salud

Expertos italianos aseguran que “no es raro” hallar el virus de la viruela del mono en el semen

La enfermedad, que se considera endémica en África, empieza a preocupar a las autoridades sanitarias mundiales debido a su propagación por el planeta.


La presencia del virus de la viruela del mono en el semen “no es raro ni aleatorio”, según un estudio realizado por investigadores italianos, los primeros en detectarlo en el semen durante un estudio preliminar.

Según Francesco Vaia, director del hospital Spallanzani de Roma, institución especializada en enfermedades infecciosas, los resultados de un estudio preliminar divulgado el 2 de junio muestran que se ha detectado el ADN del virus en tres de cada cuatro hombres que padecen esa enfermedad.

“Este descubrimiento demuestra que la presencia del virus en el esperma no es rara ni aleatoria”, aseguró a AFP Vaia, a propósito del estudio, que aún no ha sido publicado oficialmente.

Se detectó un aumento de los casos de viruela del mono desde principios de mayo en Europa. En los países de África central y occidental la enfermedad ha sido endémica durante mucho tiempo. Más de 3.400 casos confirmados y una muerte han sido reportados este año por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en alrededor 50 países donde la enfermedad no es endémica.

La gran mayoría de los casos se han detectado en hombres jóvenes que han tenido relaciones sexuales con otros hombres, según la OMS.

“No consideramos (este virus) como una infección sexualmente transmisible”, subrayó la semana pasada Meg Doherty, directora de los programas globales de la OMS sobre el VIH (virus del Sida), la hepatitis y las ITS (enfermedades de transmisión sexual).

Los expertos italianos están tratando de determinar cuánto tiempo permanece el virus en el semen después de la aparición de los síntomas. En un paciente, el ADN del virus se detectó tres semanas después del inicio de los síntomas, incluso después de que desaparecieron las lesiones, un fenómeno que según Vaia se ha visto en el pasado en infecciones virales como el zika.

Los investigadores estudian también las secreciones vaginales para detectar la posible presencia del virus. Durante un primer estudio, habían observado, a través del cultivo del virus en el laboratorio, que estaba “presente en el semen como un virus contagioso y capaz de reproducirse”, según Vaia.

Una pregunta importante sigue sin respuesta: ¿puede la vacuna contra la viruela proteger contra la viruela del mono? “Para estudiar eso, tenemos que analizar a las personas vacunadas hace 40 años, antes de que se erradicara la viruela humana”.

Vacunación en Estados Unidos

Hace un par de días se conoció que las autoridades sanitarias de Estados Unidos informaron que fueron dispuestas inmediatamente 56.000 dosis de la vacuna contra la viruela del mono, un lote cinco veces mayor al que se ha distribuido hasta ahora, en áreas de alta transmisión, como parte de una estrategia de inmunización a gran escala.

Hasta ahora, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) solo recomendaban vacunas contra la viruela del mono a personas que tuvieron exposición confirmada con la enfermedad.

“Pero ahora, estamos recomendando que las vacunas se provean a personas con exposición conocida a la viruela que fueron contactadas por salud pública, y también a quienes estuvieron recientemente expuestos que aún pudieran no ser identificados a través de casos o rastreo de contactos”, dijo en un comunicado la directora de los CDC, Rochelle Walensky.

Algunos ejemplos incluyen hombres que tuvieron sexo con otros hombres que hayan tenido múltiples parejas sexuales en sitios donde hay viruela del mono o áreas donde la enfermedad se está expandiendo.

Por su parte, David Boucher, funcionario del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos dijo que el gobierno federal ha distribuido hasta ahora 10.000 dosis y 300 prescripciones, que se suman a las 56.000 dosis de la vacuna JYNNEOS distribuidas este martes.

*Con información de AFP.