vida moderna

El alimento que mejora la circulación y el aspecto de la piel

No se debe exceder el consumo de este alimento y debe ser complementado con hábitos saludables.


La piel es el único órgano que está en contacto frecuente con el exterior y es el órgano externo más grande del cuerpo. Es posible que en ella, con el pasar de los años, se puedan ver manchas, resequedad y arrugas.

Este órgano es el encargado de proteger el cuerpo de agentes externos como el calor, el frío o, incluso, algunas bacterias. Además, el estado de la piel puede reflejar tanto la salud física como la mental, pues los cambios que tenga en cuanto a color o textura pueden avisar de enfermedades internas.

También la piel posee cualidades insuperables en cuanto a impermeabilidad, autorreparación, autolubricación y eliminación de residuos, según explica la entidad especializada en salud Sanitas.

Si bien la genética es determinante para la estructura de la piel, la exposición solar, el maquillaje y la rutina de limpieza diaria son factores determinantes en la aparición de pliegues y manchas. Por ello, se han creado diversas técnicas para lucir una piel tersa, humectada y rejuvenecida.

Los medicamentos, las técnicas de exfoliación, los rellenos y la cirugía están entre los tratamientos para las arrugas más eficaces, según Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Así mismo, existen alimentos que ayudan a proteger la salud de todas las capas de la piel y por lo tanto, evitan las imperfecciones en la misma. Por ejemplo, el portal especializado Cuerpo Mente indicó que el asaí es un fruto que trae varios beneficios para la piel.

Entre las propiedades del asaí mencionadas por el portal está el mejorar la circulación sanguínea, lo cual se relaciona con la disminución de problemas cutáneos, pues si no se recibe suficiente oxígeno y nutrientes a través de la sangre, la piel no podrá mantenerse saludable.

De igual manera, este alimento contiene una gran cantidad de antioxidantes que ayudan a eliminar los radicales libres del cuerpo previniendo el surgimiento de arrugas prematuras, manchas u otros aspectos que algunos pueden considerar incómodos en la piel.

El portal Tua Saúde explicó que se puede preparar el asaí de la siguiente forma:

1. En una licuadora poner 100 gramos de asaí, un vaso de agua y un poco de miel si se desea.

2. Procesar hasta que se torne una mezcla homogénea.

3. Una vez lista, se le puede agregar granola, avena, frutas o nueces.

Cabe resaltar que el acai, asai, asaí o açaí son las diferentes formas de nombrar a esta fruta exótica que se produce en el Amazonas y que durante cientos de años ha sido parte de la dieta de comunidades que habitan en la zona, especialmente las indígenas.

Se trata de un fruto con un aspecto muy similar al de la uva o los arándanos y que, gracias a sus propiedades, ofrece una serie de beneficios saludables para el organismo. Se dice que los indígenas lo han utilizado como medicamento natural para el tratamiento de enfermedades de la piel y para curar malestares digestivos.

Un artículo publicado en el diario La Vanguardia, de España y escrito por Lídia Penelo, indica que se trata de un alimento que “contiene 16 aminoácidos y muchos minerales como calcio, zinc, magnesio, hierro y un alto contenido de potasio (930 miligramos por cada 100 gramos). Además de vitamina E (45 mg por cada 100 gr), vitamina C (20 mg) y vitaminas del grupo B”.

Dados los beneficios que se le atribuyen, su consumo se ha extendido a diferentes partes del mundo, pues ya se puede conseguir en diferentes presentaciones como: polvo, fruta congelada, suplementos alimenticios, entre otros.