Tendencias
.
El estreñimiento puede generar dolor y molestia en el estómago. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

La fruta para reducir el estreñimiento y combatir la anemia

Es rica en vitamina C, antioxidantes y fibra.

El estreñimiento no es considerado una enfermedad, sino un síntoma que evidencia las dificultades que tiene una persona para expulsar las heces y su poca frecuencia de defecación.

Se considera estreñimiento, según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de los Estados Unidos, cuando un individuo tiene menos de tres evacuaciones a la semana, las heces son duras o secas, la evacuación resulta difícil o dolorosa o cuando queda la sensación de que la evacuación no fue completa.

Son diversas las causas que generan este padecimiento. Por ejemplo, el limitado consumo de fibra, la falta de actividad física, algunos medicamentos, el síndrome del intestino irritable, el proceso de envejecimiento, cambios en la rutina, el consumo de algunos laxantes y no beber suficiente agua.

El instituto de investigación Mayo Clinic indica, además, que cuando se presenta estreñimiento crónico puede estar relacionado con obstrucciones en el colon o el recto, las cuales retardan o detienen el movimiento de las heces.

También es posible que tenga que ver con problemas con los nervios alrededor del colon y el recto, o con dificultades de los músculos relacionados con la eliminación, así como con diferentes afecciones que inciden en las hormonas como la diabetes, el hipertiroidismo o hipotiroidismo y el embarazo.

De acuerdo con los especialistas, la alimentación es determinante para evitar que se desarrolle estreñimiento. Por ejemplo, se debe consumir suficiente fibra y, por ello, lo recomendable es consultar con un profesional de la salud para planificar una alimentación que contenga la cantidad adecuada de este nutriente.

Una de las características de este nutriente es que aumenta el volumen y la consistencia de los movimientos intestinales, haciendo que sea más fácil eliminar las heces. También ayuda a que pasen por el sistema digestivo más rápidamente, precisa una publicación del portal Medical News Today.

El consumo de frutas y verduras es una de las mejores formas para que el cuerpo obtenga la fibra que requiere tendiente a lograr un buen funcionamiento intestinal. Una de ellas es el kiwi, de acuerdo con investigaciones de la Universidad de Harvard.

La mencionada institución indica que este alimento es ideal para aliviar esta afección, ya que por cada 100 gramos de peso aporta tres de fibra dietética, aumenta el peso y el tamaño de las heces y también las ablanda. “Ayuda a mejorar la función del intestino gracias a una enzima llamada actinidina (que además favorece el proceso de digestión y reduce la producción de gases)”, precisa el portal Mejor con Salud.

Al respecto, un artículo del portal Cuerpo Mente explica que la mencionada sustancia ayuda a digerir las proteínas, lo que evita la pesadez, la gastritis y la formación de gases.

Otra de las bondades del kiwi es que ayuda a prevenir la anemia. Sus elevadas cantidades de vitamina C permiten absorber de manera óptima el hierro que provoca un estado saludable en el cuerpo, elevando también las defensas del organismo.

Aliado del corazón

De otro lado, se le reconoce por ser una fruta aliada del corazón, ya que ayudaría a controlar la presión arterial, disminuir la retención de líquidos y reducir el riesgo a sufrir infartos, debido no solo a que es rica en agua, que favorece la eliminación del exceso de líquido a través de la orina, sino que también es fuente de potasio, un mineral que ayuda a mantener la presión controlada, precisa el portal de bienestar y salud Tua Saúde.

También al ser rico en fibras y antioxidantes, el kiwi ayudaría a prevenir que se incrementen los niveles de colesterol en la sangre y reduciría la coagulación sanguínea, debido a que contiene vitamina K, la cual ejerce un factor anticoagulante, disminuyendo el riesgo de sufrir un accidente cerebro vascular, por ejemplo.