vida moderna

Té de cúrcuma con limón: así se puede consumir para bajar de peso

Tener una vida saludable debe ser una de las razones para la pérdida de peso.


No existe un peso perfecto para todas las personas en el mundo. Para tener un peso saludable se deben tener en cuenta diferentes aspectos como el índice de masa corporal, el cual es la medida para conocer si una persona tiene sobrepeso u obesidad. Esta es una relación entre el peso y la talla, en la que se divide el peso de la persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m).

Tener una dieta equilibrada es uno de los elementos más importantes para bajar kilos. De acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, “comer demasiado o no hacer suficiente actividad física le hará subir de peso. Para mantener su peso, las calorías que ingiere deben equivaler a la energía que consuma. Para bajar de peso, deberá ingerir menos calorías que aquellas que consume”.

Al iniciar un proceso de pérdida de peso es importante consultar a varios expertos, recibir asesoría de un nutricionista para conocer la dieta que más convenga a los resultados y que sea saludable para el organismo, y tener la supervisión de un entrenador físico para realizar el ejercicio adecuado.

Existen algunos alimentos que tienen propiedades especiales para ayudar a las personas a perder peso. La cúrcuma y el limón son algunos de ellos. De acuerdo con el portal Tua Saúde la cúrcuma es un aliado perfecto para las personas que quieren bajar unos cuantos kilos. “La cúrcuma posee un compuesto activo llamado curcumina, el cual se ha relacionado con la pérdida de peso y con la disminución del hígado graso, debido a que acelera el metabolismo, lo que a su vez aumenta el gasto energético y favorece la disminución del peso”.

Por su parte, el limón es uno de lo cítricos más versátiles en la cocina. Se puede destinar para múltiples usos como la limpieza de las carnes, para la preparación de las ensaladas y de bebidas desintoxicantes. Respecto a la pérdida de peso es una fruta que al ser mezclado con agua y otros ingredientes resulta una gran bebida adelgazante. “El limón ayuda a limpiar las papilas gustativas, disminuyendo las ganas de consumir alimentos dulces, y posee efecto diurético, el cual ayuda a eliminar el exceso de líquido presente en el organismo”, explica Tua Saúde.

Ingredientes

  • Una cucharadita de polvo de cúrcuma.
  • Un limón.
  • 150 ml de agua.

Preparación

  1. En una olla, poner a hervir el agua.
  2. Cuando llegue a su punto de ebullición, agregar la cúrcuma y una cucharada de zumo de limón.
  3. Esperar diez minutos, apagar el fuego y dejar enfriar 15 minutos.
  4. Servir y consumir. Se recomienda tomar esta bebida tres veces al día, entre cada comida.

Obesidad

Los adultos son diagnosticados con obesidad cuando el índice de masa corporal es igual o superior a 29. Aunque no hay un peso general para todas las personas, los expertos recomiendan tener un peso saludable.

Esta condición aumenta el riesgo de sufrir otras enfermedades que ponen en riesgo la vida de los pacientes como la diabetes, enfermedades cardíacas y cerebrovasculares. El cuerpo de una persona obesa necesita mayor producción de insulina para transportar la glucosa a las células y el páncreas necesita producir más insulina para mantener el azúcar en la sangre dentro del rango normal. El portal especializado Patia destaca que ese “sobreesfuerzo provoca fatiga en el páncreas y la consiguiente reducción de capacidad de producción de insulina”. Sobre esa misma línea, la diabetes es una de las causas directas de la ceguera, insuficiencia renal, ataques cardíacos, derrames cerebrales y la amputación de miembros inferiores.

Asimismo, la obesidad puede causar problemas en la fertilidad. De acuerdo con un estudio publicado en la Librería Nacional de Medicina, “varios mecanismos podrían explicar el efecto de la obesidad sobre la infertilidad masculina, tanto directa como indirectamente, al inducir apnea del sueño, alteraciones en los perfiles hormonales (niveles reducidos de inhibina B y andrógenos acompañados de niveles elevados de estrógenos) y aumento de la temperatura escrotal, que finalmente se manifiesta como alteración del semen”. Respecto a la mujer, la obesidad puede contribuir a tener problemas de ovulación y presentar períodos irregulares.