Tendencias
Para formar ondas más grandes, se recogen mechones más grandes, si se quieren  pequeñas, se deben armar más finas.
Para formar ondas más grandes, se recogen mechones más grandes, si se quieren pequeñas, se deben armar más finas. - Foto: Getty Images

vida moderna

Frizz del cabello: productos naturales para mantenerlo controlado

El frizz se da por la falta de hidratación del cabello, por ello los expertos señalan la importancia de aplicar masajes y tratamientos.

Se conoce como frizz a los cabellos que se levantan, se esponjan y dan la sensación de electricidad, lo que les sucede a la gran mayoría de mujeres. Esta situación puede presentarse por falta de hidratación y de aceites esenciales, o por maltrato en el cabello.

Por tal razón, la empresa de cosméticos y belleza L’Oréal reveló varios trucos naturales para evitar el frizz. El primero es lavar el cabello con agua fría o tibia, ya que el agua caliente lo reseca y deshidrata.

De acuerdo con el portal especializado Mejor con Salud, estas mascarillas ayudan a mejorar el aspecto del cabello, eliminar el frizz, humectarlo y fortalecerlo.

Mascarillas para combatir el frizz

1. Banano y miel

Este acondicionador está lleno de antioxidantes y astringentes. Por ello, al ser asimiladas por el cabello, se eliminan las células muertas, se regula el pH de cuero cabelludo y se aumentan los nutrientes controlando el frizz.

Ingredientes

- Un banano maduro.

- Miel de abejas.

Preparación

Se tritura la pulpa del banano y se mezcla con la miel.

Para aplicarlo se debe humedecer el cabello, separando por mechones y aplicando el producto desde la raíz. Se deja actuar durante 30 minutos y se enjuaga. Se puede repetir hasta tres veces por semana, especialmente quienes no sufren de cabello graso.

2. Aguacate y huevo

Esta crema hidratante ayuda a sellar las cutículas del cabello para evitar el efecto del frizz. Ambos alimentos son ricos en ácidos grasos y proteínas, lo que ayuda a mantener una melena fuerte.

Ingredientes

- Un aguacate maduro.

- Una yema de huevo.

Preparación

Se debe extraer la pulpa del aguacate maduro y triturarla. Luego de haber hecho esto se mezcla con la yema del huevo hasta obtener un producto cremoso.

Para aplicarlo se debe frotar la mezcla sobre el pelo húmedo, se deja actuar durante 30 minutos y listo, se enjuaga para ver los resultados.

3. Miel y yogur natural

Los nutrientes que aportan la miel y el yogur natural sirven para hidratar el pelo seco que tiende a sufrir frizz del cabello. Ambos regulan el pH del cuero cabelludo y alivian el debilitamiento que conduce a la caída excesiva.

Ingredientes

  • Tres cucharadas de miel (75 g).
  • Media taza de yogur natural (100 g).

Preparación

  • Combina la miel de abejas con el yogur natural.

Modo de aplicación para quitar el frizz del cabello

  • Humedece el pelo y aplícale la mascarilla desde las raíces hasta las puntas.
  • Deja que los ingredientes actúen 40 minutos y enjuaga.
  • Úsala dos o tres veces a la semana.

Consejos para evitar el frizz

De igual forma, para tener el cabello sano no hay que lavarlo tan seguido, ya que el agua y los productos de limpieza le quitan sus aceites naturales que lo ayudan a mantener la hidratación. En consecuencia, lavarlo cada dos o tres días es lo recomendable. Además, lo más aconsejable es utilizar agua tibia, que no supere los 36 ºC y acabar el lavado con agua fría, para cerrar y sellar las cutículas y conseguir así más brillo.

Otro truco que ayuda a mantener la salud del cabello es cepillarlo antes de lavarlo. Este método ayuda a que este no se enrede cuando está mojado, se deshagan nudos que podrían hacer difícil la penetración del champú y se facilite el posterior desenredado, teniendo en cuenta que cuando el cabello está mojado presenta mayor debilidad y, con ello, mayores posibilidades de que se quiebre.

Sobre la misma línea, otra recomendación para tener el cabello sano es cepillarlo todas las noches “entre diez y 20 pasadas, dependiendo del grosor del pelo”, de acuerdo con Philip B, un experto del cabello en Hollywood, citado por Vogue. Esto ayuda a que se exfolie el cuero cabelludo, se eliminen restos de productos, se estimule la circulación sanguínea y, por ende, se promueva el crecimiento y el brillo del cabello.