Tendencias
La pérdida de cabello puede ser causada por múltiples causas.
La pérdida de cabello puede ser causada por múltiples causas; entre ellas, el estrés. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Consejos para prevenir la caída del pelo

La alimentación influye de manera directa en la salud del pelo.

El cabello y la manera de llevarlo juega un papel importante en la forma en la que las personas se relacionan con los demás y con ellos mismos. Por eso, no es de extrañar que, ante una pérdida repentina y abundante de cabello, la preocupación por la imagen y que esto termine afectando a la autoestima, es inminente, independientemente de que se hable de un hombre o una mujer.

Se cree que a diario se pierden entre 25 y 100 cabellos cada día, siendo algo normal. Lo que no es normal y lo que da pistas de que algo está pasando es cuando se encuentran puñados de pelo en la ducha (más de 100 folículos capilares al día), sobre la almohada, o en el peine, y la situación se prolonga durante más de un mes.

Se conoce como ‘reaccional’ a este tipo de caída abundante porque se presenta de forma repentina y, en general, está relacionado con una serie de factores (causas) que podemos nombrar, como: estrés, covid-19, cansancio, shock emocional, cambios hormonales - durante el postparto o los métodos anticonceptivos en el caso de las mujeres-, enfermedades, algunos medicamentos, mala alimentación, contaminación, y agresiones ambientales. Además, una particularidad llamativa de este tipo de caída de cabello es que sus efectos se producen habitualmente entre 3 y 4 meses después de que estos hayan acontecido.

La especialista Nathalie Castex-Rizzi, responsable de farmacología de Pierre Fabre, señaló que “en la caída reaccional, el estrés puntual y reversible activa las neuronas cercanas a los folículos pilosos, provocando una inflamación aguda, responsable de la caída masiva del cabello”.

Por ello, según la experta, “es importante interesarse en esta vía de acción e identificar un activo que bloquee la producción del factor inflamatorio en la transición del crecimiento del cabello hacia la fase de caída”.

El shampoo tiene una función cosmética y y terapéutica. Foto: Getty Images.
Expertos indican que el champú puede tener tóxicos que afectan al cabello; por eso, hay que acudir a un profesional para que brinde la opción adecuada para cada persona. - Foto: Foto: Getty Images.

Christian Latgé, nutricionista de los laboratorios dermatológicos Ducray, destaca la importancia de llevar una alimentación y estilo de vida saludable y la relación estrecha de esto con la caída reaccional. “Para tener un cabello saludable, se necesita una queratina de buena calidad, un ciclo de crecimiento y rebrote que funcione normalmente, y esto requiere una dieta equilibrada y diversificada”.

Por ello, en caso de déficit, el nutricionista propone la suplementación con complementos alimenticios durante un tratamiento para la caída reaccional del cabello “para que vuelva a reactivarse el crecimiento y que este crezca más fuerte y grueso”.

Si bien, en la mayoría de estos casos se trata de un proceso reversible, es decir, que el cabello se regenera a posteriori sin más, es conveniente saber que se puede acelerar su recuperación con nutricosméticos y cuidados tópicos, que ayudarán a que el cabello crezca más rápido y fuerte.

Ritual anticaída

  • Para volver al equilibrio del ciclo piloso y frenar la caída reaccional, René Furterer sugiere un ritual anticaída, un producto innovador que se ha enfocado en la vía inflamatoria y la acción del estrés celular para conseguir una respuesta aún más completa y más eficaz, desarrollando un activo 100 % de origen natural. Por lo general, estos productos vienen en forma de ampolla; estas se deben aplicar una vez por semana durante tres meses.
La alimentación es la principal fuente de nutrientes de las personas.
La alimentación es la principal fuente de nutrientes de las personas. - Foto: Getty Images

Alimentación

  • La idea es incluir alimentos en la dieta que contengan vitaminas B6, B5 y B8. Además, es importante consumir productos ricos en vitamina C, este compuesto ayuda a que el organismo asimile y absorba de manera adecuada el hierro; además, este nutriente es el principal precursor del colágeno (proteína encargada de darle firmeza y elasticidad a la piel) y este influye, también, en la salud capilar.
  • Algunos alimentos ricos en vitamina C: el kiwi, el tomate, el brócoli, el pimentón, la papaya, la piña, la mandarina, la guayaba, la naranja, el limón, entre otros.

*Con información de Europa Press.