Tendencias
La pérdida de la memoria es un "olvido inusual".
La pérdida de la memoria es un síntoma frecuente que llega con la edad. - Foto: Getty Images

salud

El método natural que ayuda a mejorar la memoria y combatir la demencia

El alzhéimer es la forma más común de la demencia, que se produce por el deterioro cognitivo.

La pérdida de la memoria es un síntoma que se presenta cuando se sufre deterioro cognitivo, este último es el causante de provocar las formas de demencia, síndrome que se desarrolla en algunos adultos mayores debido a la edad y que va desarrollando diferentes situaciones problemáticas para quien la sufre.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la demencia como un síndrome, generalmente, de naturaleza crónica o progresiva, caracterizado por el deterioro de la función cognitiva (es decir, la capacidad para procesar el pensamiento), más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal.

“La demencia es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores en todo el mundo. Puede resultar abrumadora no solo para quienes la padecen, sino también para sus cuidadores y familiares”, explicó la OMS, recalcando las dificultades de las personas y familiares que sufren por algunos de los tipos de demencia.

Y agregó: “A menudo hay una falta de concienciación y comprensión de la demencia, lo que puede causar estigmatización y suponer un obstáculo para que las personas acudan a los oportunos servicios de diagnóstico y atención. El impacto de la demencia en los cuidadores, la familia y la sociedad puede ser de carácter físico, psicológico, social y económico”, enfatizando en los grandes retos que comprende el síndrome.

Es de resaltar que la forma más común de demencia es la enfermedad del Alzhéimer. Se trata de una condición que degenera las capacidades cerebrales conforme avanza, según indica el Instituto Nacional del Envejecimiento, una entidad anexa a los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, y agregó que el avance progresivo del diagnóstico es la característica principal del alzhéimer, que no siempre muestra señales tempranas y se diagnostica en una etapa más avanzada, de ahí en adelante sigue agravándose la condición.

Ante este panorama, es importante aprender mecanismos para tratar la pérdida de la memoria en momentos de dificultad, indiferentemente del diagnóstico, pero que resultan muy útiles para personas con algún tipo de demencia. El psicólogo Georg Elias Müller y su estudiante Alfons Pilzecker lograron determinar que el descanso era un método con resultados efectivos para la situación mencionada.

Aunque a simple vista parezca un poco desconcertante, el dejar a un lado los aparatos electrónicos, quizás apagar las luces y tomar descanso, justo en los momentos en los que la persona no recuerda nada de lo que busca, puede ser un buen ejercicio para entrenar la mente y devolver un poco la memoria, según recoge el portal Ámbito sobre el estudio de los psicólogos mencionados.

Este método fue puesto a prueba a principios de este siglo para determinar qué tan eficaz resultaba con personas que tenían daños cognitivos, como el deterioro causante de la demencia, por parte de profesionales de Reino Unido y Estados Unidos, encontrando que aquellas personas que se relajaron e incluso, durmieron en medio de la prueba triplicaron los resultados, frente a quienes estuvieron con la mente ocupada en otros aspectos.

Así entonces, los profesionales concretaron que las personas con daños cognitivos habían tenido resultados similares a los de pacientes sin ese diagnóstico, recetando así, el descanso y relajación para poder mantener y ejercitar la memoria en personas con demencia.