nación

Judicializan a tres personas señaladas de comercializar cerca de 200 kg de tortuga marina

La Fiscalía indicó que los tres procesados estarían involucrados en la caza, sacrificio y venta de la carne.


Tras un trabajo articulado entre la Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional, fueron capturados en Maicao, departamento de La Guajira, tres presuntos traficantes y comercializadores de especies vitales para los ecosistemas marinos, como las tortugas.

De acuerdo con el ente acusador, los dos hombres y una mujer fueron capturados en dos establecimientos de comercio en Maicao, donde les encontraron cerca de 200 kilogramos de tortuga carey y verde.

La Fiscalía indicó que tras ese hallazgo, los detenidos serían los auspiciadores de la caza sistemática de tortugas en las costas de la Alta Guajira, y su posterior venta en diferentes municipios para ser ofrecida la carne en restaurantes como un plato exótico.

“Las dos especies encontradas en los procedimientos, carey y verde, son protegidas por convenios y convenciones internacionales a las que se adhirió el Estado colombiano y son parte de la lista roja de animales en peligro de extinción, por lo que está prohibida la aprehensión, tráfico y cualquier actividad con fines comerciales”, resaltó la Fiscalía.

Además, la Fiscalía recordó que el daño ocasionado con la captura indiscriminada de las tortugas es incalculable, teniendo en cuenta que son las encargadas de limpiar los corales y los ecosistemas marinos, y contribuyen a su conservación.

Ante estos hechos y la abundante evidencia material y científica que obtuvieron los investigadores, un fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos imputó a los capturados el delito de aprovechamiento ilícito de los recursos naturales renovables.

Los judicializados fueron: Divina Luz Vanegas Alarcón, Juan Alberto Romero Montes y Jorge de Jesús Cotes Parejo. Algunas de estas personas, según la Fiscalía, tendrían procesos activos por delitos ambientales.

En septiembre del presente año, la Secretaría de Ambiente de Bogotá y la Policía Nacional descubrieron diez bultos que contenían 3.493 aletas de tiburón, que delincuentes planeaban traficar desde el aeropuerto El Dorado hacia Hong Kong. Para obtener ese número de aletas, entre 900 y 1.000 animales de diferentes especies tuvieron que ser sacrificados.

Autoridades se incautan de 3493 aletas de tiburón que iban a ser enviadas a Hong Kong desde el aeropuerto El Dorado
Parte de las aletas de tiburón incautadas por las autoridades. - Foto: Secretaría de Ambiente de Bogotá

Además de aletas, las autoridades dijeron en ese momento haber encontrado 117 kilos de vejigas natatorias de pez que estaban embaladas en 10 cajas, que también iban a ser exportadas de manera ilegal. Las personas detrás del negocio ilícito movilizaron el material como si fuera una encomienda por el muelle de carga del aeropuerto.

De acuerdo con autoridades del Distrito, después de realizar las revisiones por los detectores electrónicos, funcionarios de la secretaría y la Policía Ambiental y Ecológica identificaron que cinco de los bultos recuperados tenían vejigas de pez en su interior, mientras que los otros cinco restantes contenían aletas de tiburón.

Aparentemente, la encomienda, que no tenía salvoconductos ni documentos que validaran su movilización, fue despachada por vía terrestre desde Roldanillo, en Valle del Cauca, hasta la capital del país, para posteriormente ser enviada hacia China. El remitente había declarado ante la empresa transportadora vejigas natatorias de pez, pero las autoridades encontraron que en su contenido se hallaban otras especies, lo que encendió las alarmas.

Carolina Urrutia, secretaria de Ambiente, dio a conocer en ese entonces que la compañía de encomiendas fue precisamente la que alertó a las autoridades. “La Dijín está tomando muestras para determinar exactamente qué especies eran”, sostuvo la funcionaria.

Autoridades se incautan de 3493 aletas de tiburón que iban a ser enviadas a Hong Kong desde el aeropuerto El Dorado
Embaladas en cajas estaban las 3493 aletas de tiburón que iban a ser enviadas a Hong Kong desde el aeropuerto El Dorado. - Foto: Secretaría de Ambiente de Bogotá