medio ambiente

Familias del Meta recibieron 12.000 árboles para restaurar zona afectada por incendio

La entrega se da en el marco del programa ‘Un Árbol Para Mi País’, con el que se pretende entregar 1′400.000 árboles nativos a diferentes comunidades para restaurar zonas degradadas en todo Colombia.


Un total de 13 familias socias del proyecto de Conservación REDD+, liderado por la empresa desarrolladora de proyectos ALLCOT Group, recibieron 12.000 árboles de especies nativas para restaurar bosques y morichales, en el Parque Natural Regional Laguna de Lomalinda, ubicado en la vereda Chinata, municipio de Puerto Lleras (Meta).

Este acto tuvo lugar en el marco del programa ‘Un Árbol Para Mi País’, a través del cual el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible planea entregar 1′400.000 árboles nativos a diferentes comunidades para restaurar zonas degradadas en todo Colombia.

Asimismo, la entrega se dio gracias al interés de la comunidad por restaurar las zonas afectadas por un incendio forestal que se presentó en el sector de la laguna Lomalinda, donde se perdieron alrededor de 30 hectáreas de bosque natural, entre bosque húmedo tropical y morichal.

ALLCOT aporta a la reforestación de esta zona su experiencia técnica en los procesos de siembra, y la comunidad preparará el sitio y hará el mantenimiento de lo plantado. Con estas iniciativas, se evidencia cómo la empresa privada, la comunidad y el Gobierno nacional pueden trabajar de manera conjunta para el cuidado y la restauración de los ecosistemas.

“Agradezco mucho por estos árboles, porque luego de esa tragedia que ocurrió, con la comunidad vamos a volver a sembrar árboles y poder darle vida a este lugar y oxígeno para el mundo”, afirmó Alonso Suárez, habitante de la vereda Chinata.

Las especies de árboles entregadas son caño fistol, algarrobo, cajeto, arrayán blanco, guayacán rosado, yopo, bucaro e igua. Estas ayudarán a equilibrar el ecosistema con su capacidad de capturar el carbono.

Los árboles que serán plantados en la zona afectada también serán pieza clave en la provisión de agua en cantidad y calidad para la comunidad, así como en el control de la erosión en estas tierras que fueron dañadas por el fuego.

Reforestación en Meta
La comunidad preparará el sitio y hará el mantenimiento de las especies que se planten en el terreno objetivo. - Foto: Cortesía

Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, afirmó que “esta iniciativa aporta a la meta del Gobierno nacional de sembrar 180 millones de árboles, de los cuales ya se ha reportado la siembra de casi 124 millones, con el apoyo de organizaciones públicas, privadas, no gubernamentales y particulares, y por proyectos en ejecución cofinanciados por el Gobierno”.

“Esta meta se ejecuta a través del programa Respira 2030, cuyos pilares principales son educar, conservar, restaurar y no deforestar. Agradecemos el gran esfuerzo que en este sentido está haciendo la empresa privada, sin duda un aliado de enorme valor en nuestro camino hacia la restauración y conservación de la biodiversidad, que es de todos los colombianos y que es motivo de orgullo en el exterior”, finalizó.

De acuerdo con el Ministerio de Ambiente, las iniciativas de reducción de las emisiones debidas a la deforestación y la degradación de los bosques (REDD+) comprenden aquellas acciones de mitigación de Gases de Efecto Invernadero (GEI) que implementan actividades orientadas a reducir las emisiones por deforestación y degradación forestal, pero que, además, propenden por incrementar las reservas de carbono, promover la gestión sostenible de los bosques y lograr la conservación de los mismos.

La Resolución 1447 de 2018 establece que los programas REDD+ son iniciativas de escala nacional o subnacional, que abarcan una superficie importante del territorio nacional y que pueden englobar varios biomas o extensiones de bosque natural, que son de dominio exclusivo de entidades públicas, bajo el liderazgo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Por otra parte, los proyectos REDD+ tienen un alcance más limitado en cuanto a su extensión, dado que solo pueden desarrollarse a una escala subnacional, pero pueden ser ejecutados tanto por entidades públicas como privadas.

En ambos casos, las actividades deberán demostrar sus resultados de mitigación en el marco de cumplimiento de las metas definidas en la Estrategia Integral de Control a la Deforestación y la Gestión de Bosques (EICDGB).