vida moderna

¿Cuál es la forma más saludable de tomar café?

El café interviene en la absorción de calcio y hierro, por esta razón no lo recomiendan para pacientes con anemia y osteoporosis.


Tomar café es uno de los hábitos más populares en el mundo. Además, esta bebida contiene cafeína, que es un “componente que estimula el sistema nervioso central. Por lo tanto, reduce la fatiga y el cansancio”, explica el sitio Mejor con salud.

El consumo excesivo de café genera a mediano plazo unos efectos que no son favorables, además, si se suma un estilo de vida poco saludable las consecuencias no serán positivas para el organismo

Un consumo moderado de café (cinco tazas a la semana), no genera afectaciones en el cuerpo, pero es importante entender que “los bebedores excesivos de café crean una tolerancia mayor a sus alcaloides, igual que ocurre con cualquier medicamento”, señala Mejor con salud.

Los que beben más de dos tazas al día no presentan efectos en el organismo como si puede ocurrir con los que no están acostumbrados a tomarla en esas cantidades.

Mejor con salud resalta que “es más probable que se tengan problemas o efectos colaterales si la persona, además de beber café, fuma, no hace ejercicio, consume mucha comida rápida y lleva una vida sedentaria”.

En el Departamento de Química y Bioquímica de la Universidad Thomas Jefferson de Filadelfia (Estados Unidos) realizaron un estudio que fue publicado por Nature y explica una forma ideal para tomar y disfrutar mejor el café.

“Los resultados no dejaron lugar a dudas: es más saludable tomar el café siguiendo el método tradicional, esto es, preparándolo con agua caliente en una cafetera, que en frío. Según indica la profesora Megan Fuller, una de las autoras del estudio, el café tiene muchos antioxidantes. Si lo bebes con moderación, las investigaciones muestran que puede ser muy saludable”. en palabras recogidas por el portal Alimente.

Otra recomendación que hacen los expertos es que se no se debe superar los 400 miligramos de cafeína diaria, así lo señala la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). “En el caso de embarazadas y madres que dan el pecho, el límite seguro es de 200 miligramos al día”, reseña el sitio web Aimente.

Otra forma que recomiendan para tomar café, es hacerlo con el estómago lleno, pues “evitará cualquier síntoma de gastritis o taquicardias por exceso de cafeína. Además, tomar café sin haber comido algo puede quitar el apetito y hará pasar largos períodos de tiempo sin comer”, así lo explica el portal Thehappening.

Para tomar un buen café saludable se necesita la canela, según el sitio web Thehappening, es ideal agregar esta especia para “darle un toque único y ayudará a regular los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa en la sangre, para eliminar cualquier tipo de enfermedad del corazón”.

“Endulzar el café con miel de abeja o estevia natural”, aconseja Thehappening, pues los “sustitutos de azúcar quedan casi prohibidos; aunque se venden como un producto con cero calorías, estos en realidad no son naturales y los químicos pueden provocar efectos a largo plazo”.

En el portal Mejor con salud invitan a “evita añadir leche, nata, crema o demasiada azúcar a tu café”, para reemplazar estos acompañantes que pueden ser dañinos para el organismo por el alto aporte calórico, lo mejor es “optar por unas gotas de leche desnatada, estevia o azúcar mascabado”.

“Escoger granos que sean tostados y oscuros. Estos producen más cantidad de antioxidantes en comparación con el tostado regular. Son un poco más fuertes que los tradicionales, pero usarás menos cantidad”, advierte Mejor con salud, además los expertos aconsejan un descanso moderado y dormir bien, para no tener que depender del exceso de cafeína para estar alerta durante la jornada laboral, o en cualquier otra actividad que se necesite de mucha atención.