Oído
Se sabe muy poco acerca de las causas de la mayoría de los casos de sordera súbita. - Foto: Getty Images

vida moderna

Emergencia auditiva: ¿Cómo se trata la sordera súbita?

Los expertos calculan que, cada año, la sordera súbita afecta a entre una y seis personas de cada 5.000.

La pérdida súbita de audición neurosensorial (oído interno), comúnmente conocida como sordera súbita, se produce como una pérdida rápida e inexplicable de la audición, ya sea de pronto o en el transcurso de unos días, de acuerdo con el Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación de Estados Unidos.

Además, explicó que varios trastornos que afectan el oído y algunos son:

  • Infecciones.
  • Trauma en la cabeza.
  • Enfermedades autoinmunitarias.
  • Exposición a ciertos medicamentos para tratar el cáncer o infecciones graves.
  • Problemas de circulación de la sangre.
  • Trastornos neurológicos, como la esclerosis múltiple.
  • Trastornos del oído interno, como la enfermedad de Ménière (para aprender más, se puede leer la hoja de información del NIDCD de la enfermedad de Ménière).

Así las cosas, el Instituto señaló que el tratamiento más común para la sordera súbita son los corticoesteroides, sobre todo cuando no se conoce la causa.

“Los esteroides se usan para tratar varios problemas médicos. Su función es reducir la inflamación y la hinchazón y ayudar al cuerpo a combatir enfermedades. Anteriormente, los esteroides se recetaban en forma de pastillas. En 2011, un ensayo clínico financiado por el Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD, por sus siglas en inglés) mostró que las inyecciones intratimpánicas de esteroides (a través del tímpano) eran tan eficaces como los esteroides orales. Después de este estudio, los médicos comenzaron a recetar inyecciones intratimpánicas de esteroides directas en el oído medio, de donde el medicamento pasa al oído interno. Las inyecciones se pueden poner en los consultorios de muchos otorrinolaringólogos y son una buena opción para las personas que no pueden tomar esteroides orales o quieren evitar sus efectos secundarios”, explicó la entidad estadounidense.

No obstante, si la pérdida auditiva es grave, el médico puede recomendar el uso de audífonos o incluso que reciba implantes cocleares (para estimular directamente las conexiones auditivas en el oído que van al cerebro).

Por su parte, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos explicó que para lograr que la audición esté exenta de riesgos se debe:

  • Mantener el volumen bajo: se recomienda un volumen inferior a los 85 dB para una duración máxima de ocho horas al día.
  • Limitar el tiempo que se dedica a actividades ruidosas: alejarse de los ruidos fuertes cuando se va a un club nocturno o un lugar ruidoso.
  • Vigilar los niveles seguros de exposición al ruido: los usuarios deberían documentarse correctamente acerca del nivel seguro de exposición al ruido de sus dispositivos de audio personales, informándose sobre los productos y sus características de seguridad.
  • Prestar atención a las señales de advertencia de pérdida de audición: las personas que sospechen que padecen pérdida auditiva deberían acudir a un profesional especializado.
  • Realizar revisiones auditivas periódicas: ello puede ayudar a detectar la aparición de la pérdida de audición en una etapa inicial.
  • Secarse bien los oídos después del baño: esto ayudará a que se formen hongos en la parte interna del oído.

¿Cómo saber si una persona tiene pérdida auditiva?

  • No responde cuando se la llama o responde de manera inapropiada.
  • Habla mucho más fuerte que lo normal, porque su propia voz le suena baja.
  • Tiene dificultades para hablar por teléfono.
  • Se vuelve introvertida, tranquila y aislada.
  • Sube el volumen para oír la televisión o escuchar música.
  • Dice que puede oír, pero no entiende lo que se dice: “Puedo oírte hablar, pero no sé lo que dices”, o sea que oye los sonidos amortiguados, o le parece que los otros están murmurando.
No escuchar / estudio / oídos
El tratamiento más común para la sordera súbita son los corticoesteroides. - Foto: Getty Images/iStockphoto
  • Tiene el habla poco clara.
  • Tiene dificultad para oír sonidos de alta frecuencia, como timbres de puertas o llamadas telefónicas.
  • Se queja de zumbido en el oído (acufeno).
  • Tiene un historial de secreción del oído.