vida moderna

Las plantas medicinales que ayudan a tratar la endometriosis

Según la OMS, esta afección afecta aproximadamente al 10 % de la población, es decir, a casi 190 millones de las mujeres y niñas en edad reproductiva en todo el mundo.


La endometriosis es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de tejido similar al endometrio, es decir, al revestimiento del útero, fuera de este órgano, provocando una inflamación crónica que puede dar lugar a la formación de tejido cicatricial dentro de la pelvis y otras partes del cuerpo.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, esta afección afecta aproximadamente al 10 % de la población, es decir, a casi 190 millones de las mujeres y niñas en edad reproductiva en todo el mundo. La endometriosis crónica genera un dolor intenso durante la menstruación, las relaciones sexuales, al defecar o al orinar que afecta en gran medida la vida de las pacientes; además, provoca dolor pélvico crónico, distensión abdominal, náuseas, fatiga y, en ocasiones, depresión, ansiedad e infertilidad.

Actualmente, no hay una cura para esta enfermedad, por lo que solamente se pueden tratar los síntomas que genera y para ello es necesario acudir a un especialista en salud, con el fin de diagnosticar a tiempo la afección y darle un tratamiento adecuado.

Ahora bien, muchas personas refuerzan el tratamiento con el uso de remedios naturales a base de hierbas medicinales, por ello, la revista Mejor con Salud indica que un artículo de revisión compartido en Pharmacological Research expone que algunas plantas medicinales contienen fitoquímicos con potencial farmacológico para la endometriosis.

  • Lavanda: esta planta medicinal se caracteriza por ser inmunomoduladora, antiinflamatoria y moduladora de los estrógenos. Además, sus flores y su extracto natural ayudan a calmar el dolor menstrual. Para utilizarla, se debe aplicar el aceite esencial de lavanda en la pelvis y luego dar pequeños masajes circulares, pero la lavanda también la puede consumir en una decocción e inhalar los vapores.
  • Jengibre: gracias a sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias, el jengibre parece coadyuvar en el alivio de los síntomas de la endometriosis. De acuerdo con una a revisión compartida en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, el consumo oral de esta planta disminuye el dolor asociado con la menstruación. Solamente se debe incorporar una cucharada de jengibre rallado en una taza de agua hirviendo y luego dejar reposar la bebida para su posterior consumo.
  • Ginseng indio: esta planta tiene un mecanismo de acciones que se relaciona con la disminución del estrés. Según una revisión del The Journal of Alternative and Complementary Medicine detalló que las mujeres que tomaron ginseng chino tuvieron una reducción significativa del estrés, uno de los síntomas que produce la endometriosis.
  • Manzanilla: de acuerdo con una investigación publicada en el Journal of Cellular Physiology, el compuesto activo llamado crisina que contiene esta planta, ayuda a disminuir el crecimiento anormal de las células endometriales. Así mismo, la manzanilla tiene compuestos activos que ayudan a disminuir los síntomas del síndrome premenstrual.
  • Artemisa: es muy utilizada en la medicina tradicional porque es considerada una hierba útil para los trastornos ginecológicos, como la dismenorrea y la infertilidad, que son propios de la endometriosis. Por lo general, la artemisa se puede utilizar en tinturas, comprimidos y té.
  • Salvia roja asiática: en la medicina tradicional china, las raíces secas de la salvia roja se han utilizado como un completo contra los trastornos ginecólogos y también para inhibir las citocinas proinflamatorias.