alimentación

‘Detox’ para recuperar una dieta saludable luego de las festividades

Es importante realizar esta dieta con supervisión médica, pues su uso prolongado puede causar deficiencias nutricionales.


Durante la época navideña suele haber un número considerable de pacientes que acuden al centro de salud con dolores de estómago, ardor y mucha acidez, en ocasiones acompañado de vómitos y diarreas. Estos síntomas corresponden al popular “empacho”, uno de los malestares más comunes durante estas fiestas.

Después de las comidas copiosas, las reuniones con amigos y el exceso de dulces, llega el momento de revisar la alimentación y corregir los excesos de estas fiestas con una dieta detox que puede ayudar a recuperar la rutina en la alimentación cuanto antes.

La dieta es muy utilizada para desintoxicar el organismo y disminuir la retención de líquidos en un corto período de tiempo para limpiar el organismo después de un período festivo como el de fin de año. En una dieta de cinco días, conviene ir incorporando sólidos progresivamente tras haber comenzado durante un par de días con una dieta líquida a base de jugos, sopas de verduras y finalizando con comidas ricas en vegetales, carnes poco grasas (como el pollo) y pescados.

Tras haber cumplido los cinco días de dieta, se debe comenzar una dieta de mantenimiento equilibrada compuesta por alimentos naturales, evitando productos industrializados, azúcares y fritos.

Es importante recordar que durante estos días se debe condimentar los alimentos con muy poca sal, dándole preferencia al uso de condimentos naturales como cebolla, ajo, albahaca, menta o jengibre.

No hay que olvidar que para realizar este tipo de dietas es bueno recurrir a un nutricionista, ya que la repetición de estas rutinas sin supervisión médica puede ocasionar riesgos como déficit de vitaminas, minerales, grasas y proteínas, ocasionando pérdida de masa muscular o deshidratación.

En el caso de sufrir vómitos y náuseas consecuentes de una digestión pesada, lo primero que se debe hacer es evitar la deshidratación mediante sueros de rehidratación oral y, sobre todo, beber mucha agua en pequeñas cantidades durante todo el día.

Reme Navarro, farmacéutica y Consejera Delegada de Mifarma en España, también recomienda ayudar al organismo con preparaciones de plantas medicinales como las hojas de alcachofa, que son depurativas, o el cardo mariano, que ayuda a proteger el hígado.

Cardo mariano

El cardo mariano, cuyo principal es la silimarina, es un remedio natural muy utilizado para tratar problemas en el hígado y de piedras en la vesícula. En general, los extractos de esta planta pueden comprarse en tiendas naturales en forma de cápsulas, pero también puede ser utilizado el té.

Estos son algunos de los mejores consejos para acelerar el metabolismo y reducir la ingesta de calorías durante estas fechas, sin caer en dietas restrictivas que generan el temido “efecto rebote”:

Reducir las porciones

El truco no está en dejar de comer, sino en comer en pequeñas cantidades. A menudo, las personas ingieren más comida de la que realmente necesitan y, por ello, se recomienda comer de todo, pero en plato de postre. Consumir raciones más pequeñas es la mejor forma de reducir paulatinamente las cantidades de comida, masticando bien y comiendo despacio para aumentar la sensación de saciedad.

Alimentarse con comida real

Es fundamental eliminar de la dieta las harinas refinadas, los alimentos ultraprocesados, los gaseosas y los azúcares, optando por alimentos ricos en nutrientes. Para ello será fundamental elegir productos que no estén envasados y saber mirar los ingredientes en su etiqueta, evitando los aditivos y controlando la cantidad de sal y grasas.

*Con información de Europa Press.