vida moderna

Cómo preparar sérum casero para hidratar el cabello seco

Este producto capilar puede realizarse fácilmente en casa.


El cabello seco se caracteriza por no tener suficiente humedad y aceite para mantener una textura y brillo normal. Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señala algunas de las causas de este tipo de cabello:

  • Lavado excesivo o uso de jabones fuertes o alcohol.
  • Uso excesivo de secadores.
  • Aire seco debido al clima.
  • Desnutrición.
  • Anorexia.
  • Paratiroides hipoactiva (hipoparatiroidismo)
  • Tiroides hipoactiva (hipotiroidismo).
  • Otras anomalías hormonales.
  • Síndrome del cabello ensortijado de Menkes.

El cabello seco necesita cuidados especiales, enfocados en aportar hidratación en profundidad. Para tener una rutina capilar que aporte los nutrientes necesarios. En su sección de belleza, el portal Mundo Deportivo, brinda las indicaciones para realizar en casa un sérum para el pelo seco.

Ingredientes

  • Aceite de argán.
  • Aceite de coco.
  • Aceite de jojoba.
  • Aceite de aguacate.
  • Recipiente de cristal con cuenta gotas (preferiblemente oscuro).

Preparación

  1. Agregar al recipiente de cristal todos los aceites y revolver para que se integren muy bien.
  2. Es importante que el recipiente no esté expuesto a la luz, para que el sérum dure más tiempo. Si es conservado en condiciones adecuadas puede durar hasta seis meses.
  3. Antes de aplicarlo, debe agitarse el recipiente.

¿Qué es un sérum?

Algunas personas pueden confundir los sérums con los diferentes productos capilares que hay en el mercado. El sérum tiene una mayor concentración de principios activos, los cuales “cuando lo aplicamos su acción se da directamente en el interior de las fibras capilares y no se queda en la superficie. Es aconsejable para cabellos quebradizos, dañados, secos, encrespados, teñidos o decolorados; aunque también hay fórmulas específicas para pelos grasos”, destaca Mundo Deportivo. El sitio web menciona algunas de las funciones de este producto:

  • Sella las cutículas capilares.
  • Hidrata y nutre en profundidad.
  • Protege el cabello del calor de la plancha y el secador.
  • Previene y elimina el encrespamiento.
  • Repara las puntas abiertas y el pelo dañado.
  • Facilita moldear el pelo para terminar el peinado, ya sea rizar, ondular o alisar.
  • Ofrece brillo y suavidad extra al cabello.

¿Cómo aplicar un sérum capilar?

Según detalla el sitio web, existen dos formas para aplicar este producto. La primera opción es con el cabello húmedo. Luego del lavado, aplicar unas gotas de sérum en la yema de los dedos, frotarlos entre sí y aplicarlo en el cabello desde el medio hasta las puntas.

La segunda opción es aplicar el sérum sobre el cabello seco. Luego de peinar el cabello, aplicar el producto, para atenuar las hebras rebeldes y que las puntas queden más suaves. Se debe tener en cuenta que el sérum solo se debe aplicar en las puntas.

Prevención

La caída del cabello suele ser uno de los problemas capilares que más alerta a las personas. Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación señala algunas recomendaciones para evitar ciertos tipos de pérdida de cabello:

- Tratarlo con suavidad: algunas personas cometen el error de peinar su cabello de forma brusca y halándolo con fuerza. Lo aconsejable es utilizar una peinilla que tenga dientes anchos, para evitar los tirones.

- Cuidado con los tratamientos: se debe evitar el uso de tratamientos fuertes como rizadores calientes o permanentes. Para el caso del cepillado y planchado, pueden realizarse moderadamente y aplicando productos que protejan al cabello de alta exposición al calor.

- Peinados: hay quienes maltratan su cabello al momento de recogerlo con una moña o banda elástica. Se debe moderar el uso de trenzas.

- Medicamentos: consultar al médico si las pastillas o suplementos que se tomen pueden causar pérdida del cabello a largo plazo.

- Protección solar: limitar la exposición del cabello a los rayos solares y a otras fuentes de luz. Protegerlo con gorras, sombreros, etcétera.