vida moderna

¿Cuáles son algunos trucos de la neurociencia para volverse más inteligente?

Así sean tan solo diez minutos en la bicicleta, en transporte público o el carro, es clave mantener en el celular algún audio que estimule el aprendizaje.


La mayoría de las personas alguna vez en su vida se han preguntado si son lo suficientemente inteligentes. Para esta incógnita, lo primero es entender que la inteligencia es algo flexible, por lo cual se pueden adquirir ciertos hábitos y comportamientos que van a permitir incentivarla, al igual que hicieron las personas que se consideran más inteligentes.

Sin embargo, se necesita desarrollar tres variables mentales para que al momento de aprender cómo ser más inteligente, esto sea mucho más fácil.

Cada una de ellas será indispensable para este objetivo: lo primordial es entrenar el proceso mental, tener muchas fuentes de información y referentes, y enfocarse en un problema, área de interés o campo de trabajo.

.
Mientras que la cafeína vuelve a las personas ansiosas, el té verde contiene L-teanina que genera un incremento en las ondas alfa cerebrales. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Sin duda, Thomas Edison era una de las personas más inteligentes del mundo, sus inventos llevaron a la humanidad al siguiente nivel. Analizando su idea del bombillo bajo estas variables, se encuentra lo siguiente:

  • Thomas Edison con cientos de intentos estaba entrenado en pensar de manera lógica.
  • Era un experto en ingeniería eléctrica.
  • Y, por último, se centró en solucionar un problema.

Lo que esto demuestra es que, ante la pregunta de ¿cómo ser más inteligente?, la respuesta está en los hábitos que cada persona practica a diario. Aquí algunos consejos que se pueden hacer todos los días para ser más inteligente, según el portal Emprendiendo Historias.

Tomar dos vasos de agua dentro de los 30 minutos luego de despertar

  • Debido a que el cuerpo lleva muchas horas durmiendo, no se ha hidratado de la manera correcta por un largo periodo de tiempo.
  • Se ha establecido que el agua es necesaria para filtrar la “basura” en el cuerpo y tener un balance.
  • Por esta razón, dos vasos grandes de agua equilibrarán nuevamente la cantidad de agua que el cuerpo necesitó durante la noche.
  • De acuerdo con dos estudios realizados en niños, se demostró que tomar agua incrementa la habilidad para completar tareas mentales.

Leer el resumen de un libro durante el desayuno

  • Leer libros es algo grandioso, pero al momento del desayuno, con el poco tiempo que la mayoría de gente dispone, es preferible algo más corto.
  • En lugar de leer artículos de noticias, mejor leer resúmenes de libros exitosos.

Escuchar pódcast o audiolibros

Así sean tan solo diez minutos en la bicicleta, en transporte público o el carro, mantener en el celular algún audio que estimule el aprendizaje. Esta es una de las claves para leer más libros en un año. Aquí algunas fuentes para hacerlo:

  • Charlas TED (se pueden descargar estos audios de tal modo que no consuman datos de internet).
  • Audiolibros en español recomendados para emprendedores.
  • Pódcast de autores favoritos.
  • Muchas veces la gente no tiene mucho tiempo de sentarse a leer un libro; entre el trabajo, movilizarse y trabajar en otros proyectos personales, puede que no le quede mucho tiempo.
  • Para esto sirven los audiolibros, para utilizar ese “tiempo muerto” cuando se moviliza y escuchar los consejos, estrategias y puntos de vista de grandes personajes de la historia.

Tomar té verde mientras se trabaja

Tomar siestas durante el día

  • Tomar siestas le permite al cerebro estar fresco. Incluso, está demostrado que las siestas durante el día incrementan la velocidad de aprendizaje y, por ende, contribuye en cómo ser más inteligente.
  • La mente tiene un ritmo que determina cuándo se está quedando dormida y cuándo necesita dormir.
  • El promedio de las personas siente más sueño entre el medio día y las cuatro de la tarde. Así que este es un tiempo excepcional para tomar una siesta, lo que lo hará más productivo y rendir a un mayor nivel durante el día.

No tomar azúcar durante el día

  • Lo ideal sería olvidarse por completo del azúcar. Pero, en el caso de no ser capaz (por cualquier razón), asegúrarse de no consumirla en los momentos cuando se necesite estar más concentrado.
  • Los altos niveles de azúcar, seguido de unos bajos, no son recomendados para que la mente funcione inteligentemente.

Leer un libro en vez de ver televisión

  • Mientras que el consumo de entretenimiento audiovisual es una actividad pasiva, la lectura de un libro exige la construcción de imágenes mentales de lo que está leyendo.
  • Los beneficios de leer son los mismos, independientemente de si están leyendo Juego de tronos, El libro negro del emprendedor o La guía completa de inversión del Wall Street Journal. No importa lo que se lea, este hábito logra ser a las personas más inteligentes.
  • Además, la lectura reduce el estrés, algo que hace sentirse mejor consigo mismo e incrementa los tres tipos de inteligencia–cristalizada, fluida y emocional.

Practicar ejercicios simples

  • El cuerpo y la mente están fuertemente relacionados. Tener un buen estado físico y desarrollar hábitos saludables ayuda a que la mente funcione mejor.
  • Aunque esto no significa ir al gimnasio todos los días. Hacer algunas flexiones y abdominales durante el día, caminar y subir las escaleras del edificio o trabajo puede tener un impacto positivo.