Tendencias
Guardia de seguridad en gesto de rechazo al paso de otra persona.
El guardia de seguridad le dijo al joven no binario: ‘Ese es un problema entre tu y el estado. Si no quieres ser un hombre, cambia tu identificación’”. - Foto: Getty Images

mundo

Guardia de seguridad expulsó de bar a joven por identificarse como no binario, en Miami

Con mucha alegría y bailando en una tarima elevada en el club, Olmedo estaba pasando un buen rato, hasta que se acercó Seguridad.

Un club nocturno del sur de Florida, en Miami, Estados Unidos, está haciendo cambios en su política después de un momento bochornoso y controversial, el cual involucró a un miembro de la comunidad LGBTQ.

Bruno Olmedo, que se identifica como no binario, no específicamente un hombre o una mujer, publica fotos en sus redes sociales con un particular sentido de la moda en el que combina ambos géneros.

Es esa moda, una falda de cuero y tirantes, la que Olmedo esperaba mostrar el sábado por la noche en Club Space, en el centro de Miami.

Con mucha alegría y bailando en una tarima elevada en el club, Olmedo estaba pasando un buen rato, hasta que se acercó Seguridad. Muy amenazante, enojado, el guardia le dice: ‘¡Agáchate!’”, explicó Olmedo.

“Me dijeron que los hombres no pueden bailar acá y no me identifico como hombre, soy binario, ¿sabes a lo que me refiero? Estoy usando una minifalda, estoy pasando un buen rato con estas chicas, como, ¿qué estoy haciendo mal?”, le respondió Olmedo al guardia de seguridad.

Al menos 72 países penalizan la homosexualidad.
Bruno Olmedo, que se identifica como no binario, publica fotos en sus redes sociales con un sentido de la moda donde combina ambos géneros. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Olmedo se bajó de la plataforma, pero luego se unió a otro grupo en otra plataforma.

“Dijeron que no hay hombres allá arriba, no me identifico como hombre”, dijo Olmedo. “Y el guardia le contestó: ‘Ese es un problema entre tú y el estado. Si no quieres ser un hombre, cambia tu identificación’”.

El personal de seguridad del club finalmente echó a todo su grupo del club.

Por su parte, el Club Space luego emitió una declaración que decía, en parte:

El sábado por la noche, uno de nuestros clientes fue expulsado injustamente de nuestro club durante un incidente que va en contra de nuestras creencias. Club Space no tolera comportamientos homofóbicos, transfóbicos, queerfóbicos o prejuiciosos de ningún tipo en nuestros espacios y no permitiremos que nadie tergiverse los valores que defendemos”.

Joven LGTBQ fue agredido por segunda vez en una escuela del sur de Florida

En otros hechos, un joven transgénero que llegó el año pasado a los titulares nacionales luego de ser agredido en una escuela secundaria del sur de Florida, fue de nuevo víctima de una agresión.

Chad Sanford, de 14 años, quien recibió mucho amor y apoyo en el 2021 después de que la historia se hiciera viral, ahora fue atacado de nuevo y con más intención.

Esta vez, Chad recibió una invitación para salir con un grupo de jóvenes que se creía que eran amigos. “Vinieron por detrás y se abalanzaron sobre mí diciéndome: ‘No te acerques a mí con ese (improperio) gay’”, explicó Chad.

Hace poco más de un año, Chad recibió una paliza mientras sus compañeros de clase le gritaban insultos homófobos. Este hecho ocurrió en la escuela media Deerfield Beach Middle School, donde Chad solía asistir a clase.

Días después de ese ataque, el año pasado, Chad le dijo a Local 10 News que estuvo a punto de suicidarse: “Es triste porque quería suicidarme”.

La abuela de Chad, que pidió que se protegiera su identidad, dijo que el año pasado no fue nada fácil.

“Deja que Chad sea Chad. Los chicos le escupían en el autobús y le trataban de cualquier manera por ser transgénero y por su vida, de lo que quiere ser. Estoy frustrada”, dijo la abuela.

Esta vez, la abuela de Chad le envió a Local 10 News un nuevo vídeo del último ataque.

“Pudieron darle un mal golpe o algo grave pudo ocurrirle a Chad, ¿qué se supone que debo hacer?”, se cuestiona su abuela.

Hasta el momento, la abuela de Chad llamó a la Oficina del Sheriff de Broward para hacerle seguimiento al caso y encontrar una pronta solución y castigo a los implicados.