vida moderna

Los mejores alimentos para evitar la hinchazón en el cuerpo

Es importante conocer los tipos de hinchazón en términos médicos, prestar atención a las señales de alerta y considerar incorporar a un equilibro alimenticio el consumo de un par de productos naturales.


El comportamiento del cuerpo depende de varios signos, los cuales están ligados a la salud de las personas y sus hábitos. Si bien es cierto que no todos los organismos son iguales, hay un síntoma que gran parte de la población mundial experimenta y es la hinchazón.

Teniendo en cuenta datos recopilados por el Manual MSD, el cuerpo tiende a incrementar su volumen por la retención de líquidos, pero este es un factor diferente a las razones por las que alguien sube de peso en algunos casos.

Al haber exceso de líquido en los tejidos, se acumula en una parte generalizada como el vientre o en las extremidades u otras partes del organismo, explican los expertos.

Una persona tiene mayor riesgo de hinchazón en su cuerpo cuando debe permanecer en cama y hay momentos en los que este signo aparece de la nada, por lo que hay que prestarle atención.

Por su parte, la Sociedad Americana de Cáncer da a conocer que la hinchazón también puede ser catalogada en términos médicos como edema, puede darse por la retención de sal y agua debido a ciertos medicamentos, agregan.

El diagnóstico de los expertos en salud indican que también hay una afectación por hinchazón conocida como linfedema y esta “ocurre porque se bloquean o se extirpan los ganglios linfáticos y provoca que el flujo linfático se vea afectado”.

Sumado a esto, otro tipo es la ascitis, la cual es “un exceso de acumulación de líquido en el vientre (abdomen) debido a la presión de los tumores”, detalla el colectivo internacional.

Varios blogs de salud, entre ellos, el de los Centros de Prevención para las Enfermedades de los Estados Unidos, detallan que una hinchazón debe ser atendida porque, según su localización en el organismo, puede provocar:

  • Dificultad para respirar, especialmente al momento de dormir.
  • Agrandamiento de extremidades.
  • Sensación de rigidez en las manos al cerrarlas.
  • Hinchazón del abdomen con aspecto rígido.
  • Dificultad para ponerse un pantalón.
  • Intoxicación por abuso de consumo de medicamentos.
  • Altos niveles de sal en el cuerpo.
  • Desórdenes alimenticios por falta de la incorporación de una dieta saludable.

Respecto a la última variable, la alimentación siempre ha sido una necesidad para el ser humano, pero también una alternativa para mejorar y trabajar la salud.

Supermercado / alimentos / compras
Los alimentos naturales y orgánicos son los más beneficiosos para la salud. Foto: Getty Images - Foto: Getty Images

Al tratarse de la hinchazón, el portal de Alimente + dice que para evitar este signo en el organismo se recomienda ingerir tomates, espárragos y pepinos. Este trío de productos se caracterizan por tener propiedades diuréticas y purifican el organismo de sustancias poco beneficiosas, como los altos niveles de sodio.

Por su parte, el blog de Mundo Deportivo incorpora a la lista el perejil, una hierba que se recomienda tomar en bebidas e incorporar a varias preparaciones en la cocina, como ensaladas y sopas.

La Federación Española de Nutrición (FEN) dice que por cada 100 gramos de perejil se duplican las dosis de vitamina C que necesita una persona por día.

Una investigación realizada por un grupo de la Universidad de California establece que la vitamina C ayuda a desinflamar o mitigar la hinchazón del cuerpo. En ese sentido, el perejil no es el único alimento con alta presencia de este nutriente, también está la naranja, la coliflor, la guayaba y el kiwi.

El análisis científico, publicado en la Biblioteca Nacional de los Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) asegura que “la proteína/vitamina C es un biomarcador antiinflamatorio”.

Para terminar, Alimente + añade que las creencias populares japonesas suelen tratar la hinchazón con alimentos fermentados como el kéfir, el chucrut, el kimchi, el té kombucha o las ciruelas umeboshi.

Nota: antes de tomar la decisión de ingerir alguno de estos alimentos de manera constante, se recomienda acudir con un médico o nutricionista que apruebe su ingesta.