vida moderna

Avena: así se puede consumir para limpiar arterias y reducir colesterol, naturalmente

La avena se considera un superalimento debido a los nutrientes que le aporta al organismo.


Hoy en día es común escuchar el término “superalimentos”; se cree que estos aportan de manera significativa más nutrientes, vitaminas y minerales que otro tipo de productos; además, son alimentos necesarios e importantes en cualquier tipo de dieta.

Los profesionales de la salud mencionan que la mejor manera de prevenir enfermedades a corto, mediano y largo plazo es tener buenos hábitos; entre ellos, llevar una alimentación sana y equilibrada que incluya proteínas, carbohidratos en su estado natural, muchas frutas y verduras. Además, la dieta debe estar acompañada de la práctica de actividad física frecuente acorde para la edad y el peso de cada paciente.

Una de las enfermedades más usuales y que se desencadenan en la edad adulta es la del alto colesterol. Se piensa que esta sustancia cerosa, el colesterol, es indispensable en niveles adecuados para la formación de células en el cuerpo; sin embargo, cuando se acumula de manera excesiva, puede taponar las arterias, ocasionando complicaciones para que la sangre pueda circular de manera adecuada por el torrente sanguíneo.

La avena es considerada un superalimento que puede ayudar a disminuir los niveles de colesterol malo (LDL) de la sangre. Debido a sus propiedades nutricionales, despega esta sustancia de las arterias, siempre y cuando se acompañe de una buena alimentación y de ejercicio físico.

El portal de salud, belleza y cuidado personal Cuerpo y Mente explica las propiedades y los beneficios que trae el consumo de este cereal; por su alto contenido de carbohidratos y fibra, este producto puede ayudar a tratar los síntomas del estreñimiento e incluso puede prevenirlo. También tiene un alto contenido de “magnesio, cobre, hierro, zinc y vitamina B1, así como pequeñas dosis de calcio, ácido fólico y otras vitaminas del grupo B”.

Colesterol alto
El colesterol elevado puede taponar las arterias. - Foto: Getty Images/iStockphoto
  • Reduce el colesterol: los betaglucanos que contienen este cereal son los encargados de reducir los niveles de este lípido en la sangre. Este compuesto se encarga de eliminar el colesterol malo que aportan otros alimentos que se consumen.
  • Regula los niveles de azúcar en la sangre: los betaglucanos, cuando tienen contacto con el agua, forman un gel que se produce cuando se lleva a cabo el proceso de la digestión, esto hace que el azúcar que se consume se digiera de manera más lenta, por ende pasa de forma más controlada al torrente sanguíneo.
  • Rica en antioxidantes: la avena contiene unos polifenoles llamados avenantramidas; se cree que estos compuestos pueden ayudar a mejorar la salud del corazón; además, cumplen las mismas funciones de un antioxidante. Por eso, “combate la oxidación celular, tiene un efecto que regula la presión arterial y genera un efecto antiinflamatorio”.
  • Alimenta las bacterias buenas del intestino: la avena tiene una fibra soluble llamada betaglucano; esta se fermenta dentro del organismo, generando un efecto próbiotico en el intestino, lo que significa que “alimenta las bacterias beneficiosas que componen la microbiota y favorece su crecimiento, viabilidad y permanencia en los intestinos”.
  • Ayuda a mantener el peso en los niveles adecuados: este alimento genera un efecto de saciedad, por lo que se puede consumir entre comidas para evitar ingerir productos nocivos para la salud y que pueden elevar el peso corporal.
  • Previene el asma: “según un estudio publicado en el British Journal of Nutrition, la introducción temprana de la avena en la dieta de los niños reduce el riesgo de que desarrollen asma de tipo persistente”.