Home

Salud

Artículo

Radicación del proyecto de ley en la Secretaria del Senado.
Radicación del proyecto de ley en la Secretaría del Senado. - Foto: Equipo de comunicaciones del Senador Miguel Barreto.

nación

Por el estado crítico de los rellenos sanitarios del país, congresistas quieren crear incentivos para aprovechar los residuos sólidos

Los rellenos sanitarios de Bucaramanga, Riohacha, Girardot, Garzón, Puerto Carreño y Mitú son los que más preocupan.

Las alertas que se generan por los malos olores, la afectación a la salud y el colapso de los espacios donde se reúne todos los residuos de diferentes poblaciones pueden ser ocasionalmente noticia. Pero aseguran desde Asocapitales y también el senador que radicó este miércoles el proyecto de ley en Congreso, que se debe evitar que en cinco años hasta un 30 % de los habitantes del país se vean afectados por el mal funcionamiento de los rellenos sanitarios.

“El 23 % de los rellenos sanitarios y celdas de contingencia del país cuentan con una vida útil menor a tres años. 15 rellenos sanitarios tienen la vida útil vencida. En cinco años, 15 millones de personas podrían enfrentar riesgos asociados a la disposición final de basuras”, explicó el congresista del Partido Conservador, Miguel Ángel Barreto Castillo.

Con el proyecto de ley radicado buscan que se aprovechen los residuos sólidos, mal llamados basura, porque entre otras razones, de lograrse disponer de la mejor manera, se pueden generar ganancias económicas y ambientales.

“En este momento el aprovechamiento de los residuos es irrisorio, solo llegamos al 14 %, cuando el país tiene capacidad de alcanzar el 30 %; además, solo el 1 % se usa para la generación de energía”, indicó Barreto Castillo.

En ese sentido, tienen varios objetivos direccionados a una adecuada gestión de residuos para los municipios y ciudades capitales. Se incluye prevenir la generación desmedida de residuos, reutilizar y mejorar la separación en la fuente, incrementar el aprovechamiento, impulsar el tratamiento y la valorización, además de fortalecer a las organizaciones de recicladores de oficio.

El congresista señaló además que se debe actuar de manera inmediata para evitar una catástrofe. Con el proyecto de ley, propone incentivos para que los municipios y distritos adopten y desarrollen tecnologías para el aprovechamiento y tratamiento de los residuos sólidos, buscando reducir el volumen que llega a los rellenos sanitarios.

Por último, Barreto Castillo hizo un llamado al Gobierno nacional, al Ministerio de Vivienda, al Ministerio de Ambiente y a la cartera de Hacienda para que se sumen a este proyecto en aras de promover y garantizar el derecho fundamental a la salud, al goce de un ambiente sano, impulsar el desarrollo social y empresarial, generar medidas para responder al cambio climático y promover la economía circular.

En medio de la radicación del proyecto en la Secretaría del Senado, resaltaron también que en la reciente cumbre de la COP27, los países del mundo enfatizaron en la necesidad de adoptar medidas urgentes para mitigar los efectos del cambio climático. Una de las apuestas va encaminada a la gestión de residuos sólidos.

Estuvieron presentes y apoyan este proyecto de ley los senadores Marcos Daniel Pineda (PCC), Andrea Padilla (Alianza Verde), Guido Echeverría (Alianza Verde) y el alcalde de la ciudad de Tunja, Luis Alejandro Fúneme.

¿Cemento hecho de basura? Esta es la nueva alternativa que se probará en Colombia

En Colombia, hoy solo el 7 % del carbón se sustituye por la transformación de residuos urbanos y el compromiso del país en la COP26 fue duplicar esa cifra al año 2030. Por esto, la industria cementera nacional es una de las cuatro a nivel mundial elegida por la Global Cement and Concrete Association (GCCA) como candidata para un piloto de Naciones Unidas que busca acelerar la ruta hacia la carbononeutralidad del concreto en 2050.

La problemática actual de vida útil de los rellenos sanitarios existentes y la emisión de millones de toneladas de metano se puede mitigar implementando iniciativas de economía circular que incluyen la transformación de residuos urbanos en combustibles, una técnica ampliamente utilizada en el mundo. Hoy, 20 % de los residuos que llegan a rellenos sanitarios podrían servir para producir cemento.

“A diario vemos problemas relacionados con la insuficiencia de los rellenos sanitarios. Los países más exitosos en resolver esta problemática han implementado una suma de soluciones, como el tratamiento de residuos como papel, cartón, telas, plásticos, madera o llantas, para ser utilizadas como combustible para hornos de cemento”, explicó Manuel Lascarro, director general de la Cámara Colombiana del Cemento y el Concreto (Procemco).

Para Lascarro, “ninguna industria es capaz de alcanzar la carbononeutralidad por sí sola. Se necesitan acciones concretas de los gobiernos para desarrollar los conceptos de economía circular en sectores que pueden generar soluciones para la sociedad. En Colombia, mitigar el problema de la falta de rellenos sanitarios es urgente”.