medio ambiente

Las plantas naturales que recomienda la Nasa para purificar el aire en el hogar

Las partículas contaminantes se pueden encontrar en los muebles, las paredes y las alfombras.


Purificar el aire del hogar es clave para promover el bienestar de las personas que en él habitan. Si bien es posible que muchos lo pasen por alto, en los ambientes interiores es común que se acumulen partículas de contaminantes que pueden incidir en el desarrollo de algunas enfermedades.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de manera permanente sobre los efectos de la contaminación del aire sobre la salud humada. Según sus informes, las partículas finas que viajan a través de éste pueden empeorar los síntomas del asma y otras enfermedades pulmonares, por ejemplo.

Es común que la pintura de la pared pueda liberar partículas contaminantes dañinas para la salud, pero estas también se pueden encontrar en los muebles, el sofá y hasta las alfombras, indica una información del portal Consumer, de España.

Sin embargo, estos riesgos se pueden minimizar aplicando sencillas medidas para mejorar la calidad del aire dentro de la casa. Una de ellas es ubicar algunas plantas que ayudan con el proceso de purificación del ambiente y que son recomendadas por la Nasa.

Estudios aseguran que la sábila no se recomienda para personas con cuadros diarreicos o con problemas de insuficiencia renal. Foto: Gettyimages.
La sábila es una de las plantas recomendadas para tener dentro del hogar ya que ayuda a purificar el aire. Foto: Gettyimages. - Foto: Foto Gettyimages

Las plantas ayudan a absorber toxinas, por lo que pueden mejorar la calidad del aire interior. Los contaminantes más comunes y que las plantas se encargan de filtrar son: benceno, xileno, amoníaco, tricloroetileno y formaldehído. Estas son algunas de las recomendadas.

Planta del dinero: según los expertos, esta planta puede eliminar productos y sustancias contaminantes como el benceno, el formaldehído, el xileno y el tolueno. Sin embargo, es una planta que resulta tóxica para los perros, gatos y niños pequeños que ingieran sus hojas.

Una publicación del diario El Español, indica que para su desarrollo, la planta del dinero requiere de un poco de luz indirecta cada día y un riego semanal. Es recomendada para colocar en cualquier habitación o a una altura en la que los niños y las mascotas no puedan alcanzarlas.

Cola de lagarto: conocida también como lengua de suegra, esta planta se caracteriza por la producción nocturna de oxígeno y por su capacidad de purificar el aire mediante la eliminación de benceno, formaldehído, tricloroetileno, xileno y tolueno. Para su cuidado requiere de la luz que entre por la ventana y de riego semanal. En una habitación cerrada, esta planta es capaz de producir suficiente oxígeno para respirar normalmente. Normalmente las personas suelen ubicarla en el dormitorio.

Palmera amarilla: también conocida como palmera bambú, esta planta es, según la Nasa, una de las mejores para purificar el aire. Su principal característica es su capacidad de purificar el lugar en el que se halla eliminando algunos productos químicos peligrosos. La palmera areca, como también se le conoce, debe regarse con frecuencia y recibir luz de vez en cuando, pero no exponerse mucho al sol. Uno de los lugares recomendados para ubicarla es la sala.

Palmera para limpiar el hogar
Las plantas ayudan a limpiar el ambiente y minimizar el riesgo de que las personas desarrollen enfermedades respiratorias. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Aloe vera: esta planta, además de ser decorativa, es capaz de purificar el aire y eliminar toxinas como el formaldehído y el benceno, que se suelen hallar en barnices, limpiadores de suelos y detergentes. Siempre debe estar situada en un lugar soleado. Es por eso que cualquier sitio de la casa en el que entre la luz del sol es clave y no requiere de un riego frecuente.

Potus: una de las ventajas de esta planta es que no requiere de muchos cuidados, ya que solo necesita regarse cuando esté un poco seca. Es por eso que se suele emplear mucho no solo en el hogar, sino también en oficinas y centros comerciales. El potus tiene la facilidad de absorber sustancias nocivas como el formaldehído, el xileno y el benceno. Se adapta a lugares en donde la temperatura es alta y se sitúa entre los 17 y los 30 grados centígrados.