sostenible

¿Son realmente ecológicos los vehículos eléctricos? Tres argumentos verificados

En Colombia hay más de 7.700 vehículos eléctricos y los detractores estiman que los beneficios medioambientales de estos carros son exagerados.


¿Los vehículos eléctricos contribuyen realmente a salvar el planeta? Sus detractores estiman que los beneficios medioambientales son exagerados, pero en lo referente al calentamiento climático, los estudios dicen que emiten menos gases de efecto invernadero que los autos con motor a combustión.

De acuerdo con el Registro Único Nacional de Tránsito (Runt), Colombia cerró el mes de abril con 7.782 vehículos eléctricos matriculados, y la meta al 2030 es que por las vías del país estén circulado unos 600.000 vehículos de esta tecnología.

Es importante distinguir el impacto en el clima de otros aspectos, como la contaminación minera. La Agencia AFP verificó tres afirmaciones que circulan en las redes sociales respecto a los vehículos eléctricos.

¿Vehículos “de carbón”?

Un argumento frecuente es que estos carros eléctricos emiten tantos gases de efecto invernadero que los autos térmicos, ya que la electricidad que usan es producida por centrales que usan energías fósiles, como el carbón.

Pero según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, un auto eléctrico cargado en Saint Louis, en Miouri, uno de los Estados cuya electricidad más depende del carbón, produce en promedio 247 gramos de CO2 por milla (unos 154 gramos por kilómetros), contra 381 gramos para un vehículo térmico.

El balance carbono de un coche eléctrico depende de la región o el país donde ha sido recargado: es más importante en países como Polonia o en naciones asiáticas que producen buena parte de su electricidad a partir del carbón que en Francia, donde depende mayoritariamente de la energía nuclear.

Y si se toma en cuenta la totalidad del ciclo de vida, incluyendo la producción de materias primas de baterías, y yendo hasta el reciclado de fin de vida, los coches térmicos emiten bastante más CO2 que los autos eléctricos, según la organización de expertos International Council on Clean Transportation (ICCT) en un amplio estudio.

Se calcula que en Colombia hay algo más de 500 puntos de carga para vehículos eléctricos, 155 estaciones y 348 conectores que se encuentran hasta en centros comerciales.
Los vehículos térmicos emiten bastante más CO2 que los autos eléctricos. - Foto: Pedro Danthas - Volvo

Extracción minera sucia

La fabricación de baterías es un proceso que gasta mucha energía, porque algunos componentes proceden de la extracción minera y porque las materias primas deben ser transportadas por todo el mundo para el proceso de ensamblaje y venta.

Según un ‘post’ compartido en Facebook, habría que cavar 227 toneladas de tierra para extraer los metales necesarios para una sola batería de un vehículo eléctrico. Esta estimación parece proceder de un análisis publicado en 2020 por el Manhattan Institute, un grupo de investigación escéptico ante el cambio climático.

Pero según varios expertos consultados por AFP, estas cifras son engañosas. “Son una grosera exageración”, estima Peter Newman, profesor de desarrollo duradero en la Universidad de Curtin, en Australia. Según él, todo depende de la región de exploración y del tipo de batería.

Vehículos eléctricos en Noruega
La fabricación de las baterías para carros eléctricos es un proceso que gasta mucha energía. - Foto: AFP

Más allá del clima, la extracción minera tiene otros impactos negativos: 70 % del cobalto, uno de los componentes de las baterías, viene por ejemplo de la República democrática del Congo, donde los niños son explotados en las minas.

Pero el riesgo de calentamiento climático causado por los gases de efecto invernadero es muy importante para la humanidad, según concluyeron los expertos del clima de la ONU (Giec).

“En todo caso, está claro que el impacto social y medioambiental del calentamiento climático es catastrófico y de una magnitud mucho mayor que el de la extracción minera para las baterías”, asegura Georg Bieker, investigador del ICCT.

El riesgo de la nieve

Tras una tormenta de nieve en Virginia, en Estados Unidos, internautas compartieron en Facebook ‘posts’ asegurando que los vehículos eléctricos pueden estropearse en los atascos, dejando a sus pasajeros atrapados sin calefacción en el interior y alargando aún más las filas de autos.

Varias organizaciones de fact-checking han tratado de verificar esta afirmación y no han encontrado pruebas de que sea cierta.

El tema del excesivo consumo de los coches eléctricos cuando hace frío es objeto de debate entre los expertos, y algunos afirman que los autos térmicos consumen más porque deben conservar el motor encendido para hacer funcionar la calefacción

La revista británica Which probó la batería de un 4x4 eléctrico simulando una situación de atasco en verano, con el aire acondicionado, las luces encendidas en el interior, y una tableta conectada. En esas condiciones estivales (pero no desde luego invernales) solamente se consumió un 2 % de la batería en una hora y cuarto, es decir, el equivalente a 13 kilómetros de autonomía.

*Con información de la Agencia AFP