política

La incertidumbre del uribismo a 13 días de las elecciones

Oficialmente, el partido no respaldará a ningún candidato presidencial, pero es claro que todo el Centro Democrático apoya a Federico Gutiérrez.


En 13 días los colombianos acudirán a las urnas a la primera vuelta presidencial. Sin embargo, como están las cosas, el Centro Democrático, el partido de gobierno, no jugará de frente en la contienda política, al menos hasta el 29 de mayo.

La casa política del expresidente Álvaro Uribe sigue hermética frente a un posible respaldo presidencial, y aunque hasta hace algunas semanas gran parte de las bancadas exigían a las directivas tomar partido y respaldar a Federico Gutiérrez, del tema ya poco se habla en la colectividad.

El 99 % del partido está respaldando la candidatura de Fico Gutiérrez, aunque hay algunos sectores que están marginados, como el que lidera la senadora Paloma Valencia.

Ella, por ahora, le hace campaña a quien le haga contrapeso a Gustavo Petro, pero no ha dicho oficialmente que acompaña al exalcalde de Medellín.

De resto, la totalidad de la colectividad hace campaña por su cuenta, de frente, desde las regiones y sin un direccionamiento claro del expresidente Álvaro Uribe.

María Fernanda Cabal acompañó una masiva jornada de Fico Gutiérrez en Cali hace dos semanas; Ernesto Macías mueve al uribismo en el Huila en favor del candidato; Fernando Nicolás Araujo se pasea Bolívar promoviendo a Gutiérrez; Honorio Enríquez busca votos en el Magdalena; Edward Rodríguez, en Bogotá; Paola Holguín, en Antioquia, entre otros.

Uribe se ha mantenido al margen y ni siquiera sus más cercanos asesores le han escuchado mencionar alguna palabra o frase frente a las presidenciales.

Él es respetuoso y tiene claro que así como en años anteriores su papel fue protagónico y decisivo en el escenario político, hoy teme que su abrazo juegue en contra de alguno de los candidatos de la derecha o centroderecha y le pavimente el triunfo a Gustavo Petro, su principal contradictor político.

Uribe, hasta la semana en que la justicia decidió que su proceso por supuesta manipulación de falsos testigos no se archivara, tenía claro que saltaría al ruedo político, pero con la decisión en su contra, no tuvo otra alternativa que quedarse quieto.

Este miércoles, el comité político del Centro Democrático se reunirá nuevamente en Bogotá para examinar cuál será el futuro del Centro Democrático. Los senadores Miguel Uribe, Paloma Valencia, María Fernanda Cabal, Alirio Barrera, entre otros, discutirán nuevamente el rumbo de la colectividad.

Este combo de congresistas uribistas se reúnen todos los miércoles en busca de examinar salidas, pero aún no toman una decisión esperando que sea el propio expresidente Uribe el que oriente el paso a seguir.

La razón a la falta de decisión recae exclusivamente en que el Centro Democrático quiere entregar un respaldo, pero buscando sumar en el escenario político. De lo contrario, la casa política prefiere quedarse quieta, como lo dijo en su momento a SEMANA el senador Alirio Barrera.

Prueba de que el Centro Democrático ya está con Federico Gutiérrez es que el candidato presidencial escogió al senador electo del uribismo, Miguel Uribe, como su jefe de debate en Bogotá, una zona que el exsecretario de Gobierno conoce como la palma de su mano. Miguel Uribe forma parte del comité político del partido, encargado de decidir, en parte, el respaldo presidencial.

SEMANA conoció de parte de algunos congresistas que esperan que desde la campaña de Federico Gutiérrez se tome la decisión sobre si ven o no conveniente que el Centro Democrático se adhiera a la campaña del antioqueño, o al contrario, el partido siga en silencio, mientras sus congresistas avanzan desde las regiones en la consecución de los votos.

De hecho, un anuncio protocolario no es tan importante como sí lo es el compromiso de la totalidad de sus senadores y representantes que en las elecciones del 13 de marzo se alzaron con más de 1.892.000 electores.

Como están las cosas, es casi imposible, al menos por ahora, que el partido abrace a Federico Gutiérrez. Sin embargo, su militancia y congresistas ya están en dicha campaña política.