nacion

Medellín adelanta cerco epidemiológico luego de detectar primer caso de viruela del mono

El paciente de la capital antioqueña con esta enfermedad es un joven de 27 años, quien llegó a la ciudad luego de un viaje turístico en Barcelona, España.


El Ministerio de Salud y el y el Instituto Nacional de Salud confirmaron el pasado jueves 23 de junio tres casos de la viruela del mono en Colombia, después de analizar pruebas médicas.

De estos casos, dos fueron encontrados en Bogotá y otro en Medellín. Luego de detectar al paciente, las autoridades en la capital antioqueña comenzaron con el cerco epidemiológico para atender esta situación.

El paciente identificado en la capital antioqueña con la viruela símica es proveniente de un viaje turístico en Barcelona, España, destacaron las autoridades de salud en la ciudad

“Es un caso leve, como la mayoría en relación al contagio en el mundo. Estamos realizando el cerco epidemiológico para tomar el abordaje del caso y todos serán sospechosos hasta que se confirme la prueba. Hasta el momento se han realizado nueve cercos a los que ya se les tomó la prueba y se encuentran aislados. A los que ya les salió el resultado negativo pueden salir sin problema”, afirmó la secretaria de Salud, Andree Uribe Montoya.

Las autoridades en Medellín señalaron que el cerco epidemiológico inició con personas allegadas al paciente. “Se han hecho nueve cercos, nueve personas, contactos estrechos (con el paciente) a quienes se les está realizando seguimiento, todos ellos sin sintomatología compatible con el evento”, explicó Uribe Montoya.

Posteriormente, el cerco se extendió a 32 personas, entre ellas está talento humano médico que atendió el caso, usuarios que venían en el mismo vuelo, sus familiares y amigos del paciente a quien se le detectó uno de los tres casos en Colombia.

En este momento es una alerta, vamos a estar monitoreando, pero no es para generar pánico, ni asegurar qué hay una epidemia o pandemia”, añadió la secretaria de Salud de Medellín.

Este sábado el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que el brote de viruela del mono es una amenaza sanitaria muy preocupante pero por el momento no se trata de una emergencia de salud pública global.

Por el momento la situación no constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional, que es el nivel más alto de alerta que la OMS puede emitir”, indicó Tedros Adhanom Ghebreyesus en un comunicado tras una reunión de expertos para tratar el tema.

“El comité de emergencia compartió sus serias preocupaciones por la escala y la velocidad del actual brote”, agregó Tedros.

Los casos de esta enfermedad aumentan desde mayo más allá de los países donde era endémica en el oeste y el centro de África y se concentran especialmente en Europa occidental.

Hasta el momento, se han detectado 3.200 casos y un deceso en unos 50 países distintos, según la OMS.

Los primeros síntomas de la viruela del mono son parecidos a muchas infecciones virales

Inicialmente, puede causar molestias como fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y fatiga.

Luego de varios días pueden aparecer erupciones cutáneas (bien sea en la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies o en el resto de la piel en todo el cuerpo), además de lesiones, pústulas y costras.

Vale hacer la claridad de que sus síntomas suelen desaparecer al cabo de dos o tres semanas, que es el tiempo en que se estima termina la enfermedad. La molesta enfermedad que fue identificada en humanos en 1970 es considerada menos peligrosa que la viruela, de la misma familia, erradicada en 1980.

Ante la presentación de alguno de estos síntomas y si estuvo en contacto con un caso sospechoso, llamar a su EPS o acudir al centro de salud más cercano”, mencionó Claudia Cuéllar, directora de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud en Colombia.

Asimismo, el Ministerio de Salud aseguró que, “en la mayoría de los casos, estos síntomas desaparecen en unas pocas semanas, pero advierten que en algunas personas pueden provocar complicaciones médicas e incluso la muerte”.