vida moderna

¿Cómo identificar la anemia canina y cuándo consultar con el veterinario?

Cuando un perro tiene anemia se le observa todo el tiempo echado en el piso y no muestra voluntad para caminar largos trayectos.


Cualquier perro puede estar expuesto a sufrir de anemia canina, ya que esta enfermedad es más común de lo que la gente suele imaginar. Es importante estar haciendo regularmente un chequeo veterinario del animal de compañía para evitar que esta patología pueda afectarle en mayor manera con el paso del tiempo.

Los expertos en veterinaria, como la doctora Verónica López, explican que esta enfermedad es ocasionada por la disminución de glóbulos rojos en la sangre del perro. Una condición similar a la que vive un ser humano cuando es diagnosticado con este mismo padecimiento.

En el caso de los caninos los niveles de hemoglobina que deben manejar para poder hablar de un organismo sano se encuentran entre 12 g/dl a los 18 g/dl, cuando el animal de compañía o mascota tiene unos niveles por debajo de los indicados se habla de anemia.

Otro de los porcentajes que también se tienen en cuenta para diagnosticar la anemia canina es el de hematrocitos. Este debe estar entre el 32 % y el 52 %, cuando los niveles están muy por debajo de esto también se puede considerar una asistencia médica. En el caso de que el animal llegue a niveles por debajo del 18 % se considera, de inmediato, realizar una transfusión de sangre para el canino.

Es importante tener en cuenta que para que un canino le pueda donar sangre a otro debe estar completamente sano, por lo que antes se deben realizan una serie de exámenes médicos para determinar el estado del donante, también debe contar con su esquema de vacunación completo y por si fuera poco debe contar con el peso ideal.

Perro solos
Para los perros que se quedarán solos en casa hay que tener especial cuidado con los cables eléctricos, las ventanas y los balcones abiertos. - Foto: Getty Images/iStockphoto

¿Qué produce la anemia canina?

De acuerdo con la experta, esta enfermedad es causada por tumores, enfermedades virales, bacterianas o parasitarias. Pero con anterioridad, el animal de compañía empieza a dar señales de que las cosas con su salud no se encuentran del todo bien. Los animales que se suelen ser muy activos empiezan a mostrarse muy decaídos.

A la mascota se le puede observar todo el tiempo echada en el piso y no muestra voluntad para caminar. El animal, desafortunadamente, también comienza a sufrir de anorexia y su peso se baja de manera considerable, lo que indica que este padecimiento ataca de manera más severa a los animales que a los humanos.

También es importante estar al tanto de los signos que muestre el cuerpo del animal, por ejemplo, las mucosas se empiezan a ver pálidas, especialmente las de las encías. Lo más importante es que cuando se identifiquen estas señales en el animal se busque la ayuda de un veterinario.

A medida de prevención es bueno contar darle al canino una dieta rica en hierro, es importante añadir en el plan de alimentación alimentos como hígado, carne de ternera y buey. Además, es necesario suplementar con comidas ricas en vitamina C para favorecer la absorción de otras vitaminas y minerales.

Artrosis en gatos y perros, una enfermedad que crece en Latinoamérica

Un estudio realizado por el Ourofino Salud Animal destacó que la artrosis se está convirtiendo en una de las enfermedades de mascotas que más crece a nivel regional.

Según las estadísticas de la investigación, el 38 % de los perros sufren de problemas en sus articulaciones, lo que convierte a la artrosis en un padecimiento que aumenta en paralelo a diferentes factores como la longevidad, la genética, los traumatismos y el sobrepeso.

En este sentido, el Ourofino Salud Animal subrayó la importancia de que los dueños de los animales se concienticen de los cuidados que deben tener con sus mascotas.

Creativo Getty
Toda la familia conduce durante el fin de semana. - Foto: Getty Images/iStockphoto

El estudio añadió que la artrosis en los perros se presenta con dolores, principalmente en las articulaciones de los codos, las rodillas y la cadera. A su vez, la investigación destacó que las razas más propensas a sufrir de artrosis son el pastor alemán, el rottweiler, el gran danés, el golden retriever, el labrador retriever, el san bernardo, el galgo, el terranova, el border collie y el bernese, entre otros.

Por su parte, en las razas medianas y pequeñas, quienes más la padecen son los dachshunds, el bulldog y el carlino.