belleza

Cómo se usa el jengibre para combatir la alopecia naturalmente

La caída recurrente de cabello puede darse por factores hereditarios, cambios hormonales y afecciones médicas, entre otros.


La pérdida del cabello, también conocida como alopecia, es un problema que afecta a millones de persona en el mundo. Es un padecimiento que puede presentarse solo en el cuero cabelludo o en todo el cuerpo, y puede ser temporal o permanente, asegura el instituto de investigación Mayo Clinic.

Son diversas las causas que hay detrás de esta problemática. Por ejemplo, un tema hereditario, cambios hormonales, afecciones médicas o también puede ser parte normal del proceso de envejecimiento de las personas. Cualquier individuo puede estar expuesto a perder el pelo, pero es una afección que se presenta de forma más frecuente en los hombres.

Por su parte, de acuerdo con una investigación realizada por Harvard Health Publications, la pérdida de pelo también ocurre cuando la persona se enfrenta a altos niveles de estrés, tiene una enfermedad prolongada, consume fármacos, padece de enfermedades como el lupus, tiene un desorden tiroideo o presenta deficiencia de algunos minerales y vitaminas.

Por tratarse de un tema que mucho tiene que ver con la estética, hay personas que recurren a todo tipo de alternativas para mitigar su efecto. Por ejemplo, es muy frecuente que usen peinados diferentes, utilicen maquillaje o sombreros y otro tipo de accesorios que permitan disimular la problemática.

Otros pacientes, prefieren recurrir a tratamientos para prevenir una mayor pérdida de cabello o restaurar el crecimiento y algunos simplemente dejan que la situación avance sin darle demasiada importancia.

Para quienes deciden tomar acciones tendientes a encontrar una solución a su problema, existen algunos remedios naturales que pueden ser de utilidad. Por ejemplo, el jengibre, especia a la que se le atribuyen propiedades naturales que estimulan el flujo sanguíneo y aportan vitaminas tanto al cuero cabelludo como al pelo.

“Si no existe una buena circulación de la sangre, el cabello deja de crecer y se cae, es por esto que el efecto tonificante en el cuero cabelludo del jengibre -al provocar un aumento en la irrigación sanguínea- logra un libre flujo en el folículo piloso y con ello la disminución en la pérdida de cabello”, argumenta un artículo publicado en el diario El Universal, de México.

Este medio cita un estudio realizado por la Universidad de Ciencias Médicas, en Cuba, a personas con alopecia, el cual demostró que el uso de esta raíz potencia la salida del cabello y evita su caída, gracias a que contiene vitaminas A y E, necesarias para el crecimiento y fortalecimiento del cabello.

El portal Mejor con Salud refiere que en ocasiones la caspa también puede generar que el pelo se caiga y el jengibre puede ayudar a eliminar esa descamación de la piel, como producto de sus propiedades antisépticas naturales.

De igual forma, es un producto que es rico en antioxidantes que pueden ayudar a regenerar las raíces capilares, así como las partes envejecidas del cuero cabelludo.

Por otra parte, los ácidos grasos que contiene esta planta son indicados para cuidar y restaurar el cabello más débil o fino reduciendo las posibilidades de que se caiga.

¿Cómo aplicarlo?

Es natural que muchas personas incluyan el jengibre en su dieta, pues es una especia que brinda diversos beneficios saludables al organismo y esta puede ser una forma de aprovechar sus beneficios también para el cabello. Sin embargo, con este último propósito, lo recomendable es preparar una mascarilla que se pueda aplicar en la raíz del cabello.

Para realizar una preparación se requiere de una raíz de jengibre fresca, la cual se puede combinar con aceites como ricino, oliva o incluso sábila. Una de las opciones es combinarlo con dos cucharadas de aceite de oliva y dos de miel, según información del portal Salud 180.

Se ralla media raíz de jengibre y se pone en un recipiente. Se agrega un litro de agua, se pone al fuego y se tapa. Se deja a fuego lento y una vez hierva, se deja cocinar durante 15 minutos.

Mientras este proceso avanza, se mezcla la miel y el aceite de oliva en otro recipiente hasta que se integren perfectamente. Se retira la olla del fuego, se deja reposar por 15 minutos y luego se agrega el jengibre a los demás ingredientes y se mezcla hasta tener un producto homogéneo. Posteriormente, se aplica en el cuero cabelludo y se deja actuar unos 30 minutos, tiempo después del cual se enjuaga.