salud

¿Cuál es la edad en la que es más difícil bajar de peso?

El envejecimiento modifica el funcionamiento del organismo, incluyendo el metabolismo.


No existe un peso perfecto para todas las personas en el mundo. Para tener un peso saludable se deben tener en cuenta diferentes aspectos como el índice de masa corporal, el cual es la medida para conocer si una persona tiene sobrepeso u obesidad. Esta es una relación entre el peso y la talla, en la que se divide el peso de la persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m).

Según explica Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, “comer demasiado o no hacer suficiente actividad física le hará subir de peso. Para mantener su peso, las calorías que ingiere deben equivaler a la energía que consuma. Para bajar de peso, deberá ingerir menos calorías que aquellas que consume”. Por eso, es importante tener una dieta balanceada, que le aporte los nutrientes necesarios para el funcionamiento óptimo del organismo.

Bajar de peso puede ser una tarea complicada para muchas personas. Algunos recurren a la actividad física y a un plan de alimentación específico para perder los kilos necesarios. Sin embargo, en algunas ocasiones esto no es suficiente.

Con el paso del tiempo, el funcionamiento del organismo no es el mismo que cuando era joven, por lo que adelgazar tampoco lo es como en años anteriores. Los expertos explican que esto se debe a que el cuerpo no quema calorías con la misma rapidez y se pierde masa muscular.

A partir de los 30 años bajar de peso es muy complicado debido a que el metabolismo trabaja paulatinamente y la comida que se ingiere permanece almacenada y se acumula grasa, aumentando el peso de las personas.

El nutricionista y psiquiatra del Centro de Trastornos de la Alimentación en el Hospital San Raffaele de Milán, Stefano Erzegovesi, citado por el sitio web Business Insider explica que “en el caso de las mujeres, las hormonas pueden influir muy negativamente en este tema. En ambos sexos se observa una reducción del metabolismo basal y de la masa magra mediada por la disminución hormonal”, enfatiza el profesional.

Para obtener buenos resultados al momento de subirse a la báscula es necesario realizar ejercicio y quemar las calorías necesarias para la pérdida de peso. La actividad física es uno de los factores que ayuda a bajar kilos saludablemente. Además de contribuir a la pérdida de peso, tiene muchos beneficios para el organismo. La Organización Mundial de la Salud los menciona:

  • Reduce los síntomas de depresión y ansiedad.
  • Mejora el bienestar general del organismo.
  • Ayuda a prevenir enfermedades no transmisibles.
  • Garantiza el buen crecimiento y desarrollo de los jóvenes.
  • Reduce el riesgo de caídas, fracturas y lesiones.
  • Ayuda a mantener un peso saludable.

Antes de decidir cuántos kilos bajar, es importante tener en cuenta que el peso ideal para cada persona depende de varios factores, como estatura, masa muscular y sexo. Más allá de ser un tema estético, se debe conocer cuál es el peso ideal para llevar un control y estar atentos si se sobrepasan estas cifras, para evitar llegar a tener sobrepeso u obesidad.

La acumulación anormal o excesiva de grasa representa un gran riesgo para la salud del cuerpo humano y aumenta las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares, trastornos del aparato locomotor y algunos tipos de cáncer, explica la Organización Mundial de la Salud.

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos mencionan algunas recomendaciones que ayudan a tener un cuerpo saludable:

  • Tener una dieta balanceada.
  • Mantenerse hidratado. Tomar abundante agua durante el día.
  • Moverse, hacer ejercicio y actividad física.
  • Dormir y descansar al menos 6 a 8 horas.
  • Moderar el consumo de alcohol.
  • Evitar fumar y los productos de tabaco.
  • Ocupar el tiempo en actividades que contribuyan al bienestar del organismo. Elegir e intentar crear un pasatiempo favorito individualmente o junto a la familia o amigos.
  • Reducir el consumo de sal.
  • Limitar el consumo de azúcares agregados.