Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/19/1983 12:00:00 AM

SE PRENDIO LA MECHA

Serias acusaciones de recibir "dineros calientes" contra Rodrigo Lara, el principal promotor del debate sobre los mismos

SE PRENDIO LA MECHA SE PRENDIO LA MECHA
Nunca se había visto algo parecido en el Congreso. Lo que suponía que iba a ser un debate sobre "los dineros calientes" en la plenaria de la Cámara, se convirtió en la sindicación pública del abanderado de la campaña contra los mismos, que se acababa de posesionar como ministro de Justicia. Carlos Ledher, el hombre de las bonanzas, a quien se le había impedido el ingreso al recinto, se apoderó, rodeado de una tropa de partidarios y guardaespaldas, de una de las cabinas destinadas a la prensa.Desde ahí aplaudiría con entusiasmo o abucharía al interlocutor de turno, según apoyara o no sus puntos de vista.
Otro personaje tan interesado como el mismo Lehder en el debate, el famoso Pablo Escobar, no se encontraba en el recinto, pero SEMANA se enteró de que algunos de sus guardaespaldas ocupaban algunas de las sillas de los congresistas. La figura central de este debate por el lado de los acusadores era Jairo Ortega representante a la Cámara por Antioquia y cuyo suplente es Pablo Escobar quien, ante la sorpresa de las barras llenas de bote a bote y de las cámaras de televisión, denunció a Rodrigo Lara Bonilla centro de atención del debate en calidad de ministro de Justicia, de haber recibido como contribución política la suma de un millón de pesos de un narcotraficante convicto.
ESTRELLA DE LA SEMANA
En la semana que llevaba ejerciendo su nuevo cargo, Lara había acaparado la atención nacional más que ningún otro ministro. De 37 años, huilense de pura cepa, el ministerio representaba una etapa más en una carrera meteórica llena de éxitos. Militante en el MRL desde su juventud, había sido alcalde de Neiva a los 21 años antes de entrar al Congreso. Diplomático en Francia durante dos años, su nombre habría de adquirir dimensión nacional al convertirse en el segundo hombre en jerarquía del Nuevo Liberalismo, rompiendo así sus lazos con el oficialismo liberal y asumiendo riesgos políticos considerables.
Su ingreso al ministerio de Justicia fue recibido con beneplácito, no sólo por las implicaciones políticas que tenía el hecho de que el galanismo llegara a tener su primer ministro, sino por las mismas condiciones personales de Lara, hombre admirado y respetado en el país. La intensidad que se había logrado apreciar en la primera semana de ejercicio de su nuevo cargo, había dejado la impresión de que el suyo sería un ministerio dinámico, audaz y renovador. Ahora, súbitamente, menos de dos semanas después de su posesión, su carrera se encontraba en entredicho, en medio de uno de los más extraños escándalos políticos que se hayan registrado en los últimos años.
ACUSADO
Extraño era apena el término más apropiado para la situación que se estaba viviendo. Las acusaciones a Lara eran muy serias, y totalmente insólitas si se tiene en cuenta que eran dirigidas contra una persona que probablemente había sido nombrado ministro de Justicia para darle una nueva dimensión a la lucha contra los dineros clandestinos. El representante Jairo Ortega acusó al ministro de haber recibido un cheque por valor de un millón de pesos, girado el 20 de abril por un señor de nombre Evaristo Porras quien, algunos años atrás, había sido sindicado por tráfico de estupefacientes en el Perú. Interrogado Lara sobre si conocía a este individuo, el ministro pareció sorprenderse y titubear antes de afirmar que dejaría esa respuesta para más tarde. A ésto, Ortega aseguró que tenía manera de demostrar que sí se conocían, por medio de una grabación hecha el 20 del mes de abril en el Hotel Hilton de Bogotá, durante una entrevista del entonces senador Rodrigo Lara con Porras.
La grabación, exhibida ante los presentes, resultó ininteligible, por lo que Ortega la resumió diciendo que en ella Porras comentaba con Lara su detención en el Perú en el año de 1978 y le ofrecía ayuda económica. Ortega dijo también que el cheque había sido consignado en una sociedad llamada "Bahamón, Valderrama y Compañía Limitada", con sede en Bogotá, cuyo objeto social es la explotación del negocio de compraventa, permuta y donación de bienes muebles e inmuebles.
Lara, ofuscado, exaltado y fuera de sí, se defendió de la acusación en términos emocionales y enérgicos, afirmando qué su vida era un libro abierto, que era víctima de una patraña que tenía su origen en una venganza por las denuncias que él había hecho contra los dineros calientes, en particular contra el señor Pablo Escobar, suplente del representante Ortega, a quien acusó de ser fundador del MAS. Lara, quien según se enteró SEMANA había sido alertado con anterioridad de que su nombre sería implicado en el debate, iba armado de toda su documentación financiera que hizo pública, negando haber recibido dicho cheque, pero aceptando que el cheque podía haber sido girado a su nombre, con cargo a uno de sus negocios, por concepto de una transacción comercial, sin que implicara que él tenía conocimiento. También aceptaba la posibilidad de haber conocido a Porras en los términos impersonales en los que se conocen cientos de personas durante una campaña política.
Al día siguiente en una rueda dc prensa en el Ministerio de Justicia, Lara tenso e incómodo, leyó un comunicado en el cual aceptaba la existencia de dicho cheque y daba su versión oficial sobre el procedimiento y las razones por las cuales había sido girado. Según el ministro, el cheque había ingresado a una sociedad familiar como pago de un negocio de resinas poliestéricas, y como justificación de que su nombre apareciera, mostró una carta del gerente de la misma, Roberto Bahamón. En ella afirmaba que él le había pedido al sujeto con el que se realizó la compraventa, que girara el cheque a nombre de uno de los hermanos Lara Bonilla. El cheque que fue girado a nombre de Rodrigo Lara.
Bahamón reconocía entonces que, de acuerdo con la práctica comercial, él endosó el cheque para consignarlo en su cuenta bancaria, sobre lo cual no había considerado necesario darle noticia al propio ministro de Justicia.
REACCIONES
Inicialmente la opinión pública reaccionó a favor del ministro en forma prácticamente unánime. Además de la solidaridad de la bancada en el Congreso, toda la prensa, con excepción del diario El Espacio, se volcó a defender al ministro con el argumento de que era absurdo que se cuestionara la honestidad de un ministro de Justicia con base en evidencias provenientes de personas asociadas directa o indirectamente con el tráfico de drogas.
Sin embargo, a medida que iba terminando la semana, la situación en lugar de aclararse parecía complicarse. Una declaración del representante Jairo Ortega aparecida en los periódicos el día viernes dejaba en evidencia, con argumentos contundentes, que la forma como se llevó a cabo la operación del cheque del millón de pesos desafiaba la lógica y las normas legales. En primer lugar, ¿cómo se explica que el beneficiario de un cheque de un millón de pesos se hubiera mantenido ajeno a su consignación durante casi cuatro meses? En segundo lugar, ¿cómo justificar un endoso falso por esta cuantía? Y por último, ¿cómo una sociedad lleva a cabo esta transacción sin registrarla contablemente?
HABLA LA CINTA
En cuanto a la posibilidad de que Porras y Lara Bonilla se hubieran conocido, SEMANA obtuvo la cinta aportada por Ortega al debate (ver transcripción), en la cual se sustenta su acusación. A pesar de que ésta, por haber sido grabada clandestinamente y tener ruidos ambientales, no es nítida, alcanza a revelar una voz que parece ser la de Lara en una conversación cuya espontaneidad y fluidez hacen difícil presumir su falsedad.
La conversación registrada en la cinta se hizo en presencia de una tercera persona, un comerciante antioqueño identificado en el debate con el nombre de Gilber Molina, quien corrobora la realización de la reunión. Sin embargo, este testigo, entrevistado por SEMANA, agrega un elemento de suma gravedad que no consta en las transcripciones de la cinta. Según él en la reunión se llevó a cabo la transacción del millón de pesos. Aún cuando la grabación está llena de vacíos por interferencias de sonidos, el sentido general de la conversación permite deducir que en ese momento no hubo movimiento de dinero.
Otro elemento que puede ser significativo es la determinación de si el señor Porras estuvo o no alojado en el Hilton el 20 de abril de este año, fecha en la que según Ortega tuvo lugar la reunión. A este respecto, SEMANA se enteró de que el viernes tuvo lugar un incidente curioso. El señor Julio Bahamón, vicepresidente de la Cámara, estuvo en el Hotel Hilton tratando de indagar si existía registro de esta estadía. Verbalmente le informaron que no y le dijeron que para otorgar una constancia escrita de ello era necesaria una orden judicial.
Bahamón fue a la Procuraduría a solicitarla y una vez regresó con ella tropezó en el lobby del Hotel Hilton con Alberto Santofimio, Jairo Ortega y Ernesto Lucena, quienes le comunicaron que acababan de obtener confirmación positiva del alojamiento de Porras.
Otro elemento que arbitrariamente podría ser interpretado en contra de Lara es el hecho de que el ministro hubiera tratado de parar el debate de los "dineros calientes", para lo cual entró en contacto con el ex presidente López Michelsen, con Luis Carlos Galán e inclusive con su archi-rival Alberto Santofimio, aduciendo que era inconveniente para el país.

A pesar de que el anterior mosaico es a primera vista muy negativo contra Lara, éste cuenta a su favor con elementos de igual peso. En primer lugar, como lo señaló la columnista María Teresa Herrán en El Espectador, la secuencia y cronología de los eventos sugiere que Lara es víctima de una venganza. El Nuevo Liberalismo había rechazado a Ortega durante la campaña electoral, porque éste se negó a retirar a Escobar de la lista, quedando casada así una pelea entre el galanismo y los amigos de Ortega y de Escobar.
Esta fricción se acentúo con el hecho de que Lara se convirtió posteriormente en el más vehemente acusador de los "dineros calientes" y de su participación en la política.
No menos peso es el hecho de que se hubiera planeado una grabación clandestina de la conversación en cuestión, lo cual demuestra el hecho de que se le estaba tendiendo una celada. El texto de la transcripción de la cinta también demuestra una sospechosa insistencia de Porras para colaborar económicamente con el Nuevo Liberalismo, y Lara no asume en ningún momento una posición comprometedora con este ofrecimiento. Por otro lado, el texto de las conversaciones comprueba que prácticamente no se conocían hasta el momento de esa reunión, puesto que solamente se habían visto en Leticia cinco años atrás.
También debe tenerse en cuenta el hecho de que sería una torpeza casi infinita para un hombre de la inteligencia de Lara y fiscalizador obsesivo de este tipo de prácticas, aceptar una donación de esta naturaleza en un cheque a nombre propio.
No menos sospechoso es el origen de la cinta. Teniendo en cuenta que ella revela una enemistad entre Porras y Escobar, y que fue grabada por Porras, ¿cómo se explica que hubiera salido a la luz pública por conducto del movimiento de Pablo Escobar? El hecho de que Lara pregunte con tanta insistencia por Pablo Escobar es explicable si se tiene en cuenta que por esos días estaba interesado en el tema como parte de su investigación sobre los "dineros calientes", tratando de obtener información sobre el mismo. Entre los elementos a favor de Lara existen incluso algunos de carácter anecdótico. La conversación comienza con Lara pidiendo un "vodka con tomate y pimienta", pero el ministro sufre de gota, y médicamente este licor es uno de los más contraindicados contra esta dolencia.
De los argumentos a favor y en contra arriba enunciados, se deduce que se ha montado contra Lara una celada de una sofisticación digna de una película de espionaje. La gran incógnita en determinar si Lara cayó o no cayó en ella y a este respecto la evidencia, hasta el momento, no es concluyente.
Asumiendo que la cinta es verdadera, Lara habría incurrido en el error de pretender que esta conversación no pudo haber tenido lugar entre él y Porras. Si en cambio hubiera aceptado que dicha conversación sí tuvo lugar, el incidente no habría tenido que pasar a mayores, puesto que en ella no existían elementos incriminatorios. Es concebible que se hubiera tratado de cruzar el pago de un cheque con una conversación provocada, con el objeto de establecer una vinculación entre ambos. La falta de claridad sobre la transacción que habría dado lugar al pago de dicho cheque, no permite hasta ahora clarificar el asunto en forma categórica. En todo caso, al finalizar la semana, se iba intensificando la dinámica del debate y es de esperarse que al concluír la presente se hayan aportado nuevos elementos de juicio que permitan esclarecer este episodio de una vez por todas.


LAS REVELACIONES DEL CASSETTE

SEMANA reproduce el contenido de la cinta presentada como aporte en el debate sobre los dineros calientes contra el ministro Lara Bonilla.
Lara: Consigame un vodka con...tomate y pimienta.
Porras: Y a mí dos cafecitos. Y haceme un favor. Consigueme una llamada a Medellín. ¿No me han llamado todavía de la oficina? (se escuchan voces)
L: Nosotros nos conocimos en el año 78. . . 77. Yo fui a Leticia en el 78.
(conversación confusa)
P: ¿Y ha vuelto?
L: No. . . me ví con unos muchachos el año pasado y no más.
P: Está desvinculado completamente del Amazonas usted.
L: El problema más jodido es ese. Yo tengo todos los fines de semana comprometidos. Unos en Bogotá, otros en el Huila. . .
P: ¿Cuántos senadores tiene el Huila?
L: Somos tres liberales y dos conservadores. Cuatro.
(Confuso: sólo se escucha el nombre de Felio Andrade).
P: Vea doctor yo me he enterado por la prensa que usted está empeñado en hacer moralización por el lado de... (confuso) Pablo Escobar es considerado una vaca sagrada.
L: Si, he sabido yo que es la vaca que más caga. ¿Y tiene mucho dinero?
P: (...) Tiene mucha plata. Mucha. El está apoyando a Santofimio y eso nos está perjudicando, no nos está dejando trabajar.
L: Los perjudica por muchos motivos. En el momento en que Santofimio aparece como promotor de la desaparición o lo que sea de este tratado de extradición con los EE.UU automáticamente genera opiniones contrarias. (...) La mayor estupidez que comete Escobar es meterse a la política tan abiertamente además de una forma tan descarada, tan... Yo sé que anda comprando concejales en los pueblos (Confuso)... y les dice después en tal parte, yo les pago, y venga pa'cá.
P: A nosotros nos tienen cerrados, comercialmente a nosotros nos tiene ya terminados.
L: Pero el tiene más gente con él, o que...
P: Claro, claro. Ese es un grupo grande, nosotros somos un grupo pequeño. Nosotros tenemos también (...) podemos abrirle un hueco.
No con tanto dinero como él, pero también podemos trabajar.
L: ¿Cuántos grupos hay allá en Antioquia que estén por fuera de Pablo Escobar?
P: Los que están con nosotros.
L: ¿Pero fuera de los que están con ustedes, hay algunos otros?
P: No, no. Usted sabe que... (confuso)
L: Ah, pero ustedes tienen un bloque y el otro bloque es el de allá de Pablo Escobar.
P: (confuso)
L: (confuso)... pero a ellos también los jode. ¡olvidese! Desde el momento mismo en que se meten a la política, automáticamente se exponen a lo que no tienen por qué estar expuestos los que no están en ésto. Cuando uno es político todo el mundo tiene derecho de esculcarle a uno la vida de la cabeza a las patas.
P: Si doctor. Yo me retiré de la política totalmente, porque a mi me dieron muy duro cuando me metieron preso.
L: ¿Y dónde estuvo preso?
P: Estuve preso en Lima.
L: ¿En el Perú? ¿En qué época?. . .
P: Yo estuve preso en 1978.
L: ¡Ah! Despuecito de que yo estuve en Leticia... (confuso) ¿Y lo agarraron ahí y lo metieron tres años.. . ?
P: Tres años. Me torturaron y... (con fuso). Yo salí de ahí y me volví a levantar y volví a trabajar y todo...(confuso). Yo no quiero dar la cara...Yo estoy dispuesto y nosotros hicimos una reunión en Medellín y todos a ayudar. Nosotros íbamos a hablar con el doctor Galán, hubo varias citas pero por el itinerario de él no llegamos a ningún acuerdo. (confuso) Es mejor trabajar desde afuera. A mí me consultan y me dicen las cosas y yo, pues les colaboro, pero así verbalmente. Pero yo no me paro a invitar a la gente a votar o a lanzarme al concejo.
L: Muy buena cosa. Y entonces, en qué planes anda Escobar?
P: El plan es que anda aliado con ese señor Santofimio, y estamos jodidos, mejor dicho.
L: Pero cómo los bloquean ellos a ustedes?
P: En el mercado. Salimos a vender algo y no hay mercado para nosotros, menos precios... nos tienen bloqueados.
L: ¿Pero cómo hacen ellos para controlar esa demanda? (confuso..
frases sueltas) Es uno de los hombres más millonarios del mundo. ¿En qué tiene invertido? ¿En muchas cosas? ¿Fuera del país? ¿En toda parte?
P: Queríamos contar con un medio para solucionar este problema. Nosotros no podemos ayudarles con mucha plata, porque no tenemos la plata de él, pero si podemos colaborarles.
L: Pero además ustedes pueden darme información que a mi me interesa en materia política. (confuso)
P: Usted nos dice cuál información y nosotros tenemos contactos que nos tienen muy bien informados. (confuso...)
L: En los planes políticos que están planeando, que están pretendiendo hacer, yo creo que lo primero (confuso), el doctor Santofimio no será presidente de este país. En la próxima elección no, en la que sigue menos (confuso). Eso es un consenso que ya llegó a este país, aunque le metan toda la plata que le metan. Si la política se hiciera solamente con plata... (confuso) P: Como han trabajado en esa vaina de Medellín sin tugurios. Y han recogido y allá los domingos tienen un programa y hacen un programa en el estadio (confuso)
L: ¿Y con ésto le quitaron los votos a Guerra? ¿Todos o qué?
P: Claro, es que vea las obras que está haciendo. A ver yo le cuento una de las que está haciendo: es que está iluminando las canchas de fútbol de los barrios y cuando llega él allá eso es todo el mundo encima de él. Bueno es que tienen otra ventaja, es que él llega a una vereda o a cualquier parte que llegue y pregunta. ¿aquí hace falta una escuela? (confuso) Vez, es que el h. p. ese es echado. Es un tipo de gastarse de 30 a 40 millones de pesos. Si él sale con su gente hoy y sale a una correría y tiene, que gastarse 30 o 40 millones los tiró (confuso)... Mejor dicho, yo creo que Antioquia le pone a él los senadores que le de la gana. Que no vaya Santofimio a la presidencia es una cosa. pero que le pone los senadores y los representantes que quiera. él se los pone.
L: ¿Por qué no sacó más votos en la elección pasada?
P: Porque estaba empezando... (confuso) Y es ahora que está haciendo campaña. El está saliendo todos los fines de semana a todas partes. Y él llega a una vereda, llega a un pueblo. Llega a Recuerdo o se va, por ejemplo. para Santuario, y... qué hace falta aquí? Que vea, que don Pablo, que necesitamos que nos regale una platica para junta de acción comunal (confuso). No es el que puede decir en la Cámara voy a ver si les saco esta partida, nada de eso (confuso) Aquí tiene la plata. Lo está demostrando con hechos. Es berraco. Si usted va a Medellín se da cuenta de lo que le estoy diciendo yo. Es un putas, es un putas, hay que reconocerlo. Ese (contuso) hace mucho rato. Si ese hombre no se ha tirado 500 millones de dólares no se ha tirado nada.
L: Ay jue'madre (riéndose) 500 millones... (contuso) Estoy litigando.
P: Pero es que es mucha la plata que este hombre ha regalado. Escuelas, ha regalado... (contuso).
L: (Se oyen palabras sueltas como San Vicente, pero no se entiende nada).
P: No, no se preocupe. Yo no... (confuso hablan en voz baja). . .
L: En las "cosas del día " comentan la noticia del "Robin Hood" y eso está ahí. (contuso)
P: Pues doctor usted verá. Yo le colaboré a usted con votación y con campaña y ahora no lo puedo hacer. Pero cualquier cosa que haya que hacer, si tiene que irse usted (confuso) no le digo que le pongo (confuso) a disposición. Porque no conviene. Pero a la hora que usted quiera trasladarse o hacer cualquier visita o cualquier cosa cuente conmigo (confuso) y económicamente, si tiene algo pensado.
L: Muy amable.
P: Lo que queremos es empezar a ver cómo es (confuso). . .
L: A ver cómo destapo esta cosa. No hay que jugar con ilusiones. Usted o alguien le está diciendo a la gente esto va a ser, esto va a ser, tan pronto lo vean que no lo hizo. . . (confuso)
P: Ya ustedes se están movilizando.
L: Sí nosotros nos estamos moviendo por todas partes...(confuso) Estamos muy mal de plata estamos sumamente pobres, a nosotros nos toca hacer política (confuso) este es un movimiento que vive más con déficit que con activos... Esa es la verdad de lo que pasa. Ahora (confuso) yo viajo con alguna frecuencia a Medellín, tenía precisamente una conferencia el lunes pero no voy a ir.
P: Si ahora están haciendo campaña y están un poco mal de plata, yo les puedo facilitar, (contuso) y cuente conmígo doctor, que yo, como digo, no tengo la misma solvencia de este señor Escobar.
L: (carcajada) Oiga, ¿Cómo hizo Escobar para montar semejante imperio?
P: Ha tenido suerte.
L: ¿Pero cómo hizo? ¿Cómo logró recoger a los demás? (confuso) ¿Cómo hizo para recoger ese negocio, porque eso estaba repartido entre mucha gente. ¿Cómo hace el pisco para él quedar con toda esa vaina (confuso), porque el tuvo que empezar como los demás, comenzar de nada (confuso)
P: Usted se dio cuenta del comentario que hicieron en la revista Selecciones? Que sacaron a Alfredo Gómez y a él entre los seis hombres más ricos del mundo?
L: ¿Y Alfredo Gómez también con mucha plata?
P: No tenía la centésima parte de lo que tiene Pablo Escobar.
L: ¡No! ¡carajo! yo sabía que era muchísima la plata del tipo, pero eso de tener (confuso), no se sabe si mil o cinco mil millones eso me parece...
P: Tiene una hacienda que sus amigos dicen que tiene un zoológico privado (confuso), rinocerontes (confuso). Imagínese usted la plata que ese hombre debe tener cuando tienen hipopótamos. Es el único hombre en Colombia que tiene 10 jets (confuso).
L: No ¡carajo! ¿Y él fue el que provócó la reunión última para discutir lo de la ley de extradición?
P: Sí, se han hecho varias reuniones de eso. . .
L: (confuso) ¿Pero Pablo Escobar no aparece requerido?
P: No, no, no. Ese hombre tiene todo arregladó, ese no tiene problema en los Estados Unidos, ni en ninguna parte del mundo. Tiene una hoja de vida totalmente limpia.
L: No ¡carajo! (confuso)
P: ¿Tiene por ahí una tarjetica?
L: Bueno Evaristo (dirigiéndose a otra persona) ¿Cuál es su nombre? (confuso) (hablan en voz baja)
L: Cuénteme una cosa, no es muy azarosa la vida de ustedes?
P: No, ¡que vá! tenemos problemas como todo el mundo (contuso) que han llegado a cierto "status ".
L: Pero dentro de las mismas organizaciones?
P: No, cada uno trabaja muy independiente ya. (confuso)
L: ¿Y no se ha caído mucho el mercado?
P: A nosotros se nos ha caído mucho
L: ¿Pero para todos no?
P: (no se entiende)
L: Muchos golpes en Estados Unidos?
P: Si, muchos golpes, muchos golpes. A nosotros nos ha ido relativamente bien.
L: ¡Carajo! Siempre tiene sus bemoles.
P: Lo que nunca nos soñamos era que la política nos iba a afectar a nosotros.
L: (carcajada) ¿Los ha afectado? ¿cómo? (confuso). (Se oyen frases como "Ahí está mi teléfono", "cualquier cosa", "yo no le pongo aviones a disposición porque no le convienen, pero cualquier cosa que se le ofrezca, lo que necesite doctor, en lo que nosotros podamos colaborarle")
L: Esto, esto (contuso)
P: Eso es una sociedad comandita que tengo yo. (confuso)
L: ¡Ah! Esto es una sociedad para moverse uno con bienes raices.
Bueno, mira, lo que pasa es que no soy tesorero de campaña. Cuando se trata de dineros (confuso) hay que hacerlos llegar (confuso) Cuénteme una cosa, el problema, por ejemplo en este momento, (contuso)
P: Lo que pasa es que.. (no se entiende)
L: No, ¡carajo! (no se entiende) Es que yo sabia, yo me encontré un amigo en Nueva York ahora en diciembre... que había un colombiano que era el que controlaba y era el que manejaba todas las vainas. (no se entiende)
L: ¿Pero por qué es que se ha caído el precio internacional y la demanda?
P: (No se entiende)

EDICIÓN 1884

PORTADA

Duque versus Petro: La hora de la verdad

A una semana de las elecciones la diferencia entre encuestas genera tensión, incertidumbre y hasta pánico. Sin embargo, en la de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA, Iván Duque alcanza una amplia ventaja.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1885

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.