Tendencias
El chef Xavier Pellicer señala que es importante "mantener un equilibrio entre el placer de la ingestión y el bienestar de la digestión". Foto: Getty images.
La ingesta de algunos alimentos puede ocasionar alergias a determinadas personas. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

salud

Estos son los alimentos que se consumen a diario y que más alergias provocan

Estas alergias pueden causar picazón e hinchazón de la boca, vómito, diarrea o cólicos abdominales y sarpullido en la piel, entre otros síntomas.

Hay personas que tienen intolerancia al consumo de determinados alimentos, los cuales les pueden generar malestar, picazón y hasta hinchazón en algunas partes del cuerpo.

Los especialistas precisan que la alergia a las comidas es una respuesta anormal desencadenada por el sistema inmunológico del cuerpo. Los síntomas de una alergia a un alimento incluyen, entre otros: picazón e hinchazón de la boca, vómito, diarrea o cólicos abdominales y dolor, sarpullido o eccema, sentir la garganta apretada y dificultad para respirar y disminución de la presión sanguínea, según información de la biblioteca médica MedlinePlus.

La FDA, agencia del Gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, asegura que si bien se están desarrollando algunos tratamientos, no existe una cura para las alergias a los alimentos.

“El diagnóstico médico para determinar qué alimentos hacen que una persona tenga una reacción alérgica y el hecho de evitar estrictamente esos alimentos son formas importantes de prevenir efectos adversos graves para la salud”, precisa la citada fuente.

En el listado de alimentos que se consumen de manera permanente que más alergias pueden causar tanto a adultos como a menores de edad, se encuentran, entre otros, los siguientes.

Frutos secos

Productos como nueces, cacahuetes, almendras, pistachos, anacardos, semillas de girasol o de calabaza, avellanas y semillas de sésamo pueden actuar como alérgenos y desencadenar en el organismo una reacción inmunológica de hipersensibilidad. Según el portal Cinfasalud, de España, los frutos secos contienen ciertas proteínas que pueden provocar alergia a algunas personas.

El consumo de estos alimentos o de algún producto que los contenga puede generar que el cuerpo comience a liberar sustancias químicas como la histamina, que puede provocar picor en la boca, inflamación de los labios, rinitis, urticaria, dificultades para respirar, tos o estornudos y síntomas digestivos como diarrea, vómitos o dolor de estómago.

Otros alimentos que generan alergias son los pescados y mariscos. Sin embargo, puede haber personas que toleran el pescado, pero no soportan los mariscos. También hay consumidores alérgicos a productos lácteos como la leche, debido a su intolerancia a la lactosa.

Los huevos también se caracterizan por generar estos inconvenientes. Según el instituto de investigación Mayo Clinic, las reacciones de la alergia al huevo varían de una persona a otra y, por lo general, se producen poco después de ingerirlos.

Cuando una persona es alérgica a este alimento, puede presentar inflamación de la piel o urticaria, congestión nasal, síntomas digestivos, como cólicos, náuseas y vómitos y otras señales como tos, silbidos al respirar, opresión en el pecho o falta de aire.

Las alergias de los niños

En el caso particular de los niños, según el portal Healthy Children, los alimentos que más pueden provocar alergias son la leche de vaca, los huevos, el maní, la soya, el trigo, las almendras, pescado como el atún, salmón y bacalao y los mariscos, especialmente camarones y langostas.

“Los cacahuates, las nueces y los mariscos son la causa más común de reacciones severas. También se pueden presentar alergias debido a otras comidas como carnes, frutas, vegetales, granos y semillas como el ajonjolí”, precisa este sitio web.

La buena noticia es que por lo general estas molestias se superan durante la niñez temprana. Se estima que entre un 80 % y un 90 % de estas alergias desaparecen cuando el niño supera los cinco años de edad.

No obstante, algunas alergias son más persistentes y por ello, de acuerdo con la citada fuente, uno de cada cinco pequeños superará una alergia a los cacahuates, mientras que muy pocos lo harán a las nueces y a los mariscos, por lo que la recomendación es que el pediatra haga seguimiento de la evolución de estas situaciones.

Según MedlinePlus, en pocos casos, los aditivos alimentarios, como colorantes, espesantes y conservantes, causan alergias alimentarias o reacciones de intolerancia.

Por último, hay personas que tienen una alergia oral. Este es un síndrome que afecta la boca y la lengua después de comer ciertas frutas y verduras frescas como los melones, las manzanas, la piña y otros alimentos que contienen sustancias similares.