nación

No había ningún bazar: Ejército responde a polémica por operación que dejó 11 muertos

Pobladores del Putumayo, donde se llevó a cabo la ofensiva de las tropas, denunciaron que entre los muertos había civiles que no tenían nada que ver con las disidencias de las Farc. La Fiscalía investiga.


Toda una polémica se formó en torno a la operación militar que desarrolló en las últimas horas el Ejército en el departamento del Putumayo y que dejó 11 personas muertas y cuatro capturadas. El lío se dio porque aunque desde las Fuerzas Militares aseguran que se trató de un combate con una fracción de las disidencias de las Farc, los pobladores de la zona aseguran que las tropas irrumpieron cuando se desarrollaba un bazar, generando la acción violenta.

En diálogo con SEMANA, el general Juan Carlos Correa, comandante de la División de Asalto Aéreo del Ejército, indicó que la operación se construyó luego de las alertas tempranas que recibieron la Defensoría del Pueblo y de la propia comunidad, en donde alertaban que había unos fuertes enfrentamientos entre la estructura Carolina Ramírez y el Frente 48 de las disidencias de las Farc, conocidas como Comandos de Frontera.

El alto mando militar aseguró que las tropas se insertaron en la selva con el objetivo de capturar a alias Bruno, quien es el cabecilla financiero de los Comandos de Frontera, cuando se desató el fuerte combate.

“Hay una alerta temprana donde la Defensoría del Pueblo dice que hay una amenaza en esa región, donde dos estructuras se están peleando entre sí, la Carolina Ramírez y la Estructura 48, Comandos de Frontera de la Segunda Marquetalia”, explicó el general Correa.

Agregó el oficial que, tras varios trabajos de inteligencia militar, se logra identificar e individualizar al cabecilla financiero de la Estructura 48, conocido bajo el alias de Bruno.

“Se lanza esta operación conjunta, interinstitucional con la Fuerza Aérea, la Armada y con la Fiscalía General de la Nación; es una operación legítima, hacia un blanco legítimamente identificado e individualizado como alias Bruno, jefe de finanzas de la Estructura 48 y por quien hay una orden de captura vigente. Esta operación nace con el objetivo de capturar a esta persona”, añadió el alto mando militar.

Reconoció el general Correa que los presuntos disidentes de las Farc reaccionaron de manera violenta con disparos de arma de fuego cuando notaron la presencia de las tropas.

De esta manera, el general Correa negó que en el lugar se estuviera desarrollando un bazar y que las tropas ingresaron disparando contra las personas que se encontraban en el sitio.

“Se hace una infiltración de por lo menos 10 días, en donde nuestros hombres llegan al área donde estaba la estructura y el lunes en la mañana a las 6:30 me reportan que están en combates; con fuego nutrido están atacando desde diferentes partes, intentamos entrar los helicópteros, pero por el clima no se puede y se solicitó el apoyo de la Armada, pero los combates duraron cerca de una hora”, añadió el alto mando.

Una de las hipótesis que maneja el Ejército sobre la intensidad de los combates, indica que la Estructura 48 creyó que los estaban atacando los integrantes de la Carolina Ramírez, con quien sostienen guerras por dominio del territorio.

“Cuando llega el equipo fluvial y los helicópteros bajan la intensidad de los combates es cuando se dan cuenta que es la Fuerza Pública. Cuando nos ven cambian su sistema, algunos salen corriendo, tiran las armas y cuando el helicóptero entra, le disparan, lo atacan, y en el área de operación se desembarca el equipo de policía judicial”, explicó el general.

En medio de los enfrentamientos resultó herido un soldado, quien se encuentra en el Hospital Militar de Bogotá, y entre los capturados se reportó una menor de edad en estado de embarazo. Según el general Correa, algunos de los civiles que se encontraban en la zona atacaron a la Fuerza Pública con armas de fuego.

Sobre si todos los muertos de la operación militar pertenecían a las disidencias de las Farc, el general Correa dijo que será la Fiscalía la que en su proceso de identificación de los fallecidos determine si estaban vinculados a las disidencias de la Segunda Marquetalia.

Explicó que las muertes se produjeron en desarrollo de un combate, cuando se iba a ejecutar la captura de alias Bruno.