vida moderna

Cómo mejorar la digestión lenta con métodos naturales

Este proceso varía en cada individuo.


La digestión es un proceso fundamental para que el organismo reciba los nutrientes de alimentos y de líquidos para funcionar óptimamente. De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), “el aparato digestivo descompone químicamente los nutrientes en partes lo suficientemente pequeñas como para que el cuerpo pueda absorber los nutrientes y usarlos para la energía, crecimiento y reparación de las células”.

Gracias a este proceso ocurre lo siguiente:

  • ”Las proteínas se descomponen químicamente en aminoácidos.
  • Las grasas se descomponen químicamente en ácidos grasos y glicerol.
  • Los carbohidratos se descomponen químicamente en azúcares simples”.

De acuerdo con los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, el tiempo de digestión varía en cada una de las personas.

“Los alimentos entran en el intestino grueso (colon) para una mayor digestión, absorción de agua y, finalmente, eliminación de los alimentos no digeridos. La comida tarda unas 36 horas en moverse por todo el colon. En general todo el proceso, desde que se ingiere la comida hasta que sale del cuerpo en forma de heces, tarda de dos a cinco días, según el individuo”, señala en su portal web.

El Español brinda algunas recomendaciones que pueden ayudar a mejorar el proceso de digestión:

  1. Comer despacio. Se debe masticar varias veces los alimentos para que el proceso de digestión se realice correctamente. El tiempo para comer mínimo debe ser de 20 minutos.
  2. Dividir la ingesta de los alimentos en varias comidas principales de la siguiente forma: desayuno, almuerzo, merienda y cena. No se debe saltar ningún plato.
  3. Se debe moderar las temperaturas de las comidas, debido a que pueden irritar las mucosas digestivas. Lo ideal es no comer platos ni muy fríos ni muy calientes.
  4. Masticar los alimentos al menos 20 veces. Esto es importante para que sean bien digeridos.
  5. No se debe consumir demasiado líquido mientras se come, debido a que “esto favorece la segregación de jugos gástricos y la comida será más pesada. Lo mejor es beberla después de las comidas”, explica el sitio web.
  6. Consumir platos que estén equilibrados respecto a los alimentos, es decir, que la mitad estén cocidos y la otra, crudos.
  7. Incluir proteínas en las comidas moderadamente. “Recuerda que no solo encontrarás las proteínas en la carne, sino también en los lácteos, el huevo y las legumbres”, detalla El Español.
  8. No realizar ejercicio al menos 2 horas antes o después del consumo de los alimentos.

Colon irritable

Sufrir del colon es algo que suele escucharse en muchas personas. En la actualidad, son pocos los casos en los que los síntomas son graves y los cuales merecen un tratamiento especial para mejorar el estado de salud.

Síntomas

  • Dolor abdominal: esta es una de las señales principales que alertan sobre el estado del intestino. Aunque es normal sentir pesadez y llenura después de haber comido una ingesta grande, que se convierta en algo persistente lo convierte en algo preocupante.
  • Hinchazón: a veces, las personas se sienten hinchadas a pesar de no haber comido nada. Esa sensación es un signo de alerta que implica que hay algo que está afectando al colon.
  • Diarrea: es normal que, en ocasiones, algunos alimentos causen diarrea, pero es importante analizar si son productos en específico o es algo que viene sucediendo desde hace tiempo y con qué frecuencia.
  • Cólicos y estreñimiento: si al momento, o antes de la deposición, se presentan cólicos, es importante visitar a un médico para conocer qué está pasando en el intestino grueso.
  • Cambios en el aspecto de las deposiciones.
  • Cambios en la frecuencia para expulsar las heces fecales.
  • Mucosidad blanca en las heces.