vida moderna

¿Cómo mejorar la concentración y la memoria?

Una buena concentración ayuda a ser más efectivos a la hora de realizar cualquier tarea.


Expertos aseguran que mientras más sentidos se utilicen en la actividad que se realiza, mayor será la concentración, que es la capacidad de mantener por más tiempo la atención en una tarea.

La concentración también es la capacidad de focalizar la atención sobre la, o las actividades que se están desarrollando, además, es importante no distraerse por estímulos internos o externos irrelevantes.

Por otra parte, los olvidos se presentan con mayor frecuencia en personas de edad avanzada, lo cierto es que cada vez individuos más jóvenes pueden presentar episodios en los que olvidan algunos aspectos o detalles, como por ejemplo, actividades tan cotidianas como en dónde quedaron las llaves. Esto evidencia síntomas de mal rendimiento del cerebro.

Según el portal Cuerpo Mente, los músculos como otras partes del cuerpo se resienten si no se someten a un mínimo de actividad física y no se les entrega una buena alimentación, la memoria también requiere cuidados para mantenerla sana.

Sin concentración es prácticamente imposible aprender algo, por tanto, la concentración es fundamental en el proceso de aprendizaje, por esta razón se deben tener en cuenta algunos ejercicios y recomendaciones para mejorar la concentración.

Una recomendación que hacen en el portal Educrea es que se debe evitar distracciones en el entorno. Mantener la puerta cerrada, el teléfono celular en silencio, cerrar páginas de internet que no aportan a la actividad que se está ejecutando, son algunos de los consejos que hacen en el mencionado portal para evitar estímulos externos que evitan la concentración.

Los estados de ansiedad, el nerviosismo o la incapacidad de adquirir tranquilidad también pueden afectar la concentración, por esta razón los especialistas en Educrea siguieren seguir estos pasos:

  • Sentarse cómodamente, cerrar suavemente los ojos, y colocar la mano derecha sobre el abdomen.
  • Respirar por la nariz y expulsar el aire, se puede por la nariz o por la boca.
  • Respirar lentamente por la nariz (5 segundos), retener el aire durante otros 5 o 7 segundos y expulsar el aire durante unos 10 segundos.
  • Mientras se realiza la respiración hay que imaginar que la tensión se escapa por el aire expirado y se liberan de ella.
  • Este proceso se debe realizar 3 veces seguidas.
  • Una vez realizadas las tres veces, pasar a una respiración controlada: tomar aire por la nariz durante 3 segundos y expulsarlo durante otros 3 segundos, pero sin retener el aire.

Los números y manejar sencillos cálculos matemáticos también requieren de concentración, por esta razón al practicar los famosos sudokus y cualquier tipo de operación matemática de forma regular, ayuda a mejorar la capacidad de concentración.

Planificar las actividades y los tiempos de la rutina también ayuda a mejorar la concentración, pues al ordenar las prioridades del día a día, se puede establecer el tiempo necesario para dedicar a cada tarea, evitando “el estrés, las prisas y los inconvenientes que puedan surgir”, así lo indican en el portal Psicología y mente, además, al tener un orden, se puede ser más efectivo y productivo en cada tarea a realizar.

Para mantener en buen estado la memoria, los expertos aconsejan dormir bien, “en general los adultos necesitan entre 7.5 y 9 horas por noche, y los adolescentes necesitan alrededor de una hora más de la media”, señalan en Viva mundo.

Un sueño reparador es indispensable para dar el descanso que el cerebro necesita para funcionar al máximo.

El ejercicio físico como correr, andar en bicicleta o nadar es indispensable para aumentar la cantidad de oxígeno que llega a tu cerebro, reduce el estrés y mejora la función química dentro del cerebro.

Ejercicios que requieren una fuerte coordinación mano-ojo y desarrollar las habilidades motoras complejas, también ayudan a mejorar la memoria.