nación

MinInterior se reunirá con la campaña de Federico Gutiérrez por amenazas de muerte en su contra

En un panfleto, las Águilas Negras amenazaron a varios integrantes de la campaña presidencial de Fico.


SEMANA conoció por medio de altas fuentes que el Gobierno nacional adelantará una reunión con la campaña presidencial de Federico Gutiérrez luego de que se revelara un panfleto de las Águilas Negras en el que amenazaban de muerte al candidato presidencial del Equipo por Colombia.

En ese papel la organización criminal también extendió las intimidaciones a Luis Felipe Henao, jefe de debate de la campaña de Gutiérrez, al exalcalde de Bogotá Enrique Peñalosa y al alcalde encargado de Medellín, Juan Camilo Restrepo.

En ese orden de ideas, el ministro del Interior, Daniel Palacios, sostendrá una reunión con la campaña de Fico Presidente para evaluar el riesgo de seguridad del candidato presidencial de cara a las elecciones del próximo 29 de mayo.

Al término de ese encuentro, del cual aún no se ha definido la fecha, se evaluará la posibilidad de reforzar la seguridad de Federico Gutiérrez, que viene adelantando una extensa gira nacional en varias regiones del territorio colombiano.

Una medida similar adoptó el Gobierno nacional luego de que se conocieran las denuncias desde la campaña del candidato presidencial del Pacto Histórico, Gustavo Petro, sobre un supuesto plan para atentar contra su vida, al parecer por la estructura criminal conocida como La Cordillera.

Fuentes de la campaña presidencial de Federico Gutiérrez le indicaron a SEMANA que las amenazas en contra del aspirante de parte de las Águilas Negras fueron denunciadas ante la Fiscalía General de la Nación y la Policía para que se inicien las respectivas investigaciones.

Ojo con la seguridad de Fico

Cabe anotar que hace varios días el expresidente Álvaro Uribe, quien pocas veces ha pronunciado el nombre de Federico Gutiérrez en esta carrera por la Casa de Nariño, hizo referencia al aspirante.

En ese sentido, el pasado 9 de mayo Uribe escapó a los cálculos políticos para lanzar una advertencia en la red social Twitter: “Ojo con la seguridad del doctor Federico Gutiérrez, información seria nos llega a quienes hemos sufrido tantos atentados”.

En esa oportunidad, el excongresista Uribe no dio nombres ni entregó mayores detalles de la información que posee, pero no hay duda de que el expresidente es uno de los dirigentes políticos más informados en el país y seguramente dicha información ya está en manos de los organismos de seguridad en Colombia.

Sumado a ello, el anuncio del exmandatario se da justo en medio de uno de los momentos más tensos de la competencia presidencial, donde han saltado a la vista de la opinión pública jugadas sucias, denuncias, noticias falsas, audios y hasta intentos de infiltración a las campañas, como el que denunció el fin de semana pasado Federico Gutiérrez.

Fico aseguró en su momento que Michael Colmenares, ciudadano venezolano, pretendía infiltrar su campaña y enlodar su nombre. Este hombre, según se conoció, tendría nexos con estructuras armadas ilegales asentadas en Colombia y Venezuela, un tema que, sin duda, preocupa a los asesores del candidato paisa.

El mensaje de Uribe también se registró justo después de conocerse unos audios telefónicos en los que Wílmer Antonio Giraldo, alias Siopas, al parecer uno de los principales cabecillas del Clan del Golfo, le pide a su familia votar por Gustavo Petro y le informa que “hay plazo hasta mañana para registrar la cédula”.

En ese material, al parecer con la voz del subversivo, fueron rechazados de manera contundente por el candidato presidencial Gustavo Petro y su jefe de debate, Alfonso Prada. “No aceptamos el apoyo de bandas criminales”, enfatizó el candidato de la izquierda.

Más allá de donde provenga esa información que tiene el expresidente Álvaro Uribe, lo importante es que así como se le redobló la seguridad necesaria a Gustavo Petro ante sus amenazas de muerte, cuyo contenido el país no conoció, también es importante que se le preste atención a la protección del candidato de la centroderecha.

Finalmente, en medio de una campaña política en la que han primado las jugadas sucias y la guerra en redes sociales, el Estado debe garantizar la seguridad de todos los candidatos presidenciales independiente de su ideología política.