alimentación consciente

Los errores que se comenten al desayunar e impiden adelgazar después de los 50

Cumplir esta edad representa una etapa de reconciliación y planteamiento de metas, como bajar de peso. Para ello, se debe desayunar de manera consciente, ¿qué se necesita saber?


La alimentación es indispensable para que el organismo obtenga energía a través de la síntesis de proteínas y nutrientes que obtienen varios productos, en especial las frutas y las verduras. Se sabe que una persona debería comer tres veces al día: desayuno, almuerzo y cena, pero nutricionistas dicen que la primera comida es la más importante de toda la jornada.

Teniendo en cuenta estimaciones compartidas por la Clínica Alemana, cuando un sujeto omite el desayuno, su rendimiento físico e intelectual se ve comprometido de forma negativa. La primera comida del día es importante porque el organismo puede llevar un lapso de hasta diez horas sin recibir ningún alimento, así que disminuyen los índices de azúcar.

Desayunar es necesario, pero hay quienes no comen porque desean adelgazar e incluso existe un grupo poblacional que después de los 50 años cometen uno que otro error a la hora de ingerir los principales alimentos de la mañana.

Después de los 50 hay diferentes crisis y una de ellas podría ser por cuestiones físicas, pues no todas las personas ven las celebración de la edad como una época de alegría.

Con el paso del tiempo, expertos en salud indican que el cuerpo tiende a cambiar por factores hereditarios, sexo y demás, por lo que una de esas trasformaciones se puede dar en el aumento de peso.

La revista Vogue consigna que los 50 años son una etapa de reconciliación y planteamiento de metas, donde prima una autocontrol y, gracias a la experiencia, muchos saben lo que realmente quieren. En este caso, adelgazar.

De acuerdo con el portal de Alma, Salud y Vida (ACV) los expertos aseguran que a partir de los 50 años se debe evitar consumir productos sin azúcar en la primera comida del día, es decir, el desayuno.

Si lo que una persona busca es empezar de cero, bajando de peso o, en general, cuidando su organismo, los conocedores del tema también dan a conocer que se deben alejar de la comida con un alto contenido de carbohidratos, puesto que estos suelen carecer de fibra.

Melissa Mitri, nutricionista especializada, detalla en Eat This, Not That que quienes suelen comer procesados en el desayuno están haciendo que se incremente el deseo de ingerir “más azúcar y se coma en exceso más tarde”.

En vista de lo anterior, lo mejor, después de cumplir 50 años, es adoptar una dieta rica en proteínas, grasas y fibra. Esto se recomienda porque “ayudan a mantener la masa muscular magra para un metabolismo saludable”.

Entre los productos que más se aconseja consumir para desayunar, la especialista recomienda yogur griego natural, la mantequilla orgánica y los frutos secos.

Hay quienes consideran a la granola una opción saludable para desayunar, pero Mitri da a conocer que “a menudo se promociona como ‘natural’, ‘baja en sodio’, ‘no transgénica’ o ‘sin gluten’, lo que suena saludable, pero lee la etiqueta de los ingredientes; a menudo está cargada de azúcar”, ese es uno de los errores más comunes para elegir un menú después de los 50 años.

De hecho, la nutricionista comparte una cifra: “Hay 13 gramos de azúcares añadidos por tres cuartas partes de una taza de granola”, claro está que eso pasa si su cuadro nutricional lo demuestra.

Para reemplazar la granola, los especialistas sugieren tomar una fibra comiendo frutas y verduras.

En conclusión, cuando se consumen alimentos de azúcar a primera hora del día, estos “no mantienen la sensación de saciedad y aportan muchas calorías con pocas vitaminas y minerales beneficiosos”.

  • Dato de interés: La Clínica Alemana precisa que el desayuno debe cubrir el 20 % de las necesidades energéticas diarias y, por eso, la idea es que se consuma a más tardar dos horas después de haber despertado.
Noticias relacionadas