El aceite de oliva es un ingrediente "estrella de la dieta mediterránea. Foto: Getty Images.
El aceite de oliva es un ingrediente "estrella de la dieta mediterránea. - Foto: Foto: Getty Images.

vida moderna

El tipo de aceite ideal para prevenir enfermedades del corazón

Una alimentación saludable ayuda a prevenir diferentes enfermedades.

El corazón es considerado como uno de los órganos importantes para el funcionamiento óptimo del cuerpo humano. Este bombea la sangre a todo el cuerpo, la cual suministra oxígeno y nutrientes.

“El corazón es un músculo que funciona como una bomba haciendo que la sangre circule continuamente por nuestro sistema circulatorio que forman arterias y venas. La sangre lleva a todas nuestras células el oxígeno y los nutrientes que necesitan para vivir”, explica la Fundación Española del Corazón.

Para evitar las enfermedades cardíacas, la mejor opción es la prevención. Se debe llevar una vida saludable para mantener un corazón sano y libre de afectaciones. La alimentación es uno de los elementos más importantes, no solo para este órgano, sino para el bienestar integral del cuerpo.

De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, se deben incluir comidas ricas en vitaminas y minerales para cuidar el corazón. Señala que “las verduras y frutas, como otras plantas o alimentos vegetales, contienen sustancias que pueden ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares”.

Otra de las herramientas claves para un corazón sano es la actividad física. Según indica la Fundación Española del Corazón,” más del 80 % de las enfermedades cardiovasculares se podrían evitar si seguimos los hábitos adecuados. Entre ellos, hacer ejercicio con la suficiente frecuencia como para que nuestro organismo se beneficie. Por eso practicar deporte no es solo algo en lo que ocupar nuestro tiempo de ocio, sino también una herramienta clave contra la enfermedad cardíaca”.

Asimismo, en lo que corresponde a las comidas es necesario tener mucho cuidado con los elementos con lo que las mismas se preparan para que estas no afecten al corazón; por ejemplo, la plataforma Gastrolab recomienda incluir en las recetas el aceite de oliva extravirgen, dado que, por ser rico en ácidos grasos y sus componentes antioxidantes, protege el órgano vital en cuestión de distintas enfermedades.

Enfermedades cardíacas

De acuerdo con Mayo Clinic, entre los factores de riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca se incluyen los siguientes:

  • Edad. El envejecimiento aumenta el riesgo de que las arterias se dañen y se estrechen, y de que el músculo cardíaco se debilite o engrose.
  • Sexo. En general, los hombres corren mayor riesgo de padecer una enfermedad cardíaca. El riesgo en las mujeres aumenta después de la menopausia.
  • Antecedentes familiares. Los antecedentes familiares de enfermedades cardíacas aumentan el riesgo de padecer enfermedad de las arterias coronarias, especialmente si uno de los padres la desarrolló a temprana edad (antes de los 55 años en caso de un familiar hombre y antes de los 65 años en caso de una familiar mujer).
  • Tabaquismo. La nicotina contrae los vasos sanguíneos y el monóxido de carbono puede dañar su revestimiento interno, lo que los vuelve más propensos a la ateroesclerosis. Los ataques cardíacos son más comunes en fumadores que en no fumadores.
  • Mala alimentación. Una dieta con alto contenido de grasas, sal, azúcar y colesterol puede contribuir al desarrollo de una enfermedad cardíaca.
  • Presión arterial alta. La presión arterial alta no controlada puede producir el endurecimiento y engrosamiento de las arterias, lo que estrecha los vasos por los que circula la sangre.
  • Niveles altos de colesterol en la sangre. Los niveles altos de colesterol en la sangre pueden aumentar el riesgo de que se formen placas y de padecer ateroesclerosis.
  • Diabetes. La diabetes aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Ambas afecciones comparten factores de riesgo similares, como la obesidad y la presión arterial alta.
  • Obesidad. El exceso de peso normalmente empeora otros factores de riesgo de enfermedades cardíacas.
  • Estrés. El estrés no tratado puede dañar las arterias y empeorar otros factores de riesgo de enfermedades cardíacas.