salud pública

¿Qué se puede hacer y qué no en Bucaramanga a partir del 1 de septiembre?

En la capital santandereana continuará el pico y cédula de dos dígitos, y a partir del 8 de septiembre se reactivarán iglesias, restaurantes y gimnasios que previamente se inscriban y cumplan los requisitos.


En la nueva etapa de la pandemia, Bucaramanga y su área metropolitana continuarán con la reactivación económica de manera gradual. No todas las restricciones se levantaron, debido a que la ciudad todavía se encuentra en alerta por los contagios, a diferencia de otras capitales donde el pico de la pandemia ya pasó. Por eso, han dicho las autoridades, se mantendrá el pico y cédula de dos dígitos para servicios bancarios, comercio y abastecimiento.

También continuará el toque de queda, pero ampliado, es decir, comenzará a las 9 de la noche y terminará a las 5 de la mañana de lunes a domingo, lo que significa que no habrá restricción absoluta los domingos. En ese horario también se mantiene la ley seca.

Se reactivó el transporte intermunicipal, por lo cual las personas podrán transitar en su vehículo privado o acudir a la terminal de transportes terrestres de Bucaramanga, que a partir de este primero de septiembre funcionará nuevamente las 24 horas. Sin embargo, la ocupación en cada vehículo podrá ser máximo del 50 por ciento. El alcalde Juan Carlos Cárdenas aclaró que en caso de que se trate de familias podrán sentarse unos al lado de otros. Los pasajes se pueden comprar ‘online‘, por Telepasaje o en las taquillas.

El transporte en el área metropolitana también se extenderá. Metrolínea, el sistema de transporte masivo de la ciudad, informó que extenderá su operación hasta las 9 de la noche, momento en el que inicia el toque de queda. "Esto les permitirá a los ciudadanos contar con el servicio por más tiempo para sus viajes de regreso. Invitamos a la comunidad a usar el transporte legal”, aseguró la gerente encargada Emilcen Jaimes Caballero.

Foto: Área Metropolitana de Bucaramanga.

Las iglesias, los restaurantes y los gimnasios también se preparan para su reapertura, pero esta no será inmediata. Del 1.° al 7 de septiembre iniciará el proceso de registro en http://emergencia.bucaramanga.gov.co para recibir el aval. Sin embargo, la Alcaldía advirtió que en las zonas de atención especial, es decir, las que tienen mayor nivel de contagio, el proceso será más dispendiosoy recibirán la visita de la Secretaría de Salud. Se trata de los barrios Kennedy, San Rafael, Girardot, Alfonso López, Centro, La Aurora, Bucaramanga, Mutis y Campohermoso.

El alcalde Cárdenas explicó que la decisión de permitir la reapertura de estos establecimientos a partir del 8 de septiembre también pretende darle más tiempo a la ciudad para evitar el colapso en las UCI. Actualmente Bucaramanga tiene 205 UCI y se espera que lleguen 50 UCI más para todo el departamento. “Estos días van a servir para poder tener el personal para las UCI, ir avanzando en la toma de muestras y el rastreo selectivo en los diferentes barrios de la ciudad”, dijo el alcalde.

Además del protocolo de desinfección y distanciamiento en los gimnasios y restaurantes, el alcalde precisó que las personas que quieran acudir a estos lugares deben ir con previa reserva para cumplir con los aforos y evitar aglomeraciones. Los bumangueses podrán hacer deporte de manera individual y los deportes de contacto quedan en espera. En cuanto a las zonas comunes de los conjuntos, continuarán cerradas las piscinas y las zonas húmedas y de juego.

Los colegios oficiales y privados continuarán con trabajo académico en casa durante septiembre, según la circular 155, que deben seguir los directivos de las instituciones. “La medida adoptada por la Administración Municipal está respaldada por las recomendaciones que hace el comité epidemiológico de cara al comportamiento de la pandemia, procurando siempre la contención del contagio y preservar la salud y la vida de los niños y adolescentes, así como del personal docente, directivos docentes y personal directivo de las instituciones educativas”, según la Secretaría de Educación.

Las iglesias y los templos funcionarán de lunes a domingo y no habrá restricción de pico y cédula; sin embargo, no se podrá superar el aforo, por lo que el alcalde recomienda asistir “con reserva”.