vida moderna

El alimento que ayuda a reducir el colesterol alto y triglicéridos: así se puede consumir

El colesterol y los triglicéridos son sustancias presentes en la sangre.


El colesterol es una sustancia presente en la sangre y necesaria en niveles adecuados para algunas funciones vitales del cuerpo, como formar células sanas. Cuando los niveles de este lípido son altos se pueden formar depósitos de grasa en los vasos sanguíneos, lo que puede taponar las arterias e impedir la libre circulación de la sangre.

Según la Fundación Española del Corazón, el cuerpo necesita ciertas cantidades de colesterol para funcionar adecuadamente. Esta sustancia cerosa se produce, en su mayoría, en el órgano interno más grande del cuerpo, el hígado, aunque también se puede obtener de ciertos alimentos.

Por otra parte, los triglicéridos son el tipo de grasa más común en el cuerpo. Además del consumo en exceso de algunos alimentos en específico, existen otros factores que pueden contribuir a que se incrementen los niveles de esta sustancia en la sangre:

  • Comer frecuentemente más calorías de que las que se queman.
  • Tener sobrepeso u obesidad.
  • Fumar cigarrillos.
  • Uso excesivo de alcohol.
  • Ciertos medicamentos.
  • Algunos trastornos genéticos.
  • Enfermedades de la tiroides.
  • Diabetes tipo 2 mal controlada.
  • Enfermedades del hígado o renales.
Colesterol alto
El colesterol elevado puede taponar las arterias. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Beneficios de consumir frutos secos

La alimentación juega un papel fundamental a la hora de prevenir enfermedades a corto, mediano y largo plazo; además es la mejor alternativa para evitar que las patologías ya existes se agraven. Los expertos recomienda llevar una dieta sana y equilibrada rica en proteínas, carbohidratos en su estado natural, muchas frutas y verduras.

Uno de los alimentos que se pueden incluir en la dieta son los frutos secos y las nueces; estos productos tienen efectos positivos en el sistema cardiovascular, reducen el colesterol y no repercuten de ninguna manera en el peso de quienes los consumen.

Un reciente estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CiberObn) en colaboración con la Universidad de Harvard, mencionó que no existe ningún tipo de excusa justificable para no consumir estos alimentos.

Según el portal de medicina y salud Cuídate Plus varios estudios de intervención nutricional han señalado “que los frutos secos, y en concreto las nueces, pueden ejercer efectos beneficiosos sobre distintos factores de riesgo cardiovascular como son la resistencia a la insulina, la inflamación, la presión arterial y el perfil lipídico”, explicó Marta Guasch y Jordi Salas, miembros del CiberObn.

Con respecto a la salud del corazón, varios estudios han revelado que las nueces “mejoran la función endotelial de los vasos sanguíneos, disminuyen la inflamación y mejoran los procesos oxidativos, evitando el riesgo de padecer enfermedades del corazón”, indican los expertos. Además, estos alimentos aportan otros beneficios para la salud del organismo: “Pueden mejorar el estado cognitivo, la depresión e incluso reducir el riesgo padecer de algunos cánceres, aunque la evidencia sobre ello es menor”.

Las nueces son frutos secos que ayudan a reducir el colesterol. Foto: Getty images.
Las nueces son frutos secos que ayudan a reducir el colesterol. - Foto: Foto: Getty images.

Al comer nueces o frutos secos se ha comprobado que gracias a sus componentes los niveles de colesterol malo (LDL) disminuyen. (Las nueces) “disminuyen la absorción de colesterol y ácidos biliares en el organismo, aumentan su excreción e incrementan la actividad de los receptores del colesterol LDL”. Además “algunos de sus nutrientes podrían también modular enzimas involucrados en la síntesis de colesterol y en la producción de ácidos biliares”.

“Las nueces son especialmente ricas en ácido grasos α-linolénico y linoleico, composición nutricional única que se ha hipotetizado como la posible responsable de la disminución en las concentraciones de colesterol total y triglicéridos observadas”, señalan los especialistas de CiberObn. Este tipo de frutos secos además contienen esteroles vegetales y polifenoles, “componentes naturales que contribuyen a disminuir las concentraciones de colesterol en sangre y que tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes”.