paleontología

Hallan en Perú restos de una ballena de hace 36 millones de años

El espécimen era un basilosaurio que habitó el desierto de este país latinoamericano. ¿Por qué el descubrimiento es tan importante?


Un grupo de paleontólogos presentaron este jueves los restos fosilizados de un basilosaurio, una “ballena primitiva” que habitaba en los mares hace 36 millones de años. Los fósiles fueron hallados a finales de 2021 en un desierto de Perú, según anunciaron los investigadores. “Hemos presentado el nuevo basilosaurio peruano, es el cráneo completo de una ballena arcaica que vivió hace 36 millones de años”, dijo a la AFP el paleontólogo Mario Urbina, jefe del equipo que descubrió los restos.

Urbina indicó que el hallazgo del cetáceo fue a finales de 2021 en el desierto de Ocucaje, en la región de Ica, unos 350 km al sur de Lima. El “Depredador de Ocucaje”, como lo bautizaron sus descubridores, tenía unos 17 metros de longitud y se alimentaba con su poderosa dentadura de atunes, tiburones y gran cantidad de sardinas. “Este hallazgo es muy importante porque no hay otros especímenes descubiertos similares en el mundo”, destacó el investigador de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la más antigua de América.

Por su parte, el paleontólogo Rodolfo Salas-Gismondi explicó que el basilosaurio se diferencia de otras especies conocidas por el gran desarrollo de su dentadura y su tamaño. Dichas características sugieren que este animal se encontraba probablemente en la cima de la cadena alimentaria.

Además de que era un espécimen del cual no hay fósiles similares, “este es un extraordinario hallazgo porque la ballena se encuentra en un gran estado de conservación. Es un depredador de los mares del mundo, uno de los más grandes depredadores de su época. Es una ballena primitiva”, declaró Salas-Gismondi a la AFP.

“En esa época el mar del Perú era cálido, no era frío como en la actualidad. Gracias a este tipo de fósiles podemos reconstruir la historia del mar peruano”, añadió el encargado del Departamento de Paleontología de Vertebrados del Museo de Historia Natural.

Los primeros cetáceos evolucionaron a partir de animales terrestres hace unos 55 millones de años. En el Eoceno tardío (entre 56 millones y 34 millones de años atrás), los cetáceos ya se habían adaptado totalmente a la vida marina y merodeaban casi todos los océanos del mundo. En esa época, las ballenas todavía no habían evolucionado y casi todos los cetáceos eran macrodepredadores marinos, según los estudiosos.

El desierto de Ocucaje es un lugar rico en fósiles, según los investigadores. Gracias a los fósiles de Ocucaje podemos redescubrir la historia del mar peruano. Tenemos un registro de 42 millones de años de evolución y de especies marinas”, explicó Salas-Gismondi. En el mismo desierto fueron descubiertos hace más de dos décadas fósiles de ballenas enanas de cuatro patas, delfines, tiburones y de otras especies del período del Mioceno (de hace entre 5 y 23 millones de años).

La ballena basilosaurio se considera como uno de los primeros ancestros de las ballenas. Vivieron hace 50 millones de años y se deslizaron hacia el océano. Generación tras generación, las criaturas cambiaron lentamente, perdiendo sus patas traseras y ganando aletas. Un grupo de estas primeras criaturas, conocidas como basilosáuridos, evolucionó en dos grandes grupos de ballenas que se encuentran hoy en día: las ballenas dentadas, como los cachalotes y las orcas modernas, y las ballenas barbadas que se alimentan por filtración, como las ballenas azules y jorobadas de hoy.

El género basilosaurus hace referencia a grandes ballenas prehistóricas depredadoras que vivieron en el período del Eoceno tardío. Originalmente se pensó que eran un reptil gigante, lo que explica el sufijo “sauro”, que en griego antiguo significa “lagarto”. Sin embargo, más tarde se descubrió que el animal era uno de los primeros mamíferos marinos, lo que provocó intentos de cambiar el nombre de la criatura, pero estos fracasaron debido a que las reglas de la nomenclatura zoológica dictan el uso del nombre original dado.

*Con información de Agencia France Press.