vida moderna

La vitamina que ayuda a reducir la inflamación: estos son sus beneficios

Las personas necesitan 13 vitaminas para mantener un buen estado de salud.


La vitamina D es un nutriente importante para el cuerpo humano. Contribuye a la absorción del calcio, lo que es fundamental para prevenir la osteoporosis. “Además, al cuerpo le hace falta la vitamina D para otras funciones. Los músculos la necesitan para el movimiento y los nervios para transmitir mensajes entre el cerebro y otras partes del cuerpo. También es indispensable para que el sistema inmunitario pueda combatir las bacterias y los virus que lo atacan”, detallan los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés).

Este nutriente puede obtenerse a través de la alimentación diaria y de la luz solar. “El cuerpo también genera vitamina D cuando la luz solar directa convierte un químico en la piel en la forma activa de la vitamina (calciferol)”, explica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Algunos de los alimentos que son fuente de esta vitamina son las yemas de huevo, pescado de agua salada, leche, cereal, salmón, sardinas y caballa, etcétera.

En la investigación, “el suplemento con altas dosis de vitamina D podría representar una alternativa promisoria para prevenir o tratar la infección por la covid-19″, publicada en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

El estudio señala algunos de los hallazgos, los cuales indican que esta vitamina podría ayudar a disminuir la inflamación. “Uno sería la acción antiinfecciosa e inmunomoduladora que ejerce mejorando las barreras intercelulares por estímulo de la inmunidad innata, así también por modulación de la inmunidad adaptativa. También, la vitamina D reduce la producción de citoquinas inflamatorias como IL-2 e interferón gamma (INF-γ). Más recientemente se han demostrado múltiples efectos pleiotrópicos sobre las acciones de la vitamina D a nivel antiinflamatorio e inmunomodulador. Esto explica resultados positivos en estudios con influenza, coronavirus y otras infecciones respiratorias”.

Déficit de vitamina D

Según explican los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) la falta de vitamina D puede causar raquitismo y ostemalacia. “Las dos formas principales de vitamina D que son importantes para los humanos son la vitamina D2, o ergocalciferol, y la vitamina D3, o colecalciferol. La vitamina D2 es producida naturalmente por las plantas, y la vitamina D3 es producida naturalmente por el cuerpo cuando la piel se expone a la radiación ultravioleta de la luz del sol”.

Los NIH señalan las cantidades promedio diarias recomendadas, según la etapa de la vida en la que esté la persona:

  • Bebés hasta los 12 meses: 10 mcg (400 UI)
  • Niños de 1 a 13 años: 15 mcg (600 UI)
  • Adolescentes de 14 a 18 años: 15 mcg (600 UI)
  • Adultos de 19 a 70 años: 15 mcg (600 UI)
  • Adultos mayores de 71 años: 20 mcg (800 UI)
  • Mujeres y adolescentes embarazadas o en período de lactancia: 15 mcg (600 UI)

Según Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el déficit de vitamina D en el cuerpo humano puede tener varias consecuencias en la salud de las personas. Algunas de estas incluyen:

  • Pérdida de densidad ósea.
  • Aumento del riesgo de desarrollar osteoporosis.
  • Riesgo de sufrir fracturas.
  • Raquitismo (niños).
  • Ostemalacia.

Vitaminas para el cuerpo humano

Para que el cuerpo humano funcione óptimamente requiere de 13 nutrientes para su bienestar. Estas son:

  • Vitamina A.
  • Vitaminas B (tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, biotina, vitamina B-6, vitamina B-12 y folato o ácido fólico).
  • Vitamina C.
  • Vitamina D.
  • Vitamina E.
  • Vitamina K.

Cuando hay déficit de alguno de estos nutrientes, se pueden manifestar problemas de salud.