Comer / Alimentos
Antes de consumir algún alimento se debe consultar un experto de la salud. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Alimentos que se relacionan con el cáncer de páncreas

El cáncer de páncreas es difícil de detectar con anticipación.

El cáncer de páncreas comienza en los tejidos del páncreas, un órgano en el abdomen que se encuentra detrás de la parte inferior del estómago, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Además, Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, explicó que el cáncer de páncreas es difícil de detectar con anticipación, ya que no causa síntomas de inmediato, pero cuando los síntomas aparecen, suelen ser vagos o imperceptibles, pues incluyen una coloración amarillenta de la piel y los ojos, dolor en el abdomen y la espalda, pérdida de peso y fatiga.

Adicional, el portal Cancer.Net reveló que la enfermedad “representa aproximadamente el 3 % de todos los cánceres” y que “la tasa de supervivencia a cinco años indica el porcentaje de personas que sobrevive al menos cinco años una vez detectado el cáncer. El término porcentaje significa cuántas personas de cada 100 y la tasa de supervivencia a cinco años general para personas con cáncer de páncreas es del 10 %”.

Asimismo, agregó el portal en su página web que “si el cáncer se detecta en una etapa inicial, cuando la extirpación quirúrgica del tumor es posible, la tasa de supervivencia a cinco años es del 39 %. Alrededor de 11 % de las personas reciben el diagnóstico en este estadio. Si el cáncer se ha diseminado a órganos o tejidos circundantes, la tasa de supervivencia a cinco años es del 13 %. Para el 52 % de las personas que reciben el diagnóstico después de que el cáncer se ha diseminado a una parte distante del cuerpo, la tasa de supervivencia a cinco años es del 3 %”.

Sobre la misma línea, la entidad sin ánimo de lucro reveló que los factores que pueden aumentar el riesgo de cáncer de páncreas incluyen los siguientes:

  • Fumar.
  • Diabetes.
  • Inflamación crónica del páncreas (pancreatitis).
  • Antecedentes familiares de síndromes genéticos que pueden aumentar el riesgo de cáncer, incluidos una mutación del gen BRCA2, síndrome de Lynch y síndrome familiar de melanoma maligno atípico de lunar (FAMMM, por sus siglas en inglés).
  • Antecedentes familiares de cáncer de páncreas.
  • Obesidad.
  • Edad avanzada, ya que a la mayoría de las personas se les diagnostica después de los 65 años de edad.

Asimismo, El Universo reveló que los alimentos que se relacionan con el cáncer de páncreas son:

  • Carne, incluidos embutidos como las salchichas.
  • Mantequilla y manteca de cerdo.
  • Quesos.
  • Crema y helado.
  • Chocolates.

Dicho lo anterior, la entidad sin ánimo de lucro reveló que se puede reducir el riesgo de tener cáncer de páncreas al hacer lo siguiente:

  • Dejar de fumar: Si se fuma, intentar dejar de hacerlo y se puede hablar con el médico sobre qué estrategias pueden ayudar a dejar de fumar, como los grupos de apoyo, los medicamentos y la terapia de reemplazo de la nicotina.
  • Mantener un peso saludable: El Ministerio de Salud en su página web explicó que se considera un peso saludable aquel que permite que la persona se mantenga en un buen estado de salud y calidad de vida. También se entiende como los valores de peso, dentro de los cuales, no existe riesgo para la salud de la persona.
  • Tener una dieta saludable: esta debe incluir al menos 400 g (o sea, cinco porciones) de frutas y hortalizas al día, menos del 10 % de la ingesta calórica total de azúcares libres, menos del 30 % de la ingesta calórica diaria procedente de grasas y menos de cinco gramos de sal (aproximadamente una cucharadita) al día y la sal debería ser yodada.

De todos modos, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica, y por ello, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.