salud

¿Cómo usar la semilla de aguacate para prevenir enfermedades cardíacas?

La pepa de aguacate es rica en aminoácidos y antioxidantes.


El aguacate es una fruta nutritiva que ofrece diversidad de beneficios para la salud. Se trata de un alimento rico en vitaminas C, E y K, y minerales como el potasio y el magnesio.

Además, contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas como el omega-3, que actúan en el organismo como un antioxidante, ayudando a disminuir el colesterol y a prevenir el surgimiento de enfermedades cardiovasculares, según indica el portal de bienestar y salud Tua Saúde.

Esta fruta puede ser utilizada en las dietas para bajar de peso y por personas que sufren de diabetes debido a que es rica en fibras que ayudan a aumentar la sensación de saciedad y a regular la absorción de los azúcares a nivel intestinal. Sin embargo, por tratarse de un producto con altos niveles de calorías debe consumirse en pequeñas porciones.

Como pasa con tantos frutos, lo habitual es comerse la pulpa, o la parte carnosa del aguacate, y desechar su semilla; sin embargo, esta pepa encierra una serie de propiedades que van desde ayudar a la regeneración natural de la piel, hasta contribuir a la pérdida de peso y prevenir enfermedades cardíacas.

Un análisis realizado por The National Institute of Heatlh, de Estados Unidos, indica que el 70 % de los aminoácidos que contiene esta fruta están precisamente en la pepa. Asimismo, contiene más fibra soluble que cualquier otro alimento, precisa el portal Mejor con Salud.

Además de ser rica en aminoácidos, la semilla de aguacate también contiene ácidos grasos esenciales, que aportan beneficios a nivel cardiovascular. La particularidad de estos ácidos es que el cuerpo no los puede sintetizar de forma natural, por lo que necesita incorporarlos a través de la alimentación.

Un artículo publicado en el portal Cuidateplus precisa que estas grasas disminuyen los niveles de colesterol malo LDL, lo que favorece la fluidez del paso de la sangre por las arterias y venas y evita la formación de trombos, en beneficio de la salud del corazón.

También contribuyen a aumentar los niveles de colesterol bueno HDL, que ayudan a eliminar las partículas de colesterol malo y que tiene propiedades cardioprotectoras.

Además, su fibra dietética podría ayudar a controlar el exceso de colesterol y triglicéridos, por lo que se prevendría el desarrollo de enfermedades coronarias.

Las bondades de la pepa para estas afecciones son muy similares a las ofrecidas por la propia fruta, pues un estudio publicado por la Asociación Americana del Corazón, afirma que comer aguacate diario ayuda a la salud cardíaca dado que posee altos niveles de grasas mono insaturadas.

Los investigadores analizaron el efecto que este fruto tenía en los factores de riesgo cardiovasculares y se encontró que, es más recomendable reemplazar los ácidos grasos saturados que se consumen a diario, con una dieta que posea aguacate y sus ácidos insaturados.

¿Cómo se puede utilizar?

La semilla del aguacate tiene un sabor amargo y astringente. Para consumirla, lo recomendable es quitarle la capa fina de piel marrón, luego se ralla y, opcionalmente, se puede tostar a fuego bajo. Con la ralladura se puede preparar una infusión, hirviéndola durante 10 minutos y dejándola reposar otros cinco. Se cuela y se puede consumir en varias oportunidades al día.

La ralladura también se puede utilizar como guarnición en ensaladas, sopas, guisos, platos de arroz o pasta, entre otros.

Otros beneficios

La pepa del aguacate también podría ser beneficiosa para prevenir el envejecimiento celular, gracias a sus compuestos antioxidantes y puede contribuir en la prevención del crecimiento de tumores, gracias a su contenido en flavonol.

Las semillas de aguacate son ricas en vitaminas y minerales, especialmente la vitamina C Y E, además posee propiedades antiinflamatorias y potenciadoras del sistema inmunológico. Debido a esto, los especialistas creen que podría ayudar en el tratamiento del asma, pero en ningún caso son un remedio natural ni un sustituto de la medicación habitual indicada en estos casos.