vida moderna

Circulación sanguínea: cuatro ejercicios claves para mejorarla

Antes de recurrir a tratamientos caseros se debe acudir al especialista para no agravar la afección.


La circulación sanguínea es el movimiento regular de la sangre a través del sistema circulatorio. Este proceso es impulsado por el corazón de forma constante hacia el cerebro y las extremidades.

Mantener una buena circulación se considera importante pues a medida que la sangre circula, distribuye oxígeno y nutrientes a las células del cuerpo y elimina también los desechos.

La mayoría de los problemas circulatorios están asociados a las venas varices, sin embargo, también se pueden presentar otros síntomas como fatiga, mareos, dolor de cabeza, manos y pies fríos, dolor en las piernas, calambres musculares, latidos cardíacos irregulares, pérdida de cabello y sequedad de la piel, entumecimiento u hormigueo en partes del cuerpo, entre otros.

Por lo anterior, el portal especializado Salud180, explicó que realizar ejercicio de manera regular suele ser una recomendación frecuente, pues aumentan el flujo de sangre y fortalece la pared de las venas. Entre los recomendados están:

1. Trotar: el ejercicio cardiovascular practicado con regularidad ayuda al sistema circulatorio y mejora la circulación. Trotar, correr o practicar bicicleta son los ejercicios más recomendados según expertos, esto porque el cuerpo mejora la capacidad de tomar y usar el oxígeno. Además, mejora la capacidad de dilatación de los vasos sanguíneos, lo que ayuda a funcionar con más eficiencia el cuerpo.

2. Ejercicios de piernas: estos ejercicios ayudaran a mejorar la circulación de toda la parte inferior del cuerpo. Es posible hacer flexiones o elevaciones. Durante el ejercicio será evidente cómo la sangre comienza a moverse desde los pies hasta la cintura.

3. Yoga: es un ejercicio de bajo impacto que puede ser practicado por todos, los movimientos que se imprimen en esta práctica ayudan a mejorar la circulación al comprimir y descomprimir las venas. Un artículo publicado en European Journal of Preventive Cardiology indica que el yoga es uno de los ejercicios más beneficiosos para el sistema cardiovascular y el metabolismo. Es posible comenzar con posturas básicas y se pueden encontrar varias clases para principiantes o para diferentes edades, a través de internet.

4. Nadar: para activar la circulación sanguínea en el tronco y en los brazos el mejor deporte es nadar. Al igual que ocurre cuando se camina; al nadar se activan todas las partes del cuerpo ayudando a mejorar los niveles cardiorrespiratorios y vasculares. Además, se trata de un deporte que pocas lesiones genera.

Así mismo, para mantener una buena salud y mejorar la circulación existen tips y recomendaciones para ayudar a este sistema. Cabe resaltar que según el blog experto en salud, Medical News Today, es preciso que las personas no fumen, reduzcan las grasas saturadas y eviten el sedentarismo. También es posible:

  • Mantener un peso saludable

Según el portal experto mantener un peso saludable promueve la buena circulación. Esto teniendo en cuenta que el sobrepeso es una de las enfermedades que más afectan negativamente la circulación de las personas. Esto porque en aquellas personas que padecen de sobrepeso aumenta la creación de adiponectina, una proteína que está asociada con la función vascular.

  • Ingerir más pescados

Los ácidos grasos del pescado, como el omega tres son perfectos para este sistema, pues promueven la salud cardiovascular debido a que su grasa es completamente buena y aporta muchos antioxidantes y proteínas buenas para la sangre. Entre los pescados con mayor omega-3 se encuentran: salmón, sardinas y atún.

  • Beber más té

El té es una bebida rica en antioxidantes que promueve la salud del corazón y el sistema cardiovascular, además, puede mejorar la circulación. A pesar de que todos resultan ser buenos para la salud, los que más aportes brindan a este sistema es el té verde y el té negro.

Según la revista médica Circulation, el té negro mejora la salud de los vasos sanguíneos, además, se mencionó que el consumo del té verde está relacionado con una tasa más baja de enfermedad de la arteria coronaria.