Tendencias
La familia de las frutas es diversa en colores, aromas, texturas y sabores.
Las frutas son favorables para prevenir el desarrollo de diversas enfermedades. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

La fruta que mejora la visión y reduce el colesterol elevado

Es rica en fibras, antixidantes, vitaminas A, C y E y minerales.

Las frutas hacen parte de la lista de alimentos que no deben faltar en una dieta sana. Estos productos le aportan al organismo agua, vitaminas, minerales, fibra y diferentes compuestos saludables.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que tanto las frutas como las verduras, son productos que ayudan a prevenir diversas enfermedades como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes y la obesidad y por ello recomienda consumir por lo menos 400 gramos diarios para obtener sus beneficios nutricionales.

Dentro de las muchas opciones que se tienen está el mango, el cual se caracteriza por su gran poder antioxidante, pues posee cantidades significativas de vitaminas C y E y betacaroteno (provitamina A), precisa una publicación del portal Cuerpo Mente.

Además, es una fruta fuente de magnesio, potasio, polifenoles, ácido bezoico y fibras, componentes que ayudan a combatir inflamaciones, fortalecer el sistema inmune y reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, precisa el portal de bienestar y salud Tua Saúde. Sin embargo, es importante tener claro que posee una elevada cantidad de fructosa, un tipo de azúcar que se encuentra en las frutas, por lo que no debe excederse su consumo.

Dos de los beneficios que brinda este alimento es que ayuda a mejorar las condiciones de la visión y también a controlar los niveles de colesterol.

En el primer aspecto, un artículo publicado en el diario El Universo, de Ecuador, indica que la riqueza en los antioxidantes luteína y zeaxantina es favorable para la visión. “Estos se acumulan en la retina del ojo, la parte que convierte la luz en señales cerebrales para que el cerebro pueda interpretar lo que está viendo, especialmente en su núcleo, la mácula”.

En el interior de la retina, estos nutrientes actúan como bloqueador solar natural, absorbiendo el exceso de luz. Además, parecen proteger los ojos de la luz azul, precisa la citada fuente.

Por su parte, en lo relacionado con el colesterol, el mango es rico en fibras solubles que ayudan a reducir esta sustancia en la sangre, así como los triglicéridos, que son los encargados de formar placas grasas en las paredes de las arterias. Este beneficio se debe a que reduce la absorción de grasas de los alimentos. Así, el mango mejora el funcionamiento de las arterias y ayuda a prevenir infartos, insuficiencia cardíaca y otras afecciones cerebrovasculares, indica Tua Saúde.

“Además, la mangiferina y la vitamina C que contiene ejercen acción antiinflamatoria y antioxidante, ayudando a reducir el daño de los radicales libres a las células y manteniendo los vasos sanguíneos saludables”, asegura este sitio web.

Otras de sus bondades es que al ser rico en vitaminas, fortalece el sistema inmune. De igual forma, ayuda a combatir la gastritis y mejorar el sistema digestivo, producto de su abundante cantidad de fibra soluble.

Otras frutas para controlar el colesterol

Otras frutas como el aguacate, las fresas y las manzanas también son buenas para bajar el colesterol. El aguacate es fuente de grasas monoinsaturadas saludables para el corazón, según un estudio publicado en The Cochrane Database of Systematic Reviews y citado por el portal Mejor con Salud.

La niacina que contiene ayuda a equilibrar el nivel de esta grasa. Aporta para elevar el colesterol “bueno” y reducir el “malo”, así como los triglicéridos, según la biblioteca médica Medline Plus.

Al igual que los arándanos y otras bayas, las fresas tienen propiedades que reducen las lipoproteínas de baja densidad (LDL, mientras que las manzanas contienen pectina y polifenoles (antioxidantes) que mejoran el metabolismo del colesterol.

Estos alimentos son buenos en el marco de una alimentación balanceada, pero si la persona presenta problemas por el aumento en los niveles de colesterol, lo mejor es recurrir al médico para obtener el tratamiento indicado y acorde con su condición clínica.