Canas
Canas. - Foto: Getty Images

vida moderna

Canas: ¿cómo retrasar su aparición?

Además de la edad, existen otros factores que ayudan a que aparezcan canas.

La aparición de canas es por lo general una consecuencia directa del envejecimiento, proceso que hace que algunos cabellos empiecen a carecer de melanina, pigmento que da color tanto al cabello, como a la piel, el iris del ojo y el vello corporal, según explica el Grupo Sanitas en España.

Sin embargo, ese no es el único factor que provoca la aparición de canas. Según reseña un reciente estudio de la Universidad de Columbia, citado por Business Insider, hay otras razones por las que el color del cabello puede empezar a cambiar prematuramente, tanto así, que hay personas que, a su juventud, ya han empezado a percibir la aparición de algunas canas en su cabeza.

De acuerdo a la investigación, el estrés y la ansiedad, sentimientos de tensión física o emocional, además de provocar un sinnúmero de afecciones a la salud, también perjudican notablemente la apariencia del cabello al hacerlo perder su color.

“Durante décadas hemos tratado de entender la influencia del estrés en el proceso de la aparición de canas, y este es el primer estudio que demuestra una clara conexión entre el estrés psicológico y el cabello blanco”, explicó a la BBC Martin Picard, coautor del estudio.

Bajo ese contexto, aquellos que deseen retrasar la aparición de canas, deben empezar a trabajar en esos asuntos que le generan estrés, así como ansiedad. Entre las recomendaciones generales está tomar pausas ante situaciones de alta presión, respirar profundo, intentar mantener la calma y tomar el control, así como dedicar tiempo para el descanso y unas relajadas vacaciones.

Según los expertos, las personas jóvenes que han participado del estudio empezaron a recuperar el color natural de su cabello luego de 2 semanas de descanso de su jornada habitual.

Según reseña Business Insider, el estudio también reveló que el pelo no cambia su color cuando está fuera del folículo piloso, sino que comienza a recuperar su tono natural cuando se encuentra bajo la piel siempre y cuando se elimine o reduzcan los niveles de estrés, motivo por el que las personas que aún no tienen la edad en la que lucir canas sea un proceso normal de la vejez, deben tratar de ver en la calma su mejor aliado para mantener el color natural de su cabello, así como un buen estado de salud en general.

Asimismo, los investigadores señalan que mantener una dieta rica en nutrientes y llevar hábitos saludables, entre ellos practicar de manera regular alguna actividad física, son comportamientos que harán que el cabello se mantenga más fuerte y con su color natural.

En ese sentido, el consumo de algunas vitaminas también puede evitar que estos cabellos blancos aparezcan o al menos retardan su llegada.

La leche, el huevo, el pollo, el pescado, el brócoli y el aguacate son alimentos ricos en vitamina B5, la cual contiene múltiples bondades para mejorar la tonalidad del cabello y de la piel, sin dejar de mencionar sus características para curar heridas y evitar cicatrices.

La vitamina B o complejo B, como también es conocida, se encuentra presente en la zanahoria, el coliflor, el pescado, la carne de res y el pollo. Su consumo ayuda para evitar la aparición de las canas y a reducir los niveles de azúcar en la sangre, dos razones para potenciar su consumo.

Otra vitamina que puede ser incluida en la dieta para evitar la aparición de las canas es la vitamina B1, que ayuda con la producción de melanina, mejora el metabolismo y el funcionamiento del sistema nervioso. La puede encontrar consumiendo nueces, semillas, pasas, maíz y legumbres, entre otros alimentos.