisar los elementos materiales probatorios, se determinó que en efecto se había presentado un considerable incumplimiento en el pago de los aportes a pensión por el club, hecho por el cual se confirmó el fallo que le ordenó pagar los aportes de la pensión por el tiempo en el que estuvo vigente el contrato.

El documento indica que estuvo vinculado al club en dos oportunidades, esto es, entre el primero de enero de 1976 al 31 de 1981, y entre el primero de enero de 1983 y el 31 de diciembre de 1985. Con el fallo en firme se deberá ahora adelantar todo el proceso de liquidación, el cual deberá tener en cuenta los intereses de mora, los aportes a pensión y el ajuste con el salario mínimo legal vigente.

El exfutbolista tiene otro proceso similar contra el Deportivo Independiente Medellín (hoy El Equipo del Pueblo S.A.) –club en el que militó por dos años- por las fallas en el pago de los aportes a la pensión. Así como contra Colpensiones con el fin que le reconozcan su mesada.

Fiorillo de la Rosa, después de ponerle punto final a su carrera en el Atlético Bucaramanga, inició sus estudios de Medicina en la Universidad Libre. Posteriormente, se especializó en Gerencia de Servicios de Salud.

En repetidas oportunidades los jugadores profesionales en Colombia han reclamado por la falta de una regulación para el pago de las pensiones, advirtiendo que muchos de ellos no cuentan con esto pese a que la ley lo obliga.

Debido a la falta de información y acceso, los futbolistas desconocen el trámite pensional, hecho por el cual, cuando finaliza su carrera y cumplen la edad correspondiente no cuentan con una pensión, por lo que se tienen que dedicar a otras labores.