belleza

Estas son las claves para acelerar el crecimiento del cabello

Existen ciertos trucos y algunos hábitos que pueden ayudar al crecimiento del cabello y a que lo haga en forma saludable.


El cabello crece una media de 1 o 1,5 cm por mes. Si bien esto es una media, existen particularidades que pueden hacer pensar que no lo hace tan rápido. “El crecimiento del pelo se divide en tres fases: anágena, la de crecimiento que puede durar hasta cuatro años; catágena, dura cuatro semanas y es en la que el crecimiento se ralentiza, y la telógena, la fase final de vida de la fibra capilar.

En una melena hay fibras capilares que están en cada una de estas fases, aunque la gran mayoría, un 80 %, está creciendo. También hay que tener en cuenta que el organismo ralentiza alguna de sus funciones con la edad, no crece el pelo igual cuando se es niña o menopáusica. Aquí entran en juego factores hormonales, genéticos, de alimentación e incluso estacionales”, asegura María José Llata, de Peluquería Llata Carrera desde Santa Cruz de Bezana (Cantabria).

La importancia de que crezca sano

Pasar mucho tiempo sin cortar las puntas puede provocar que el pelo se estropee y sea necesario cortar mucho más de lo que se espera en la próxima visita a la peluquería. “Pese a lo que mucha gente cree, cortar las puntas no hace que el pelo crezca más rápido, pero sí más sano y, si no se cuida, con el tiempo las puntas se estropean y rompen. Si se considera que el crecimiento de la melena es más lento de lo normal, hay que cuidarlo al máximo para no tener que recurrir a las tijeras tan frecuentemente. Además, hay evitar tratamientos químicos muy fuertes como un color muy claro. Si el pelo se daña, va a ser inevitable cortar”, afirma Rafael Bueno desde Málaga.

El cuero cabelludo puede ayudar

La función del cuero cabelludo es muy importante para el bienestar del cabello, así que estimulado y cuidado facilitará el crecimiento del pelo. “En el cuero cabelludo está anclado nuestro cabello, por eso está muy irrigado, para recibir los nutrientes necesarios para que el pelo crezca sano y fuerte. Si estimulamos la circulación sanguínea de esta zona, estamos favoreciendo la entrada de minerales y de oxígeno, al tiempo que eliminamos toxinas. Se puede activar realizando un masaje con la yema de los dedos durante dos minutos y con la cabeza hacia abajo para que el flujo sanguíneo sea aún mayor. También cepillándolo antes de irnos a dormir”, aconseja Felicitas Ordás desde Mataró (Barcelona).

Mejorar la alimentación

Una alimentación equilibrada es fundamental para aportarle al pelo todo aquello que necesita para crecer fuerte y sano. “Si queremos un pelo resistente y bonito, debemos incluir en nuestra dieta las proteínas que encontramos en carnes, pescados, nueces y cereales integrales. También son importantes las vitaminas A, C y E, así como minerales como el zinc, el hierro y los ácidos grasos omega-3. Además, existen complementos alimenticios específicos para el crecimiento del pelo y las uñas que te ayudarán a que crezca con fuerza”, recomienda Raquel Saiz desde Torrelavega (Cantabria).

Respetar el lavado

Es importante tener un pelo limpio, y más lavarlo con champús que lo respeten y no lo estresen. “El pelo contiene aceites naturales que lo hidratan y protegen. Cuando lo lavamos, eliminamos esta grasa, por lo que recomendamos no lavarlo todos los días y hacerlo con productos suaves. También es preciso que aproveches la ducha para darte un masaje en el cuero cabelludo sin olvidarte del acondicionador. Intenta no excederte con la temperatura del agua, ya que el calor deshidrata”, matiza Charo García, de Salón Ilitia (Vizcaya).

La suavidad es la clave

Tratar el pelo con delicadeza es importante si se quiere que esté calmado para crecer, asís que evita todas aquellas situaciones que van a perjudicarle. “Evita las herramientas muy calientes como secadores o planchas porque resecan y dañan el pelo. Y si no puedes evitarlo, aplica un protector térmico antes de hacerlo. Cuando te peines no te des tirones, puedes romper el pelo sin darte cuenta. Y a la hora de dormir, hazlo sobre una funda de almohada de seda, que no absorbe la grasa natural del pelo y, por tanto, no lo reseca, evita los enredos y además no lo fricciona”, indica Manuel Mon desde Oviedo.