vida moderna

Los alimentos que deben consumir las personas con diabetes

Es importante tener un plan nutricional específico para evitar complicaciones por la enfermedad.


Una alimentación balanceada es fundamental para mantener un cuerpo saludable, disminuir el riesgo de algunas enfermedades y contribuir a la gestión de algunas, como es el caso de la diabetes.

En caso de tener esta afección crónica es importante seguir las recomendaciones médicas para evitar complicaciones en la salud. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud la diabetes es una causa importante de ceguera, amputación de miembros, insuficiencia renal, entre otras.

Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, señala que un plan de comidas es importante para controlar la glucosa en la sangre y otros factores de riesgo.

“Cuando consumes un exceso de calorías y grasas, tu cuerpo genera un aumento no deseado de glucosa en sangre. Si no mantienes bajo control la glucosa en sangre, puede provocar problemas graves, como niveles elevados de glucosa en sangre (hiperglucemia) que, si persisten, pueden causar complicaciones a largo plazo, como daños a los nervios, los riñones y el corazón”, detallan los expertos de Mayo Clinic.

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, explica que una alimentación balanceada es fundamental para combatir la diabetes. Recomienda que se incluyan diversos alimentos de todos los grupos:

  • Frutas y vegetales.
  • Granos integrales como trigo integral, arroz integral, cebada, quinua y avena.
  • Proteínas, como carnes magras, pollo, pavo, pescado, huevos, nueces, frijoles, lentejas y tofu.
  • Productos lácteos descremados o bajos en grasa como leche, yogur y queso.

Asimismo, también señala que se deben hacer algunos cambios importantes como moderar o evitar el consumo de algunas bebidas y alimentos, los cuales tengan un contenido elevado de carbohidratos. Algunos de estos son:

  • Alimentos azucarados como dulces, galletas, pasteles, helados, cereales endulzados y frutas enlatadas con azúcar agregada.
  • Bebidas con azúcares añadidos, como jugos, refrescos regulares y bebidas deportivas o energéticas regulares.
  • Arroz blanco, tortillas, panes y pastas, especialmente los elaborados con harina blanca.
  • Verduras con almidón, como papas blancas, maíz y guisantes.

Tipos de diabetes:

  • Diabetes tipo 1: este tipo de diabetes es la menos común. Se puede presentar en cualquier edad, pero la suelen padecer, por lo general, niños, adolescentes o adultos jóvenes. Se caracteriza por una producción deficiente de insulina, el cuerpo no produce o produce en cantidades mínimas. Para esta diabetes se requiere de inyecciones diarias de insulina (la hormona que transporta la glucosa) . Aún no se conoce la causa médica de esta enfermedad y tampoco se puede prevenir, debido al poco conocimiento que se tiene sobre ella. Algunos de los síntomas de este tipo de diabetes es hambre constante, pérdida de peso, trastornos de la visión , excreción excesiva de la orina y fatiga.
  • Diabetes tipo 2: este tipo de diabetes es el más común. Por lo general se presenta en la edad adulta (sobrepeso), sin embargo, en la actualidad se presenta cada vez más en los niños. En esta enfermedad el cuerpo es resistente a la insulina y no usa como debería. Aunque se diagnostica en adultos con obesidad, no todas las personas con diabetes tipo 2 son obesas. Esta enfermedad tiene síntomas similares a los de la diabetes tipo 1, pero se presentan de forma silenciosa. En algunos casos, las personas no saben que tienen diabetes de este tipo y se les diagnostica mucho tiempo después, lo que aumenta los riesgos y las complicaciones en el organismo.
  • Diabetes gestacional: este tipo de diabetes aparece en el embarazo. Esta enfermedad aumenta el riesgo de que se presenten complicaciones en parto. Al mismo tiempo de que la madre y el hijo presenten diabetes de tipo 2 en un futuro.