vida moderna

Canas: cinco formas de ocultarlas sin usar tintes

Los tintes son la opción más popular para cambiar el color del cabello y cubrir las canas.


Con el paso del tiempo, las personas empiezan a observar diferentes signos de envejecimiento: dificultad para memorizar, problemas en el movimiento, arrugas, flacidez y cambios en el color del cabello: aparecen las canas.

Este cambio en el pelo es una de las señales más populares de la vejez, y por eso suele generar incomodidad entre las personas. Para muchos el color gris o blanco que toma el cabello es desagradable. Aunque existen champús, acondicionadores y tratamientos especiales para cubrir las canas, también hay mascarillas caseras que ayudan a cumplir el mismo objetivo: lucir un “cabello joven”. El portal E-consejos explica cómo preparar varias de ellas:

Opción #1

Este primer tratamiento es para cabellos castaños oscuros.

Ingredientes

  • Salvia seca: 4 cucharadas
  • Romero seco: 2 cucharadas
  • Vinagre de manzana: 1 cucharada
  • Agua: 500 ml.

Preparación

  1. Poner a hervir el agua junto con el romero y la salvia, durante diez minutos.
  2. Tapar la infusión y esperar a que enfríe.
  3. Colar la infusión.
  4. Agregar el vinagre de manzana.
  5. Lavar el cabello con la rutina habitual. Cuando esté seco, aplicar la infusión en el pelo.
  6. Dejarla actuar por media hora.
  7. Retirar con agua abundante. Para mejorar los resultados se puede realizar dos veces a la semana.

Opción #2

Para cabellos castaños

Ingredientes

  • Café en polvo
  • Agua

Preparación

  1. Poner a hervir el agua y agregar el café (como si fuera a tomarse como bebida). No se debe agregar azúcar.
  2. Lavar el cabello con el café.
  3. Dejar actuar por media hora.
  4. Retirar con agua.
  5. Se puede repetir tres veces a la semana para mejorar los resultados y ocultar las canas.

Opción #3

Para cabellos castaños claros.

Ingredientes

  • 1 cucharada de té yerba mate.
  • 1 taza de agua.

Preparación

  1. Poner a hervir el agua.
  2. Cuando llegue a su punto de ebullición, agregar el té de yerba mate. Tapar y apagar el fuego.
  3. Dejar que enfríe.
  4. Luego de lavar el cabello, con la rutina habitual, aplicar el tratamiento.
  5. No se debe aplicar más de tres veces a la semana.

Opción #4

Ingredientes

  • Una cebolla

Preparación

  1. Limpiar la cebolla.
  2. Cortarla en pedazos pequeños.
  3. Llevar al extractor de jugos.
  4. El jugo de la cebolla se debe aplicar en el cuero cabelludo y en las zonas donde haya canas.
  5. Dejarlo actuar por media.
  6. Retirar con abundante agua.

Opción #5

Esta receta es recomendada para las personas que tienen cabello de tono castaño.

Ingredientes

  • 1 bolsa de té negro.
  • 1 taza de hojas de salvia.
  • 750 ml de agua.

Preparación

  1. Poner a hervir el agua.
  2. Cuando llegue a su punto de ebullición, agregar la salvia y el té negro.
  3. Dejar enfriar.
  4. Colar.
  5. Aplicar en el cabello.
  6. No enjuagar.

Opción #6

Ingredientes

  • 1 cucharada de romero.
  • 1 cucharada de tomillo.
  • 1 vaso de agua.

Preparación

  1. Poner a hervir el agua.
  2. Cuando llegue a su punto de ebullición, apagar el fuego.
  3. Agregar el tomillo y el romero.
  4. Dejar reposar y cuando se enfríe, colar.
  5. Lavar el pelo, con la rutina habitual. Aplicar el tratamiento.
  6. Dejarlo actuar por media hora.
  7. Retirar con agua abundante. Se puede repetir el tratamiento máximo tres veces a la semana para obtener los resultados deseados.

Cuatro tipos de canicie

El cambio en el color del cabello, debido a la vejez, se debe a que con la edad los folículos, los cuales son estructuras en la piel que producen y permiten el crecimiento del cabello, producen menos melanina, y por eso el cabello toma un color blanco-gris, explica Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos. Por lo general esta transformación en la pigmentación del cabello suele comenzar alrededor de los 30 años.

Sanitas, entidad de salud explica los tipos de canicie:

  • Prematura: en la mayoría de los casos aparece antes de cumplir 20 años o en la infancia.
  • Poliosis: es una condición en la que aparecen canas en zonas específicas, formando una mancha blanca, en la cabeza, cejas o pestañas.
  • Anular: las canas aparecen aisladamente y dispersas por la cabeza. En algunos casos pueden formarse mechones de pelo blanco.
  • Fisiológica: se debe al proceso biológico del envejecimiento.