estados unidos

Mujer fue asesinada por su exnovio en la Florida tras sostener una discusión con su actual pareja

Según el testimonio del novio, la mujer recibió un disparo de su expareja, quien se encontraba en un lugar cercano a donde ellos estaban intentando solucionar un problema personal.


Un caso de feminicidio fue reportado por las autoridades policiales de Daytona Beach, donde, según las investigaciones de los agentes, un hombre, de aproximadamente 37 años, asesinó a tiros a su expareja sentimental, durante un encuentro ocasional ocurrido el pasado 16 de agosto; la mujer lo había llamado tras sostener una fuerte discusión con su pareja actual.

Según recogen las autoridades, la mujer asesinada fue identificada como Karli Elliott, de 30 años de edad, quien segundos antes de haber recibido el mortal disparo, se encontraba en un establecimiento comercial del referido condado, lugar en el que sostuvo una discusión con su actual pareja. Según se conoció, la mujer salió corriendo del lugar y habría llamado a su expareja, quien vive cerca del sitio donde finalmente se encontraron.

Los hechos ocurrieron cerca del mediodía del pasado martes; trabajadores de la zona aledaña escucharon una serie de disparos y alertaron a las autoridades, quienes al llegar al sitio pudieron evidenciar que la joven yacía herida en el piso, mientras que el actual novio de la mujer intentaba darle respiración boca a boca para mantenerla con vida.

Testigos de la zona denunciaron en su momento que, tras escuchar los disparos, vieron salir huyendo de la escena a un hombre armado, a quien posteriormente se identificó como Chad Keene, de 37 años, que, según el novio de la víctima, era la expareja sentimental de ella y habitaba en un apartamento ubicado en un sector próximo.

Según el testimonio del novio, tras sostener la discusión con su pareja, ella había salido del local, y había llamado a su ex, acordando al parecer una cita. Sin saberlo, el novio actual decidió seguir a la joven, al evidenciar que esta se alejaba del lugar, pero, tras dar vuelta en una esquina, se encontró con la escena en la que Keene había sacado un revolver y había propinado un mortal disparo a su novia para posteriormente huir del lugar.

Pese a que los cuerpos de emergencias que acudieron al lugar intentaron estabilizar a Elliott para dirigirla a un hospital, cuando esta llegó allí, pocos minutos antes de la 1:00 p. m., los médicos la declararon muerta debido a la complejidad de las heridas.

Mientras tanto, y basados en las indicaciones de los testigos, incluido el novio, las autoridades desplegaron un operativo para intentar dar con el paradero de su expareja, quien vive a tan solo media cuadra del lugar del atentado.

Al llegar a su residencia, los agentes pudieron corroborar que el hombre no se encontraba en el lugar; sin embargo, el examen del lugar permitió que los agentes descubrieran una caja fuerte y en su interior una serie de proyectiles que, según recogen medios locales como el Miami Herald, coinciden con los casquillos encontrados en el lugar del feminicidio.

En medio del operativo desplegado para la búsqueda del pistolero prófugo, las autoridades dispusieron el cierre de varias calles aledañas, así como de tres escuelas existentes en la zona, para facilitar la búsqueda del fugitivo, y minimizar eventuales nuevos casos violentos.

Tras el operativo, las autoridades informaron, a través de su cuenta de Facebook, que el cierre de las escuelas había sido levantado, refiriendo que ya se había logrado detener al hombre fugitivo.

Según detallan medios locales, al momento de su captura, Keene se encontraba a bordo de un vehículo, y, según registran cámaras corporales de los agentes que tomaron lugar en el operativo de captura, este debió descender del carro y fue obligado a ponerse en el suelo.

El hombre fue conducido a la cárcel de del Condado Volusia, mientras que ante las autoridades se presentaron cargos en su contra por los delitos de homicidio en segundo grado y de posesión de un arma de fuego. Al parecer, el hombre presentaba antecedentes.