vida moderna

Ejercicios para combatir el Alzheimer y prevenir el deterioro cognitivo

Bailar o leer contribuye en la memoria y la concentración.


De acuerdo con la Clínica Mayo, el Alzheimer es un trastorno progresivo, que es causado por demencia que afecta la calidad de vida de una persona.

Los adultos mayores suelen padecerlo, y los principales signos que se observan es el olvido de fechas o nombres de cercanos. Sin embargo, si eventualmente pasa, no significa que se padezca esta enfermedad neurológica.

La National Institute on Aging asegura que el Alzheimer “es una de las causas principales de muerte en los Estados Unidos”.

Es importante destacar que aún no se conoce su cura, sin embargo, es indispensable estar bajo tratamiento médico y seguir cada una de las indicaciones para impedir que la enfermedad avance.

Como se mencionó anteriormente, los síntomas más frecuentes de esta enfermedad es el olvido recurrente de conversaciones o palabras habituales. Entre esto, la desubicación geográfica, el no reconocimiento de lugares conocidos ni personas, pueden ser señales de alerta.

¿Qué es la demencia?

De acuerdo con la Biblioteca de Medicina, de los Estados Unidos, MedlinePlus, la demencia es una “pérdida de la función cerebral que ocurre a causa de ciertas enfermedades”, impactando el lenguaje, el pensamiento y la memoria de una persona mientras afecta su comportamiento.

“La enfermedad de Alzheimer, que es la forma más común de demencia, acapara entre un 60 % y un 70 % de los casos”, señala la Organización Mundial para la Salud (OMS).

En la mayoría de los casos, la demencia aparece en adultos mayores, siendo esta enfermedad irreversible. Por ejemplo, la enfermedad de Huntington, la esclerosis múltiple, el mal de Parkinson, la parálisis supranuclear progresiva, pueden conllevar a esta afección.

Mantener las funciones cerebrales activas es importante para mitigar el riesgo de demencia.
Mantener las funciones cerebrales activas es importante para mitigar el riesgo de demencia. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Algunas de sus causas, según Medline Plus, pueden ser lesiones cerebrales, consumo excesivo de alcohol, bajos niveles de vitamina B12, y/o hidrocefalia normotensiva.

Ejercicios para combatir el Alzheimer

Por lo tanto, la Clínica Mayo, asegura que esta enfermedad no se puede prevenir, sin embargo, sí se pueden tener hábitos saludables que mejoren la calidad de vida y contrarresten otras afecciones o episodios de olvido.

Por ejemplo, leer libros, practicar algún instrumento, bailar, estar en actividades sociales, entre otras, contribuyen en la salud mental, porque ejercitan el cerebro, y quizá, mitigan la aparición de esta enfermedad.

Por ejemplo, la actividad física puede contribuir no solo en el fortalecimiento del cuerpo, sino en la salud mental. En una publicación de la entidad americana citada, escrita por el doctor Jonathan Graff-Radford, señala que realizar ejercicios por al menos 30 minutos en diferentes días a la semana, reduce el riesgo de tener sobrepeso y ayuda a mejorar la memoria, y contrarrestar el deterioro cognitivo.

Cabe destacar que el adulto mayor debe estar acompañado y estar bajo supervisión de un entrenador para evitar lesiones.

Otro ejercicio contra el olvido, puede ser asociar una palabra con otra, que traiga más recordación, ya sean eventos, o nombres de personas cercanas.

Leer a diario puede ser favorable para la salud

De acuerdo con Mejor con Salud, en una de sus publicaciones escritas por Lorena Gónzalez, afirma que la lectura habitual ayuda a mejorar la concentración, porque se enfoca en la comprensión de textos que requieren atención.

Beneficios del ejercicio en la salud mental
Beneficios del ejercicio en la salud mental - Foto: Getty Images

Se recomienda iniciar este hábito con el tipo de lectura que más guste, ya sea historia, o tal vez, ficción.

Además, tener un hábito de lectura puede ayudar a aumentar el vocabulario y conocer otras culturas, contribuyendo a las buenas relaciones sociales y a una comunicación asertiva.

De acuerdo con un artículo publicado por la Clínica Mayo, la lectura puede ser un relajante para quienes sufren de insomnio. Dormir es una actividad importante para la renovación del cerebro y la recuperación del cuerpo.