Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 7/27/2019 3:43:00 PM

Rafael Martínez: “Pido la oportunidad de que la vicepresidenta me conozca”

El alcalde de Santa Marta, tras cuatro meses de suspensión y de detención domiciliaria, volvió a su cargo con un nuevo gabinete que le heredó el encargado Andrés Rugeles. Habla de los proyectos que busca completar en estos pocos meses y acusa a sus opositores de buscar separarlo otra vez de sus funciones.

Rafael Martinez regresa a la Alcaldia de Santa Marta y pide hablar con vicepresidenta Rafael Martínez: “Pido la oportunidad de que la vicepresidenta me conozca” Foto: SEMANA

SEMANA: A cuatro meses de haber sido suspendido de su cargo como alcalde de Santa Marta y de haber sido mantenido cautelarmente detenido en su casa, se da su retorno.

RAFAEL MARTÍNEZ: Sí, hemos retornado después de interponer una tutela que nos amparó el derecho de acceso a la justicia, que nos amaró el derecho de acceso a la justicia. Recuerde que nuestra apelación duró más de cuatro meses en el juzgado primero penal [de Santa Marta] y no se resolvía. Sin embargo, esa tutela conminó a que en cinco días el juzgado resolviera nuestra situación jurídica, en el marco de su independencia. Una situación, que como dijimos desde un principio [cuando se produjo su captura] era una decisión sobre una base política y no jurídica, el propósito siempre fue sacarnos de la alcaldía.

SEMANA: ¿Qué fue lo que encontró?

R. M.: Después de cuatro meses encuentro un gabinete completamente ajeno, que más de 80 por ciento de las órdenes de prestación de servicio fueron cambiadas y encuentro una ciudad completamente detenida, con el plan de desarrollo parado.

De hecho, cuando salimos, la ejecución del presupuesto estaba en 19 por ciento y lo encuentro en 28 por ciento, cuando de marzo a julio es el lapso en el que más se compromete el presupuesto, precisamente en aras de cumplir el final de la vigencia fiscal. Encuentro además que obras que estaban terminadas y que había que dotarlas y entregarlas al servicio de la comunidad siguen quietas.

En contexto: Alcalde de Santa Marta regresará a su cargo tras revocatoria de prisión domiciliaria

SEMANA: ¿Cómo es la relación con ese nuevo gabinete?

R. M.: He empezado una especie de evaluación a los secretarios de manera pública, a través de Facebook Live. He dicho que voy a establecer una relación eminentemente laboral con ellos, porque no son de mi confianza, y quiero que sea pública. Por ejemplo, el jueves se evidenció que la delegación del catastro, que es un tema muy importante y trascendental para la ciudad quedó completamente parada por cuatro meses y veo complicado que podamos concluir ese proceso en lo que resta de ese periodo.

SEMANA: No podrá cambiar a los secretarios ahora mismo por ley de garantías…

R. M.: Creo que de eso se trató a dilatación pare resolvernos nuestra situación jurídica, para que encontráramos el gobierno precisamente en este periodo de ley de garantías. Yo voy a tratar de empujar el plan de desarrollo con unos secretarios que argumentan ser técnicos, pero no entiendo entonces por qué la ciudad estuvo detenida cuatro meses. Voy a hacer unas rotaciones y a ser muy exigente con un grupo de personas que no hacen parte de mi proyecto político ni de mi círculo de confianza para lograr avanzar lo más que se pueda.

SEMANA: El alcalde encargado Andrés Rugeles manifestó que tenía claro que estaba de paso y que su compromiso estuvo con el plan de gobierno. ¿Siente que fue así?

R. M.: No respetaron el plan de gobierno e irrespetaron a Santa Marta. Acá hubo en ejercicio democrático, ganó una visión de ciudad y una propuesta de gobierno. Y yo tengo en mi gabinete a personas que son abiertamente opositoras al gobierno. De hecho, algunas vienen del Partido Conservador, que tenían un candidato en las últimas elecciones. La esposa de uno de mis contrincantes es la secretaria de Salud. ¿Qué más prueba y evidencia de que el doctor Rugeles vino fue a hacer política que todo el equipo de gobierno que cambió? Es decir, él no vino a cubrir una transitoriedad y modificó el gabinete para entregárselo a opositores políticos.

Más información: ¿Qué pasa con el proceso judicial contra el alcalde de Santa Marta?

SEMANA: Si hubo una bandera que enarboló Rugeles, siendo también secretario de Transparencia, fue la de la lucha contra la corrupción. Nos habló en su momento de una docena de procesos abiertos entre Procuraduría y Contraloría durante su gestión…

R. M.: No es cierto, todos esos proceso ya venían abiertos, es más, no son 12, son muchos más, porque todos los funcionarios públicos estamos sometidos a que nos investiguen y los órganos de control tienen que cumplir su papel. Nosotros siempre hemos manifestado que estamos dispuestos a ayudar en las investigaciones, a contribuir en la entrega e a información y a abrir las dependencias. Esa ha sido mi instrucción.

Rugeles no hizo nada nuevo, hizo campaña sobre unas obras que han tenido retrasos, pero que están ahí y, precisamente, él no las entregó, solo para mantener un discurso. Bienvenidos los entes de control, anunciamos que queremos contribuir en esas investigaciones, vamos a hacer todo lo posible para que quede la mayor claridad sobre nuestras actuaciones.

Desde luego, si los órganos de control encuentran en nuestros procesos —con el debido proceso, porque siempre hemos pedido garantías—que hay responsabilidad por acción o por omisión ya sea penal, fiscal o disciplinaria, pues vamos a responder.

SEMANA: A Carlos  Caicedo, jefe de Fuerza Ciudadana —su movimiento político—, antecesor y candidato la la Gobernación de Magdalena le acaban de abrir pliego de cargos por supuestos cambios irregulares al POT de Santa Marta…

R. M.: Exacto. Nosotros los funcionarios estamos prestos a que se nos abran investigaciones y en los procesos debemos explicar, porque muchas de ellas son promovidas por actores políticos, pero cuando los entes de control llegan, investigan, piden la información, escuchan los testimonios y verifican con los peritos encuentran que muchas denuncias son temerarias.

Análisis: Santa Marta, en crisis política tras captura del alcalde Rafael Martínez

SEMANA: Alcalde, el gran problema que sigue sin resolver en medio de la crisis política: el agua. ¿Qué va a alcanzar a hacer usted en este tiempo?

R. M.: Tengo pronto una reunión con el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, para sintonizarme en lo que se trabajo con el alcalde encargado. Obviamente se frenaron unos proyectos que cuya ejecución debía haber iniciado en estos cuatro meses. Voy a sumar a lo que hayan avanzado, no voy a oponerme.

Por otra parte, tampoco tenemos las vigencias futuras porque el Concejo las reversó y es mejor que haya sido así para que el nuevo alcalde tenga la libertad de orientar un nuevo proyecto de solución estructural y definitiva. Sí voy a insistirle al ministro en que miremos y retomemos las plantas desalinizadoras que él y yo tuvimos la oportunidad de revisar en Israel y realmente es una alternativa interesante para la ciudad porque, en principio, no demandaría recursos públicos de inversión para la ciudad.

SEMANA: Otro tema que preocupa es la seguridad, más cuando se da un reacomodo en las bandas que hacen presencia en Santa Marta tras la caída de Chucho Mercancía. ¿Ha tenido acceso a informes para saber cómo proceder ante esta problemática?

R. M.: Ya tengo un panorama general de lo que ha venido pasando Sin embargo, esas tensiones entre organizaciones criminales para controlar los puertos y las zonas de microtráfico, la disputa por la salida al mar por las diferentes bahías que tiene el parque Tairona es un tema diario y con el que tendrá que lidiar la ciudad por el resto de sus días mientras exista droga. No es algo nuevo. Acá lo que faltó fue liderazgo del alcalde (e) de convocar a todas las fuerzas.

El éxito de nuestro modelo de gobierno, que permitió sacar a Santa Marta de las 50 ciudades mas violentas del mundo, fue precisamente sentar todas las semanas en una misma mesa a las diferentes fuerzas para que, en vez de trabajar cada uno por sus resultados, pudiéramos trabajar todos compartiendo información y sincronizando operativos. Siempre buscamos que estuviera por encima la seguridad más allá de los resultados institucionales e individuales. Vamos a segur con esa estrategia.

Reportaje: Situación insoportable en Santa Marta por la crisis política

SEMANA: Rugeles manifestó que dentro de sus logros estaba que había reparado puentes que estaban rotos con la Gobernación, los gremios, los empresarios y la academia. ¿Considera que es así?

R. M.: Yo no sé de dónde saca esa idea o esa percepción. Nosotros mejores relaciones con el sector productivo no hemos podido tener. De hecho, fue esta administración la que creó la Secretaría de Desarrollo Económico, entre otras iniciativas. También atendimos sus demandas, como la del aeropuerto o la estructuración del proyecto para la solución del problema del agua. Siempre estuvimos en todos los foros y todas las reuniones.

Evidentemente, cada alcalde tiene su estilo. Él va más a los clubes a los cocteles. Nosotros somos un poco más distantes de esos espacios sociales, pero para nada tiene que ver con la relación estado con las universidades o las empresas. En lo que tiene que ver con la relación con la gobernación, nunca hemos estado cerrados, simplemente hemos considerado que claramente hay dos modelos de gobierno.

SEMANA: ¿Cómo se sintió tratado por la Presidencia de la República y, en especial por la Vicepresidencia?

R. M.: La verdad tengo quejas es del señor Rugeles. No tuve la oportunidad de hablar con la vicepresidenta [Marta Lucía Ramírez] y buscaría el espacio para que me conozca. Puede ser que ellos estén mal informados, puede ser que los actores políticos de acá que no son nuestros amigos —de pronto son mas cercanos a ellos— no les digan la verdad y que nos vendan como lo que no somos.

No se qué locuras les digan al presidente [Iván Duque] o a la vicepresidenta, pero al final somos gobierno, un proyecto político independiente, ciudadano, que tenemos, eso sí, una manera distinta de ver el gobierno y la política, pero que para nada significamos ni un peligro para la democracia, ni para la sociedad, ni para la institucionalidad.

Yo pido la oportunidad de que la vicepresidenta me conozca y resolver sus dudas, asimismo con el presidente. Con los ministros, con los que he podido interactuar tengo las mejores relaciones, ellos pueden dar fe de cómo se trabaja con el alcalde de Santa Marta.

Confidencial: El papelito que pedían para entregar la Alcaldia de Santa Marta

SEMANA: Alcalde, usted sale libre, pero el proceso en su contra continua ¿Qué sigue en este aspecto?

R.M.: Vamos a demostrar en el juicio que la imputación de la Fiscalía carece de fundamento jurídico. La acusación me imputa la realización de un contrato por la falta de una licencia de construcción. De hecho, si fuera así, eso no me hace un corrupto. Estamos tranquilos.

SEMANA: ¿Cuáles son los retos que le quedan en estos pocos meses que restan de su gobierno?

R. M.: Tratar de iniciar unas obras que debían empezar a ejecutarse como la de los malecones, y una serie de vías. Terminar también unas que vienen en marcha para poderlas entregar y ponerlas en servicio. Finalmente, hacer un buen cierre un proceso de empalme tranquilo, que la ciudad pierda lo menos posible, en una puja política que no tiene tregua.

SEMANA: ¿Cree que podrá terminar tranquilamente su mandato?

R. M.: Los sectores políticos siguen presionando a los órganos de control para que produzcan decisiones contra Rafael Martínez. Lo que pido son garantías. Sé y tengo la plena confianza de en ese juego no van a caer el señor procurador, ni el señor contralor y mucho menos el fiscal general. Puedo afrontar mis investigaciones desde el cargo, terminar mi periodo y seguir en los procesos hasta que concluyan. Lo que no puede ser es que opositores traten de provocar separaciones de los cargos sin que se nos haya comprobado algo o nos hayan vencido en los procesos penales, fiscales o disciplinarios.

EDICIÓN 1955

PORTADA

Prueba de fuego

Con la caída de la Ley de Financiamiento, el presidente Iván Duque se juega su capital político por sacar adelante las reformas económicas esenciales para el país. ¿Habrá crisis ministerial?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1955

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.